Por qué cada vez hay más personas alérgicas

Por qué cada vez hay más personas alérgicas

Por qué cada vez hay más personas alérgicas

Las alergias y las intolerancias están a la orden del día. Hay quién cree que se trata de una moda. Pero, ¿es así o, como defienden los profesionales, un verdadero problema de salud? ¿Cuáles son las causas de que cada vez haya más personas alérgicas o intolerantes?

La doctora Marcela Santaolalla Montoya, jefa del departamento de alergología del Hospital Universitario Madrid Sanchinarro, explica al periódico ABC que la alergia es una respuesta exagerada e inapropiada de nuestro sistema inmunitario a sustancias que, para la gran mayoría de personas, son inocuas.

La especialista defiende que el número de personas afectadas por alergias y/o intolerancias es muy alto a nivel mundial y no deja de crecer año tras año. Se calcula que, en la actualidad, en el mundo entre un 30% y un 40% de personas se encuentran afectada. En el caso del Estado español, se calcula que una de cada cuatro personas padece algún tipo de trastorno alérgico. Una cifra que se estima que continuará creciendo en los próximos años.

Por qué cada vez hay más personas alérgicas

Según la doctora responsable del departamento de alergología del citado hospital, no obedece a un único motivo. Los más destacables son:

  • Predisposición genética. En este sentido, hay evidencias médicas de genes asociados a enfermedades alérgicas se transmiten de padres a hijos.
  • Mecanismo epigenético. Estos son los factores que pueden actuar provocando modificaciones a lo largo de los años. Éstos, sin variar la secuencia del ADN pueden afectar a la expresión de los genes.
  • Factores ambientales. En un entorno altamente industrializado y contaminado como el nuestro las alergias proliferan con más facilidad.

En este sentido, las alergias son más comunes en las grandes ciudades con altos niveles de polución que en zonas rurales. También se considera que han contribuido y contribuyen a la mayor proliferación de alergias la gran cantidad de aditivos que actualmente encontramos en la comida.

Otros factores que pueden tener que ver con la percepción de que hoy en día hay más personas alérgicas es que actualmente hay un mayor diagnóstico de este tipo de enfermedades.

cocinar-en-el-lavavajillas

Cómo cocinar en el lavavajillas

cocinar-en-el-lavavajillas

Ante la feroz subida de la factura de la luz que hemos sufrido los últimos años, se ha agudizado el ingenio. Algunas de las soluciones para conseguir un uso efectivo de la energía pasa por cocinar en el lavavajillas e, incluso, en la cafetera.

De hecho, siguiendo la esencia de esta técnica, se puede cocinar en cualquier electrodoméstico que emita calor. Y, en este sentido, ya hay personas que cocinan en la lavadora o en la cafetera americana. De esta manera ahorran y consiguen cocinar de manera ecológica y económica.

De dónde surge la idea de cocinar en el lavavajillas

La pionera de esta técnica fue Lisa Casali, que sacó al mercado el libro “Cocinar en el lavavajillas”. A partir de la publicación de este libro, que evidentemente sorprendió a muchos, muchas personas se han ido sumando a esta técnica de cocina tan efectiva energéticamente y la han ido ampliando y perfeccionando.

Cómo tenemos que cocinar en el lavavajillas

Este sistema o técnica se basa en el aprovechamiento del tiempo y la temperatura de los distintos ciclos de lavado del lavavajillas. En el transcurso de éste debemos introducir en el electrodoméstico un tarro de vidrio que cierre herméticamente con los ingredientes que deseamos cocinar en su interior. Una vez terminado el lavado, la comida estará lista.

Ventajas de cocinar en el lavavajillas

Los defensores de cocinar en el lavavajillas argumentan que esta técnica proporciona una cocción lenta y a temperatura homogénea, lo que aporta al plato más aroma y sabor. Defienden, por ejemplo, que el salmón cocinado a baja temperatura queda muy sabroso y con una textura exquisita muy similar a la del foie.

Como punto positivo también se debe destacar que este tipo de cocina evita los malos olores propios de la cocina tradicional.

Cabe tener presente, no obstante, que este tipo de cocina no está pensada para principiantes. Es así porque cocinar a bajas temperaturas tiene el riesgo de que haya bacterias que no sean eliminadas. Es por este motivo que es muy importante que los frascos que se utilizan cierren herméticamente a la perfección.

Con esta técnica se pueden cocinar todo tipo de alimentos, incluso postres y repostería.

caldera de gas, calentador de agua y termo eléctrico

Cuál es la diferencia entre caldera de gas, calentador de agua y termo eléctrico

caldera de gas, calentador de agua y termo eléctrico

A priori, la diferencia entre caldera de gas, calentador de agua y termo eléctrico parece muy evidente. No obstante, cada uno de ellos ofrece unas características específicas que pueden hacer que se adapten o no a nuestras necesidades.

Caldera de gas

La caldera de gas nos sirve tanto para tener agua caliente sanitaria como para mandar agua caliente a los radiadores de la calefacción. Hay algunas calderas que no sirven para calentar el agua sanitaria, pero son pocas.

A pesar de que han existido otros tipos de caldera, como las atmosféricas, que actualmente no se usan porque, al coger el oxígeno del interior de la casa, suponen un riesgo para la salud, las que predominan hoy en día son la caldera de gas estanca, la caldera de gas estanca Bajo Nox y la caldera de gas estanca de condensación.

Las calderas de gas estancas son cajas blancas ancladas en la pared con unas medidas que suelen rondar los 80 centímetros de altura, por 40 cm de alto y 30 centímetros de profundidad. Se llaman calderas estancas porque, a diferencia de las atmosféricas, la cámara en la que se realiza la combustión está sellada de forma estanca. Las chimeneas de estas calderas cogen el oxígeno del exterior y, una vez realizada la combustión en la cámara estanca, expulsan el monóxido de carbono al exterior. Necesitan, por tanto, un tubo bidireccional.

Las calderas de gas estancas de Bajo Nox son calderas con bajas emisiones de monóxido de carbono. El precio es más elevado que el de las estancas pero los últimos años han tenido éxito gracias a la cada vez mayor consciencia medioambiental.

Y, por último tenemos las calderas de gas estancas por condensación. Éstas son, en la actualidad, las más eficientes del mercado porque, gracias a que aprovechan la energía del calor latente de los gases quemados en la combustión, consiguen un rendimiento mayor al 100% y esto se ve reflejado en la factura energética con un ahorro de hasta el 30%.

Calentador de agua

El calentador de agua es estéticamente similar a la caldea de gas, aunque más pequeño, y también requiere de chimenea.

Su función, como ya hemos indicado, es calentar agua caliente sanitaria. Su funcionamiento es muy sencillo: se pone en marcha cuando encendemos cualquier grifo de la vivienda. En ese momento un quemador calienta el agua y la envía al grifo que hemos abierto. Este proceso no es inmediato; se tarda unos segundo en adquirir la temperatura deseada.

Termo eléctrico

La función del termo eléctrico también es calentar agua caliente sanitaria y, al contrario que la caldera y el calentador de gas, no dispone de chimenea.

El funcionamiento de este aparato, que acostumbra a ser de forma cilíndrica, también es muy sencillo. Tiene una resistencia que, cuando está lleno el tanque, se encarga de calentar el agua y mantenerla a la temperatura deseada.

En el caso del termo eléctrico el agua llega más pronto al grifo a la temperatura deseada. Pero, por el contrario, si se vacía el termo tenemos que esperar a que se vuelva a calentar. No tiene capacidad para emitir agua caliente constantemente.

informe del mercado de la climatización

Informe del mercado de la climatización 2016

Informe del mercat de la climatització

 

El año 2016, como ya venía sucediendo los anteriores, se mantuvo la tendencia al crecimiento del mercado de la climatización. Según datos publicados por la Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización (AFEC) el sector creció un 7.88% respecto al año anterior.

 

La Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización lleva realizando un informe sobre el sector basado en un estudio de mercado desde el año 1997. Actualmente éste es una referencia para el sector de la climatización y la fuente de datos estadísticos más importante que existe.

 

El informe incluye tres subsectores:

 

  • Máquinas
  • Tratamiento y distribución
  • Regulación y control

 

Mercado de la climatización 2016

 

Según los datos publicados por la Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización, el 2016 este mercado facturó más de 972 millones de euros.  Éstos de distribuyeron de la diferente manera dentro de los subsectores:

 

  • 759 millones de euros corresponden al sector máquinas
  • 91 millones de euros, al de tratamiento y distribución de aire
  • 121 millones de euros, al de regulación y control.

 

El subsector que más crecimiento en facturación experimentó fue el de tratamiento y distribución de aire. Éste facturó un 9.05% más que en 2015. El de máquinas creció un 7.74% respecto al mismo período del año anterior. Y, finalmente, el de regulación y control, un 6.33%.

 

El sector de Máquinas incluye un sector destinado a mercado residencial y doméstico en el que están incluidos:

 

  • Equipos transportables y de ventana
  • Equipos de pared, suelo, techo, unidades sencillas y multis hasta 6 kW
  • Equipos de Conductos < 6 kW
  • Cassettes < 6 kW
  • Fancoils (20%)

 

La facturación de 2016, según los datos aportados por las empresas que han participado en el citado estudio,  para este subsector es de 305,25 millones de euros. Esto supone un incremento del 6,65% con respecto al año anterior. En cuanto a unidades vendidas, las cifras aportadas por los fabricantes hablan de 662.702 unidades.

 

Impuesto al sol

Qué es el impuesto al Sol

Impuesto al sol

Mucho se está hablando últimamente del impuesto al Sol, pero ¿en qué consiste? ¿A quién beneficia? ¿A qué se debe la polémica? A continuación explicamos en qué consiste este impuesto y en qué situación se encuentra.

En qué consiste el impuesto al Sol

El impuesto al Sol es el nombre con el que se conoce el pasaje de respaldo, recogido en la Ley del Sector eléctrico de 2013. Éste obliga al consumidor a contribuir de manera adicional y por partida doble (ya que ya lo paga como potencia en su factura eléctrica) a los costes y servicios del sistema por la energía autoconsumida.

En el Real Decreto aprobado en octubre de 2015, se establece que las placas instaladas antes de esta fecha deben estar regularizadas e incluir el impuesto al Sol. Anteriormente, los usuarios de energía fotovoltaica usaban energía de la red eléctrica cuando les hacía falta y el excedente lo vendían. Con la nueva situación, los usuarios tienen que pagar por cada placa solar que posean.

Se prevén sanciones entre los 6 y los 60 millones de euros a los usuarios con paneles no regularizados.

Posicionamiento de los partidos políticos respecto al impuesto al Sol

Todos los partidos a excepción del Partido Popular (PP) y Foro Asturias se han unido en contra del Real Decreto de Autoconsumo y su famoso impuesto al Sol. El pasado mes de enero los partidos políticos Podemos, Ciudadanos, PSOE, ERC, PNV, la antigua CiU, Bildu, Coalición Canaria, Nueva Canaria y UPN firmaron una proposición de ley que registraron el Congreso para eliminar el impuesto al sol y, por ende, favorecer el autoconsumo energético.

El texto que firman pide, según el diario El Confidencial:

  • Retirada de los cargos sobre la energía fotovoltaica autoconsumida.
  • Reducción de las sanciones que impone el decreto al 10% de la facturación anual.
  • Hacer más fácil la gestión burocrática de los excedentes.

Este texto fue rechazado por el Gobierno el pasado mes de marzo. Los motivos esgrimidos para el rechazo son económicos. Argumentan que el autoconsumo representa el 2% del volumen total. Esto supone, según El Economista, 220 millones que no se negociarían en el mercado regulado. Y añade que sin contar éstos se produciría una merma de 74 millones en la recaudación fiscal entre el impuesto de generación (15 millones), el IVA (48 millones) o el impuesto especial de electricidad (11 millones).

Se considera que los beneficiarios de esta ley, que castiga el autoconsumo eléctrico, son las compañías eléctricas.

Calefacción radiante por agua o electricidad

Calefacción radiante por agua o electricidad. ¿Cuál es mejor?

Calefacción radiante por agua o electricidad

La calefacción radiante, como hemos visto en artículos anteriores, es un sistema que consiste en la emisión de calor por parte de tuberías instaladas debajo del suelo. En este artículo abordamos las ventajas y desventajas de la calefacción radiante por agua o electricidad.

Calefacción radiante por agua o electricidad. ¿Cuál elegir?

Características de la calefacción radiante por agua

La instalación de este tipo de calefacción consiste esencialmente en la emisión de calor por parte de agua caliente sanitaria que circula por tuberías insertadas en la placa de hormigón que conforma el suelo. La superficie de calor, por tanto, es muy amplia.

  • A pesar de no ser un sistema lento, tarda más en calentar la casa que otros tipos de calefacción porque la caldera tiene que calentar el agua que correrá por los tubos que calentarán la casa.
  • La temperatura se puede regular con termostatos a través de una centralita.
  • Para alcanzar una temperatura de confort se deben alcanzar entre 35 y 40 grados centígrados en el circuito.
  • Este sistema, que requiere de caldera, es un circuito continuo único que. Mediante válvulas de zona, permite la individualización.
  • No tiene un impacto tan grande en nuestra factura energética como los sistemas eléctricos.

Características de la calefacción radiante por electricidad

La instalación se realiza mediante un circuito de cable o malla calefactora que se coloca encima de una lámina aislante convirtiendo el suelo de la habitación u oficina en una gran fuente de calor uniforme.

  • No requiere de caldera y, a priori, su instalación es más fácil.
  • Es un tipo de calefacción que no requiere ningún tipo de mantenimiento.
  • Es fácil detectar las averías y, una vez detectadas, simplemente se tiene que levantar la baldosa de donde se encuentre la avería para arreglarla.
  • Este sistema de calefacción puede ser individualizado por estancias mediante termostatos individuales.
  • Es un sistema de calefacción de baja temperatura (entre 25 y 29 grados centígrados) y alto confort.
  • Se considera un sistema de calefacción seguro.
  • Calienta las estancias rápidamente porque el lugar en el que se produce el calor es en el que se recibe.