calefaccion encendida

¿Es perjudicial dormir con la calefacción encendida?

calefacción encendida

Con las frías y largas noches de invierno muchas personas optan por no apagar las calderas y los radiadores. La mayoría de los hogares ya encienden la calefacción durante el día, pero al llegar la noche nos surge cada año la misma pregunta: ¿es conveniente dejar la calefacción encendida mientras estamos durmiendo? A continuación, te explicamos si esta acción es beneficiosa o no para nuestro cuerpo.

Efectos de la calefacción encendida durante la noche

La clave para un sueño efectivo está en mantener una temperatura constante y adecuada durante el descanso nocturno. El exceso de calor en el dormitorio al mantener la calefacción encendida puede dificultar o interrumpir el sueño.

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), insiste en el hecho que la temperatura de la habitación tiene importancia porque incide en la calidad del sueño. El frío o el calor extremo pueden provocar microdespertares que alteran el ritmo natural del mismo.

El cuerpo tiene una temperatura constante durante el día que es ligeramente superior a la temperatura de la noche. Durante la fase REM del sueño, que es la más profunda, se produce un mayor descenso de la temperatura corporal. Si la habitación en la que dormimos tiene un ambiente muy caluroso, podemos alterar el ritmo de la temperatura corporal. Este hecho produce que el sueño se vuelva más superficial y tengamos estos microdespertares.

Por ello, los médicos aconsejan que la temperatura idónea de la habitación en la que se duerma vaya entre los 18 y los 22 grados. Con una temperatura constante no alteraremos nuestro organismo y tendremos un sueño de calidad.

Utiliza ropa adecuada para dormir

En referencia a la ropa que utilizamos en la cama, se da por hecho que la manta ha sido sustituida por el edredón nórdico. Éste es mucho más ligero que la manta y, además, conserva mejor el calor en la cama.

Si utilizamos pijamas de algodón para dejar transpirar el cuerpo mientras dormimos, conseguiremos un efecto positivo en el sueño. Lo importante en el momento de dormir es evitar que nos despertemos y romper así la fase completa del sueño.

ahorrar en calefacción

Trucos para ahorrar en calefacción estas navidades

ahorrar en calefacción

Con el invierno, llega irremediablemente el frío y para combatirlo nada mejor que encender la calefacción. Si abusamos de la calefacción, nos podemos llevar alguna sorpresa con la factura. Algunos métodos son más eficaces que otros, pero con unos sencillos trucos podremos ahorrar en calefacción estas navidades.

Medidas para ahorrar en calefacción

A continuación, te damos unos detalles básicos para que los apliques en tu casa y poder ahorrar en calefacción estas fiestas:

Renovación de la caldera

Si nuestra caldera es antigua, lo más recomendable es cambiarla. Si lo que queremos es un buen ahorro, actualmente existe en el mercado gran variedad de calderas eficientes. Éstas consumen muy poca energía y cuando recibamos la factura lo agradeceremos.

Sustituir las ventanas

Las ventanas son un foco importante de pérdida de calor del hogar. Si nuestra casa es antigua, lo mejor es cambiarlas por unas actuales. Si se escapa calor por ellas, provoca que tengamos que subir más la calefacción y ponerla más tiempo para calentar la casa.

Utilizar alfombras

El calor también se puede ir a través del suelo. Si lo quieres evitar, es aconsejable poner alfombras.

Cerrar las habitaciones

Cerrar las habitaciones permite que el calor se concentre en las zonas donde más nos interesan. Con esta simple acción conseguiremos tener una sensación de confortabilidad mucho antes. Las estancias vacías, como los pasillos, no deben consumir el calor del hogar.

Mejorar el aislamiento de la casa

El frío se puede filtrar por diferentes partes de la casa. Por eso, reforzar el aislamiento térmico de las paredes nos permite ahorrar en calefacción. Otra alternativa es pintar las paredes con colores que reflejen la luz para mantener más el calor.

No tapar los radiadores

En días con mucha humedad se suele utilizar los radiadores para secar la ropa. O se esconden los radiadores en muebles de decoración. Estos dos hechos impiden que el calor llegue a todos los puntos de la casa y, además, se incrementa el consumo de energía.

Purgar los radiadores

Cuando comienza el invierno, es recomendable sacar el aire acumulado en los radiadores. Si no se hace, al menos una vez al año, provoca que tengamos que subir la potencia de la calefacción para caldear la casa.

Mantener una temperatura adecuada

Es preferible mantener una temperatura constante que estar apagando y encendiendo la calefacción. Lo mismo ocurre si se sube de golpe la temperatura porque provoca un gasto mayor.

Poner la calefacción solo cuando estamos en casa

Si no estamos en casa, no es recomendable dejar la calefacción encendida. Podemos controlarla, siempre que el sistema lo permita, con algún programa de encendido automático. También se recomienda apagar la calefacción durante la noche.

Hacer las revisiones anuales de la caldera

Con un buen mantenimiento de la caldera nos aseguraremos un máximo rendimiento de la misma. Calentará más eficazmente la casa.

mitos sobre el ahorro de energia

¿Qué verdades y mitos sobre el ahorro de energía en el hogar conoces?

mitos sobre el ahorro de energia

Con el precio de la energía tan elevado, las familias necesitan reducir su consumo. Es una manera de ahorro, y el único modo de hacerlo, es apostar por medidas de eficiencia energética. El problema es que, entre tantos buenos consejos, muchas veces se cuelan falsos mitos. Es la hora de desmontar estos falsos mitos y conseguir un hogar lo más eficientemente posible. Por eso, os queremos mostrar qué verdades y mitos sobre el ahorro de energía corren por la red.

Verdades sobre el ahorro de energía

1. El aislamiento, tanto para el frío como para el calor, es fundamental.

VERDADERO. Un buen aislamiento de ventanas y puertas es capaz de lograr un gran ahorro en la factura. Además, con este consumo eficiente ayudamos a preservar el medio ambiente. Se recomienda contar con sistemas de doble acristalamiento, buenas carpinterías o materiales de primera calidad.

2. Los termostatos programables ayudan a disminuir el gasto en la factura.

VERDADERO. Recurrir a termostatos programables asegura encontrar el hogar a la temperatura perfecta cuando estamos en casa. Es una manera eficiente de contribuir en el cuidado del medio ambiente y, además, contribuir a reducir el consumo.

3. Los filtros de los electrodomésticos influyen en el gasto de energía.

VERDADERO. Cada vez más los electrodomésticos inteligentes avisan de cuándo se necesita una limpieza de filtros. Realizar periódicamente las revisiones, ayudará tanto a alargar la vida útil del electrodoméstico como a reducir el coste de la factura energética.

Falsos mitos sobre el ahorro de energía

1. Para disminuir el consumo energético se necesita invertir mucho dinero.

FALSO. No hay que invertir gran cantidad de dinero para poder ahorrar y hacer un hogar más eficiente energéticamente. Con pequeños gestos se pueden conseguir excelentes resultados:

  1. Bajar el toldo a las horas de más incidencia
  2. Abrir las ventanas para ventilar el hogar (unos 10 o 15 minutos al día)
  3. Utilizar las persianas para regular mejor la temperatura

2. Dejar los aparatos eléctricos en standby no consume.

FALSO. Cualquier aparato eléctrico que se deje de utilizar, pero siga enchufado a la corriente, seguirá consumiendo. Hablamos del cargador del móvil, el del ordenador, el de la tablet, etc. Pasa lo mismo con algunos de los electrodomésticos que tenemos permanentemente conectados: sandwicheras, microondas o televisor.

3. Las bombillas de bajo consumo son más caras y no ahorran tanto.

FALSO. Es cierto que el precio de las bombillas de bajo consumo es mayor pero, a la larga, son una buena inversión. Llegan a consumir un 80% menos que las bombillas incandescentes y tienen una vida más larga.

Siguiendo estos consejos, conseguiremos un hogar más eficiente y sobre todo, más respetuoso con el medio ambiente.