cortinas

Cómo elegir las cortinas perfectas para ahorrar en luz

cortinas

Puede parecer una cuestión trivial, meramente decorativa. Sin embargo, la elección de las cortinas es muy importante para la iluminación de las habitaciones e incluso para ahorrar en electricidad.

Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a escoger el estilo más adecuado para tu hogar.

¿Por qué una cortina?

Antes de decidirte por un tipo de cortina, sería bueno que pensaras cuál va a ser la función del cuarto, cuánta luz necesitas que entre por la venta y qué nivel de privacidad quieres. Piensa también en las vistas que tienes a través de la ventana y decide si prefieres camuflarla, sin bloquear la luz, o prefieres un tipo de cortina que te permita realzar esas vistas del exterior.

Elige el tipo de cortina

Una vez que tengamos claro para qué vamos a usar la cortina, empezaremos a definir los detalles. Con tantos modelos que existen, es difícil decidirse por un tipo de cortina para cada ventana. Podemos elegir entre visillos y cortinas, persianas, estores, bandós o panales japoneses.

Si tu objetivo es que la habitación esté lo más iluminada posible, la opción más funcional son los visillos y cortinas, que suelen estar hechos de telas ligeras o semitransparentes. Si buscas una opción decorativa, práctica y que te ahorre en electricidad, combina visillos con cortinas agrupados a los lados, ya sea con un recogido o sueltos. La combinación de visillos y cortinas contribuye a aislar la casa del frío, y en verano evita que entre demasiado sol y permite mantener la casa más fresca.

Las persianas y los estores son una buena opción para habitaciones que reciben la luz del sol directa en las horas de más calor. Su principal ventaja es que te permiten regular fácilmente la intensidad y dirección de la luz.  Si quieres bloquear la luz por completo, escoge un estor opaco.

Las cortinas cortas tipo café, por el contrario, cubren solamente la mitad inferior de la ventana y ofrecen la combinación perfecta de luz y privacidad. Son ideales para usarlas en las ventanas de la cocina o el baño.

Elegir la tela adecuada

Dar con el tejido adecuado es un aspecto fundamental para que nos permita dejar pasar la luz requerida. En habitaciones con poca iluminación, es conveniente una cortina ligera y translúcida, que permita entrar la luz dando intimidad. En cambio, en zonas expuestas a una gran cantidad de luz solar, son necesarias cortinas más gruesas para evitar el exceso de calor en los meses de verano.

Una combinación interesante es utilizar una cortina ligera detrás de otra con más cuerpo, para disponer alternativamente de una u otra dependiendo de la necesidad de oscuridad o luz, pero siempre resguardando la privacidad.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + cuatro =