Cómo mantener una buena climatización en invierno

radiador

Cuando llega de verdad el frío invernal, como está pasando estos días, es el momento en que muchas familias se preocupan por cómo ahorrar en calefacción y reducir las facturas de su consumo en gas y electricidad.

A continuación te damos algunas claves para mantener una buena climatización en invierno aprovechando al máximo el calor generado evitando malgastarlo.

  1. Un buen aislamiento: para evitar pérdidas de calor y conseguir que éste se conserve dentro de la habitación, es imprescindible contar con un buen aislamiento. De esta manera, no necesitaremos aumentar la potencia y/o el consumo de nuestra caldera. Una cuarta parte de la energía producida en el hogar se destina a suplir el calor que se pierde por las rendijas de las ventanas. Instalar un doble cristal puede reducir ésta pérdida a la mitad.
  2. Un buen mantenimiento del sistema de calefacción: imprescindible para averiguar si nuestros radiadores tienen pérdidas de presión. Por ello es necesario purgarlos regularmente, para aprovechar al máximo el calor que emiten.
  3. Mantener la temperatura entre 16º y 20º: no es necesario mantener la vivienda a una temperatura constante, la podemos ir adaptando según nuestra presencia en el hogar. La Organización de Consumidores y Usuarios de España (OCU) aconseja mantener una temperatura de 20 grados durante el día y 16 grados durante la noche. “Por cada grado que se baja la temperatura, se ahorra un 8% de energía”, señala la OCU, respecto a mantener el termostato a 20ª. Lo que no se recomienda en invierno es apagar la calefacción completamente y dejar que las habitaciones se enfríen. Es un falso mito. Bajar la temperatura por la noche a 16º supone un ahorro del 13% respecto a mantener la calefacción encendida a 20º.
  4. Para una buena regulación de la temperatura, lo mejor es instalar un crono termostato. Podremos programar la temperatura para mantener la vivienda entorno los 16º cuando no haya nadie en casa, y programar que aumente hasta 20º o 21º antes de que lleguemos. Otra buena manera de mantener la climatización del hogar es distribuir el calor, cerrando las puertas y la calefacción de las estancias que no se utilizan.
  5. Un uso inteligente de las persianas: si vivimos en un lugar con buena irradiación solar, debemos aprovechar el calor natural que entra por la ventana para calentar las estancias y consumir así menos calefacción. De noche, en cambio, debemos bajar las persianas para minimizar la pérdida del calor acumulado durante todo el día.
  6. A medio plazo, podemos plantearnos instalar paneles solares térmicos que acumulen calor en un depósito. Ello nos permitirá ahorrar hasta un 40% en calefacción y un 70% en agua caliente.
  7. Usar reflectores: Se trata de unas láminas flexibles, con una fina espuma aislante y una superficie metálica plateada, que se sitúan entre la pared y el radiador. Funcionan como un espejo, evitan que el calor se difunda a la pared y lo reconducen hacia el radiador. Colocar paneles reflectantes permite un ahorro entre el 10% y el 20%.

Estos 7 breves consejos te ayudaran a reducir el consumo energético de tu hogar y mantener una buena climatización en invierno. Por ahorro, por comodidad, por bienestar: confía en Roigsat.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + diecinueve =