Consejos para evitar los resfriados y la gripe

Tendemos a pensar que nos resfriamos o cogemos la gripe a causa del frío. Pero no es así. Esta afirmación sólo es certera porque el virus que produce los resfriados y la gripe resiste más con temperaturas bajas. Pero la gripe y el resfriado se transmiten a través del contacto directo. A continuación encontraréis una serie de consejos para evitar los resfriados y la gripe teniendo en cuenta esta premisa.

Consejos para evitar los resfriados y la gripe

Partiendo de la base que los constipados y la gripe se transmiten por contacto directo las medidas que debemos tomar para evitarlo deben estar basadas, sobretodo, en la higiene. No obstante, es importante señalar que todo el mundo que viva en sociedad está expuesto a estas enfermedades. Sólo un ermitaño podría evitarlas.

A continuación listamos algunos de los consejos más prodigados por especialistas en la materia:

Lavarse las manos

Al contagiarse por contacto directo, es esencial mantener las manos limpias porque éstas son con las que más cosas tocamos y, por ende, un foco de posible infección muy grande. Pues debemos tener en cuenta que, por ejemplo, cuando nos agarramos a la barra del autobús podemos llevarnos con nosotros los virus de las personas que lo han tocado anteriormente. Lo mismo que sucede cuando nos saludamos con alguien estrechándonos la mano

En este sentido, es importante que realicemos una limpieza completa con agua y con jabón. No es suficiente con pasarse un poco de agua.

Evitar tocarse la cara

La boca, la nariz y los ojos se considera que son las zonas más sensibles para la entrada de organismos no deseables. De hecho, se cree que los niños pequeños se resfrían más que los adultos porque tienen más tendencia a tocarse la cara.

Intentar evitar los espacios cerrados

En relación con el primer punto, en los espacios cerrados con gran afluencia de gente como hospitales, aeropuertos, centros comerciales, transporte público, etc., al ser lugares cerrados con mucha afluencia de gente, las posibilidades de contagio son mayores.

Descanso y tranquilidad

Dormir las horas adecuadas e intentar llevar una vida relajada y sosegada también influirá muy positivamente en el hecho de no coger resfriados ni gripes.

Es así porque el descanso influye positivamente en nuestro sistema inmunológico, que es lo que nos hace ser más resistentes a los ataques de virus y bacterias. En contra de nuestro sistema inmunológico, que debemos mantener fuerte, juegan el alcohol y el tabaco. Y, a favor, el hecho de llevar una dieta sana y equilibrada.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + cuatro =