aire-acondicionado-correcto-funcionamiento

6 medidas para utilizar el aire acondicionado correctamente

aire-acondicionado-correcto-funcionamiento

En los meses de verano, necesitas que tu aire acondicionado funcione correctamente. Aquí te dejamos algunos consejos para utilizar el aire acondicionado correctamente y sacarle el máximo partido en términos de confort y ahorro de energía.

Bloquea la luz solar

El calor del sol puede incrementar significativamente la temperatura del interior de tu hogar. Cerrar las ventanas y bajar las persianas durante el día pueden ser medidas muy útiles para mantener el calor fuera de tu casa. También puedes optar por instalar toldos o, si tienes jardín, plantar árboles para dar sombra.

Cierra las ventanas

Mientras el aire acondicionado esté funcionando, las ventanas deben estar cerradas. Esto parece algo muy lógico, sin embargo muchas personas optan por abrir las ventanas de ambos extremos de la casa para generar corriente de aire y, en cambio, lo único que se consigue es dejar entrar el aire caliente y húmedo.

El aire acondicionado funciona, en parte, mediante la eliminación de la humedad del aire. Si continuamos con las ventanas abiertas, solamente estamos añadiendo humedad y, de esta forma, el aire acondicionado tendrá que esforzarse más (gastando más energía) en secar el ambiente.

Deja el aire acondicionado encendido

Algunas personas solamente encienden el sistema de climatización por la noche para ahorrar electricidad. Esta medida puede ser fantástica si la temperatura no es muy alta. Pero es una mala idea con un calor extremo.

Al apagar el aire acondicionado durante las horas de más calor, la humedad y el calor entrarán en la casa y se acumularán allí. Cuando encendamos el aire acondicionado por la noche, este deberá trabajar con mayor intensidad para eliminar todo ese calor y humedad generados durante el día. Le costará mucho más tiempo y recursos.

Comprueba los filtros

Si se obstruyen los filtros, el sistema de aire acondicionado no funcionará correctamente. Recuerda cambiar o limpiar los filtros con la frecuencia recomendada por el fabricante, por lo general una o dos veces durante los meses de mayor intensidad de uso.

No enciendas el horno

Incluso si el horno está cerrado, un horno añade tanto calor al ambiente como frío puede generar el aire acondicionado en la misma cantidad de tiempo. Si tienes terraza o jardín, utiliza las barbacoas exteriores y si no, siempre puedes optar por ensaladas, que además de no necesitar calor para cocinarse, te refrescarán. De lo que se trata es de no cocinar en el interior de la casa cuando las temperaturas sean muy altas.

Reduce al máximo la humedad

No añadas más humedad al ambiente. Enciende los extractores cuando te duches y utiliza los aparatos de agua caliente como el lavavajillas o la lavadora por la noche.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 3 =