¿Calderas de Condensación? Si, gracias.

Una alternativa muy buena a los métodos tradicionales de calefacción son les calderas de condensación. Se trata de aparatos de alta eficiencia energética, gracias a los cuales se puede ahorrar un 30% en energía. Estas calderas se benefician de la calor latente en la combustión en hacer un cambio de estado pasando de gaseoso a líquido, obteniendo todos los ventajas de la energía generada en esta combustión.

Ventajas de las calderas de condensación:
  • Ahorro en la factura del gas

    Gracias a que las nuevas calderas te permiten conseguir un ahorro energético que se encuentra entre el 15% y el 30% de la factura total.

  • Más eficiencia energética

    Ya que la clase de tecnología que estas utilizan les permite aprovechar por completo el poder calorífico del combustible que se ha utilizado (es decir, el P.C.S). De otra manera, hace falta decir que las calderas que no son de condensación solamente usan una parte más pequeña de este poder calorífico (el P.C.I). De manera que les calderas de condensación aprovechan también no solo la calor sensible, sino también la calor de combustión latente.

  • Menos emisiones de CO2 i NO

    Esta tipología de calderas reducen estas emisiones de manera considerable, gracias a su mejor sistema de combustión, a su alto rendimiento y su inferior consumo de combustible.

  • Muy silenciosas

    La cual cosa permite reducir la contaminación acústica y es de agradecer para los que la estén utilizando.

  • Con cambiador de calor

    especialmente diseñado para producir un rendimiento más elevado y generar menos partículas que contaminen la atmosfera.

Normativa de etiquetaje energético

Finalmente, decir que este tipo de producto tiene un mantenimiento mucho más sencillo, efectivo y en consecuencia más económico. Por todas estas razones, a partir de septiembre de 2015, estará prohibido fabricar cualquier caldera que no sea de condensación.

Es más, siguiendo la legislación de la Comisión Europea a partir de esta fecha deberán cumplir con la normativa energética de Diseño Ecológico (Erp) y la de etiquetaje energético. La normativa Erp, establece requisitos mínimos de eficiencia energética, emisiones de gases NO y de niveles de ruido para los equipos de calefacción que se fabriquen o instalen en Europa. El objetivo de esta normativa es la de conseguir los protocolos internacionales de reducción de emisiones de CO2.

La normativa de etiquetaje energético, tiene como objetivo dar información sencilla al consumidor sobre la eficiencia de los productos de calefacción que compra. La idea final es incentivar la compra de los productos más eficientes.

Tienes más dudas? Ponte en contacto con nosotros
Nom (*)

Telèfon (*)

Adreça (*)

Província

Cognoms (*)

e-mail (*)

Població (*)

Codi postal

Comentaris

Accepto que RoigSat guardi les meves dades, amb caràcter confidencial i segons la legislació vigent de protecció de dades. Veure avís legal.

(*) Camps Obligatoris