¿Cómo influye el cambio de hora en el ahorro de energía?

cambio-hora-ahorro-energia

 

La madrugada del  29 al 30 de octubre las agujas del reloj se atrasarán una hora; a las 3.00 serán las 2.00. Es en ese momento cuando nos preguntamos cómo influye el cambio de hora en el ahorro de energía ya que muchas veces nos parece una acción molesta sin excesivas repercusiones positivas, ¿es realmente así?

El cambio de hora se remonta a inicios del siglo pasado. Fue entonces cuando Alemania empezó a retrasar la hora con la finalidad de poder ahorrar carbón durante la I Guerra Mundial y muchos países vecinos copiaron la medida.  En el caso de España, se abandonó en los años 50 y se volvió a introducir con ocasión de la primera crisis del petróleo, cuando muchos países decidieron adelantar sus relojes para aprovechar mejor la luz solar y disminuir su consumo energético.

Actualmente, el cambio horario se aplica en 70 países de todo el mundo. En Europa, donde es de obligada aplicación, desde 1981, el cambio de hora siempre se realiza el último domingo de marzo –se adelanta una hora el reloj- y el último domingo de octubre –se atrasa-. Y desde el año 2001, cuando el Parlamento Europeo y el Consejo Europeo aprobaron  la Novena Normativa, que es la que regula el cambio de hora, y se estableció como indefinida.

Cómo influye el cambio de hora en el ahorro de energía

Se ha hablado mucho sobre que el cambio de hora beneficia al comercio, a la práctica de actividades lúdicas diurnas, etc. Sin embargo parece que no está clara su incidencia positiva en la agricultura, la productividad, o, incluso, sobre la salud. Y tampoco hay acuerdo en lo que se refiere al ahorro de energía.

Los defensores

Según el Instituto para la Divulgación y Ahorro de la Energía, dependiente del  Ministerio de Industria, Energía y Turismo  en octubre de 2015 esta medida de obligado cumplimiento podría haber supuesto un ahorro del  5%; es decir, 300 millones de euros teniendo en cuenta los precios de mercado vigentes en el momento.

Según el citado estudio, de esa cantidad,  90 millones  corresponderían  al potencial de los hogares españoles, lo que supone un ahorro de 6 euros por hogar; mientras que los otros  210 millones de euros restantes se ahorrarían en los edificios del terciario y en la industria.

Se advierte, no obstante, que para que este ahorro de energía sea factible es importante que los ciudadanos realicen un consumo responsable de energía que debe mantenerse durante todo el año.

Este estudio también concluye que el cambio de hora tiene impactos positivos no sólo sobre el ahorro sino sobre otros sectores como el transporte, las comunicaciones, la seguridad vial, las condiciones de trabajo y los modos de vida, la salud, el turismo o el ocio.

Los detractores

Los estudiosos críticos con el cambio de hora alegan que los estudios que se han hecho sin incompletos y contradictorios.  La misma Comisión Europea, en distintos informes publicados, ha asegurado que el cambio de hora que se realiza en primavera supone un ahorro poco significativo. Y, añade que, a pesar de que hay informes que establecen que hay países en los que puede llegar a alcanzar medio punto sobre el consumo del país, también hay publicaciones que defienden que su efecto es nulo e, incluso, negativo.

En el ámbito europeo cabe destacar, también, que se realizó una encuesta a estados miembros y hasta 13 contestaron que con el horario de verano sí que se reduce el consumo de energía pero no se puede cuantificar.

Incluso hay quien afirma que en el cambio de hora estival se produce un aumento de energía eléctrica por la mañana.

Tipos de radiadores de calefacción

tipos-rdiadores-calefaccion

Una de las principales decisiones que tenemos que tomar a la hora de elegir un sistema de climatización, es la elección de los tipos radiadores de calefacción queremos instalar. También es importante definir el modelo y la potencia térmica para cada uno de ellos, teniendo siempre  en cuenta la carga térmica del lugar donde se van a situar

Un radiador de agua  –también los hay eléctricos-  es un dispositivo que tiene como función emitir calor para subir la temperatura del espacio en el que está ubicado. Su funcionamiento es sencillo: el agua caliente entra al radiador procedente de una fuente generadora de calor, como, por ejemplo, una caldera, y ésta intercambia la energía procedente del agua con la del ambiente. Es decir, el radiador intercambia calor entre dos medios.

Los motivos para optar por los radiadores de calefacción son múltiples. Entre las argumentaciones más comúnmente esgrimidas encontramos  la ecología, la eficiencia, la adaptabilidad y la seguridad. Y, también, otros argumentos como la velocidad de respuesta, ya que producen calor muy rápido, y su versatilidad para incorporarlos en cualquier espacio.

Además de la apariencia exterior, los radiadores de calefacción de agua se tipifican en función del material con el que están fabricados.

 

¿Qué tipos de radiadores de calefacción existen?

 

Radiadores de calefacción de aluminio

Tal como indica su nombre, la característica básica y esencial de este tipo de radiador es que está fabricado en aluminio.

Entre sus aspectos positivos cabe destacar que son ligeros, se calientan rápido y son más económicos que otros tipos de radiador como, por ejemplo, los radiadores de función. Como aspecto negativo se acostumbra a destacar que se enfrían con rapidez.

Radiadores de calefacción de fundición

Este tipo de radiadores,  hechos con hierro fundido,  son quizá los más conocidos porque son los que se ponían en las construcciones de los años 70 y 80 y todavía hoy se siguen usado en casas y lugares públicos con rediseños innovadores.

La ventaja de este tipo de radiador es que es muy resistente y conserva el calor mucho tiempo. A la vez, cabe tener en cuenta que tardan más en calentarse, son pesados y su coste es más elevado que los fabricados con aluminio o acero.

Radiadores de calefacción de chapa de acero

La peculiaridad de estos radiadores reside en que el fabricante debe aportar la potencia calorífica por metro de panel  y, por tanto, tienen la ventaja de que se puede jugar mucho con la longitud y la altura. Entre sus aspectos positivos también podemos destacar que son los más económicos en precio y se calientan enseguida. Su instalación, no obstante, es más compleja que la de otros tipos de radiadores de calefacción.

Radiadores de baja temperatura

Estos radiadores actualmente están en expansión porque responden a  la necesidad de ahorrar energía y cumplir la legislación sobre eficiencia energética.

Al ser de baja temperatura normalmente necesitan se calientan de forma mucho más rápida que un radiador convencional. Como es de suponer, comportan un ahorro de energía importante que el usuario enseguida notará en su factura. Contrariamente, el precio de los radiadores acostumbra a ser superior al de los radiadores convencionales.

Hay quien también considera radiadores de calefacción los invectores de acero o acero inoxidable.  Éstos no son propiamente radiadores pero tienen en común que emiten calor con un circuito de agua caliente.

A la hora de escoger radiador debemos tener en cuenta qué es más importante para nosotros. Por ejemplo, si para nosotros prima lo estético escogeremos un tipo de radiador muy diferente que si nuestra finalidad es calentar una superficie acristalada muy amplia.

 

individualizar-calefaccion

Cómo cambiar de calefacción central a individual

individualizar-calefaccion

A partir del 1 de enero de 2017, según  la Directiva Europea de Eficiencia Energética 27/2012/UE, todos los edificios que cuenten con un sistema de calefacción central tendrán que instalar dispositivos de medición individual. Si tu casa está entre las más de unas 1,7 millones que hay en España en esta situación, a continuación encontrarás información sobre los diferentes sistemas de calefacción central existentes y cómo se debe cambiar de calefacción central a individual para estar dentro de la legalidad.
Leer más

reutilizar-basura

5 creativas ideas para reutilizar la basura

reutilizar-basura

El reciclaje es un tema de vital importancia en nuestro día a día: la cantidad de basura que generamos sigue creciendo cada año. Los vertederos están sobrecargados, algo que no solo es perjudicial para el medio ambiente, sino que también un efecto negativo en la propia salud humana. Debemos tener claro que los vertederos están destinados a residuos que no pueden reciclarse, convertirse en abonos o utilizarse para generar energía.
Leer más

gas-natural

Calefacción de gas natural o gasoil, ¿cómo ahorro más?

gas-natural

Multitud de hogares en Cataluña tienen su sistema de calefacción y agua caliente mediante caldera de gasoil. Muchos nos hemos preguntado si resultaría rentable el cambio de la vieja caldera de gasoil a una de gas natural. ¿Qué ventajas y qué inconvenientes tendría cada tipo de combustible?
Leer más