casa-verano

5 consejos para preparar tu casa para el verano

casa-verano

Otro año más el calor se acerca y ya está llamando a nuestras puertas. Eso significa piscinas, domingo perezosos y barbacoas en abundancia. Pero antes de ponerte las chanclas y dejarlo todo por un día de playa, ten en cuenta que vas a necesitar aislar tu casa del calor que se aproxima este verano. ¿No sabes por dónde empezar? No te preocupes, te hemos preparado una lista de tareas pendientes para ayudarte a empezar.

Comprueba el funcionamiento de los aparatos de aire acondicionado

Antes de que llegue el calor de verdad, es muy recomendable que realices una inspección del sistema de aire acondicionado. Cambia los filtros y plantéate la posibilidad de contratar una empresa especializada para haga la revisión y el correspondiente mantenimiento. Ellos también se asegurarán de que tu casa no tiene grietas por donde se escape el frío.

Tu terraza está esperando que la mimes

Tras estos meses de frío y, sobre todo, con las lluvias de las últimas semanas es posible que tu terraza no esté en sus mejores condiciones. Dale un repaso a todos los muebles y pinta las paredes para evitar la aparición de humedades. Mejora la decoración y, si eres de bien comer, instala una barbacoa. ¡Nada mejor para las noches de verano!

Dale color a tu casa

Es posible que te apetezca cambiar la decoración, de los colores oscuros del invierno a la alegría y calidez del verano. Piensa en los blancos suaves, azules claros, amarillos pálidos y verdes que recuerden a la naturaleza. No hace falta gastarse una fortuna, ni cambiarlo todo. Con añadir unos cojines, marcos, mantas, flores o jarrones tendrás más que suficiente y notarás cómo el cambio te aporta alegría.

Ventila por las mañanas y por las noches

No te olvides de abrir las ventanas de vez en cuando. Deja que el aire fresco entre por las mañanas y por las noches. También es recomendable ventilar durante el día si tu vivienda dispone de ventilación cruzada, que básicamente consiste en la ventilación natural de la casa generando corrientes naturales al abrir al mismo tiempo ventanas opuestas. Así renovarás el aire y dejarás que el polvo, los ácaros y otras partículas se vayan. Si os apetece leer más sobre este tema, aquí os dejamos un artículo dedicado en exclusiva a la ventilación.

Minimiza el uso de luces y electrodomésticos

No te excedas bajando las persianas en un intento de ponerle freno al calor porque si generas demasiada penumbra te verás obligado a encender las luces. De este modo, no solo estarás emitiendo más calor sino que además tendrás que pagar más en la factura eléctrica. Deja que la luz se cuele lo suficiente por las rendijas de las persianas.

Los electrodomésticos también emiten calor. Especialmente el horno, el lavavajillas, la lavadora o la secadora. Es mejor si los utilizas en las horas de menos temperatura atmosférica y cuando no tengas que quedarte en la cocina.

Y tú, ¿cómo preparas tu casa para el verano?

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =