casa-fresca-verano

10 consejos para mantener la casa fresca en verano

casa-fresca-verano

Afuera ya hace calor y los próximos meses las temperaturas seguirán subiendo. Es fundamental que tengamos en cuenta los peligros que supone el calor excesivo: deshidratación, golpes de calor, desmayos, etc. Por ello es necesario tomar medidas para mantener a raya el calor dentro de los hogares. Aquí te dejamos algunas recomendaciones para mantener la casa fresca en verano.

¿Cómo mantener la casa fresca en verano?

1. Cierra las ventanas y baja las persianas

En los días muy calurosos, el calor se cuela directamente a través de las ventanas y lo hace como si no hubiera nada en absoluto, las ventanas son incapaces de controlar el calor. Sin embargo, los toldos, las pérgolas y los árboles de hoja caduca son especialmente buenas opciones, porque te dan sombra en verano y sol en invierno. También podrías considerar la posibilidad de colocar láminas reflectantes que hacen que los rayos del sol reboten y no penetren en la casa. Esto funciona bien en verano pero significa que tendrás menos sol en invierno.

2. Establece una estrategia de abrir y cerrar

Cierra las ventanas y las cortinas en los días calurosos y ábrelas por la noche cuando haga más fresco. Si tienes parte de la casa especialmente difícil para mantener frescas, te recomendamos que cierres la puerta de esa habitación para que no se caliente el resto de la casa.

3. Usa un ventilador

En lugar de encender el aire acondicionado tan pronto haga calor, espera y usa un ventilador. Más tarde, cuando haga demasiado calor para el ventilar, prueba ambos en conjunto, aire acondicionado y ventilador, para ayudar a mover el aire frío alrededor de la habitación.

4. Pon el termostato a 26 ºC

El exceso de calor puede hacer que quieras llegar a los 20 ºC, pero se trata de mantener tu hogar a una temperatura confortable, no de que tengas que ponerte más ropa porque tienes frío debido al aire acondicionado. No te olvides de que cuanto más trabaje el aire acondicionado, más alta será tu factura eléctrica.

5. Enfría solo la habitación donde estés

De este modo ahorrarás una gran cantidad de energía. Cierra las puertas de esa habitación y sella las posibles fugas, especialmente los bajos y marcos de las puertas. Así mantendrás la habitación fresca por más tiempo.

6. Aísla tu casa lo máximo posible

Esto no solo te ayudará a estar fresco en verano, sino que también conseguirás que la casa esté caliente en los meses de invierno. Además, tu factura de la luz se reducirá considerablemente.

7. Pasa el rato fuera de casa

Evidentemente no en las horas del mediodía, cuando el calor en la calle es insoportable, pero sí por la tarde o cuando esté anocheciendo. Si tienes terraza aprovéchala para cocinar en la barbacoa, siempre será mejor hacerlo al aire libre que dentro de la cocina.

8. Cambia las sábanas

La ropa de cama de invierno ya no nos sirve. Di hasta luego a las sábanas de franela y a las colchas de lana. Ahora es tiempo de las sábanas de algodón, que transpirar mejor y mantiene la frescura.

9. Usa plantas para decorar tu casa

Además de un elemento decorativo ayudan a crear flujos de aire dentro de la casa y generan oxígeno. Recuerda que en verano necesitan ser regadas con más frecuencia.

10. Cuida tu aire acondicionado

Si tienes un sistema de aire acondicionado, cuídalo bien. Asegúrate de que la unidad interior está a la sombra y limpia los filtros regularmente. Si es necesario, contrata un servicio de mantenimiento de aire acondicionado.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Doce − uno =