optimizar el funcionamiento

Cómo optimizar el funcionamiento de tu bomba de calor

optimizar el funcionamiento

 

Tener una bomba de calor en tu hogar es significado de tener el equipamiento perfecto. Gracias a su alta versatilidad, la podemos usar tanto para el invierno como para el verano. Pero, ¿qué mantenimiento necesita este tipo de aparatos? A continuación, os damos las claves para optimizar el funcionamiento de tu bomba de calor. Con un simple mantenimiento podrás gozar de él en todas las estaciones del año. ¡Porque lo importante es estar confortable en casa!

Guía practica para optimizar el funcionamiento de tu bomba de calor

Para sacarle mayor partido a tu aparato de calor y de frío, solamente te hace falta un mínimo de mantenimiento. La mejor manera de optimizar el funcionamiento de tu bomba de calor es siguiendo estos pasos:

Realizar las revisiones legales periódicas

Según el Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio, sobre la normativa de instalaciones térmicas en edificios, todos los elementos que conforman los equipos de aire deben revisarse con cierta periodicidad.

Mantener limpias todas las piezas del aparato

Para el correcto funcionamiento de la bomba de calor es esencial la limpieza periódica de los filtros. Si al encender el aparato, notamos que calienta o enfría menos de lo habitual, deberemos preocuparnos de los filtros. Seguramente estén llenos de suciedad, polvo u otra obstrucción.

 

La manera de limpiar los filtros es muy sencilla. Se deben extraerse con el aparato apagado y limpiar con abundante agua y jabón neutro. Tras aclararlos para eliminar cualquier rastro de jabón, deben dejarse secar completamente. Una vez secos ya se pueden colocar en su posición inicial. Se recomiendo no usar cepillos u otro tipo de utensilios para la limpieza, ya que pueden deformar la trama de los filtros y reducir su vida útil. Debes saber que la suciedad depositada en los filtros es foco de malos olores. Por lo que la necesidad de limpiarlos no es solo por su buen funcionamiento, sino para evitar también malos olores o la proliferación de bacterias.

 

No solo los filtros se deben limpiar. La unidad exterior también necesita limpiezas periódicas porque el aparato está expuesto al polvo, polen, contaminación y otras sustancias. Cabe destacar que en las zonas costeras se deberá tener un control y mantenimiento mayor debido a la corrosión que provoca la salinidad del ambiente.

Desinfectar los conductos

Para evitar problemas alérgicos u otro tipo de sensibilidad respiratoria, se recomienda desinfectar periódicamente los conductos de aire del aparato. Esta limpieza y desinfección se puede realizar mediante productos higienizantes o bacteriostáticos.

Mantenimiento ante la inactividad del aparato

Cuando la bomba de calor de deja de utilizar por un periodo largo de tiempo, sobre todo tras el verano, se aconseja secar bien los conductos del aire. Es la manera de evitar que proliferen microorganismos que se alimentan de la humedad. Para poder realizar esta acción sólo tenemos que poner en marcha el aparato en el modo “ventilador” durante unas horas. El propio aire que circula en los conductos eliminará la humedad depositada en ellos.

orientación de tu hogar

Ahorro energético según la orientación de tu hogar

orientación de tu hogar

Para encontrar bienestar y confort en el hogar, la mayoría de los usuarios afirman que un buen equipo de aire acondicionado para los meses calurosos y un buen sistema de calefacción para los días fríos del invierno son imprescindibles. A la hora de elegir qué sistema es el que más nos interesa, se debe tener en cuenta la orientación de tu hogar para apostar por las soluciones de climatización más eficientes.

 

La orientación de tu hogar no es el único factor que determina la temperatura ambiente, pero sí es uno de los más determinantes. Los datos demuestran que la orientación de la casa puede suponer un ahorro de energía importante (hasta del 70%). Recorriendo los cuatro puntos cardinales que explicamos a continuación, podremos dar con algunas recomendaciones para que tu vivienda sea lo más acogedora posible.

Ahorra energía dependiendo la orientación de tu hogar

Los cuatro puntos cardinales van a marcar la elección de los sistemas de climatización en dependencia de las siguientes características:

Norte

El principal problema que presenta una vivienda con orientación norte es el frío en invierno. En cambio, durante el verano, el sol sólo incide por la mañana y al atardecer. En este tipo de viviendas es importante contar con un buen aislamiento en ventanas y puertas. El principal gasto energético se debe a la calefacción durante los meses más fríos.

Sur

Las viviendas con orientación sur reciben durante las cuatro estaciones del año una fuerte influencia del sol, tanto en luz natural como en calor. Contrariamente al caso anterior, el principal gasto en energía se debe al aire acondicionado. Para ahorrar un poco en la factura de la luz, se recomienda estudiar en qué estancias de la casa se pasa más tiempo a lo largo del día para colocar un sistema de climatización efectivo. Además, nunca se debe obviar la activación de un modo nocturno de refrigeración para conciliar mejor el sueño. Si con estos consejos todavía se padece calor dentro de la vivienda, se debería priorizar la instalación de toldos en terrazas y ventanas para evitar la incidencia directa de los rayos del sol.

Este

Estas viviendas reciben luz y calor del sol durante todo el año entre el amanecer y el mediodía. Los inviernos suelen ser más cálidos, más llevaderos, gracias a que calientan la vivienda buena parte de la mañana. En cambio, durante el período de más calor, se hace imprescindible el uso del equipo de aire acondicionado.

Oeste

Las viviendas orientadas al oeste suelen ser muy cálidas. El sol incide durante todo el año desde el amanecer hasta el atardecer. Por este motivo, en invierno se genera un ambiente agradable y el gasto en calefacción se reduce en comparación con las demás orientaciones. Mientras que en invierno se mantiene la casa medianamente caldeada, de cara al verano ocurre el efecto contrario. La incidencia directa del sol es tan grande que es interesante impedir la entrada del calor con toldos, estores, etc. Probablemente no sea suficiente y se necesite de un sistema de aire acondicionado.

cambio climático

Medidas para reducir el cambio climático

cambio climático

Uno de los grandes problemas que existe en la actualidad es el cambio climático. Es una situación a largo plazo. Por lo tanto, no sólo afecta a la generación actual, sino que también las futuras sufrirán sus consecuencias.

 

La responsabilidad para realizar acciones y estrategias para combatir este problema global reside en los Gobiernos y en las grandes instituciones. Aunque cabe destacar que los ciudadanos juegan un papel muy importante para combatir el cambio climático. Si aplicamos pequeños cambios en nuestro día a día, podemos ayudar a reducir nuestro impacto de forma significativo.

Medidas para ayudar contra el cambio climático

A continuación, te mostramos pequeñas acciones que puedes realizar en tu día a día para ayudar a combatir en la lucha contra el cambio climático:

Utilizar tecnologías eficientes

Delante de la elección de electrodomésticos u otro tipo de tecnología, debemos decidir aquellos que tenga mayor eficiencia energética. Es una manera de reducir el consumo de energía y de hacer un mejor uso de los recursos naturales que disponemos.

No abusar de un recurso preciado, el agua

Otro elemento imprescindible es el agua. Es un producto de primera necesidad, ya que afecta tanto en la supervivencia, como en las industrias y actividades económicas. Por lo tanto, es un recurso importante que debe regular su uso. Así ayudaremos en la preservación del medio ambiente y el mantenimiento de la biodiversidad.

Comprar lo imprescindible, duradero y local

Es difícil concienciar a la gente de comprar lo que realmente necesita. El hiperconsumismo o la cultura del “usar y tirar” afecta directamente al medio ambiente, generando gases de efecto invernadero y contaminando los hábitats naturales. Por este motivo, se recomienda comprar productos de cercanía, locales y nacionales, para evitar el transporte desde los lugares de origen. Esta simple acción puede reducir la huella del CO2 en la atmosfera.

Reciclar los residuos

La principal cosa que podemos hacer para reducir nuestro impacto es la gestión adecuada de la basura que producimos. Es importante reciclar todo lo que sea posible, tanto en la separación del tipo de basura como aquellos objetos que no se pueden introducir en la basura. En este caso se debe llevar los electrodomésticos, baterías o aceite de cocina a un punto de recogida o punto verde.

Transporte público o privado no contaminante

El impacto medio ambiental del transporte es un problema global. El aumento del número de vehículos privados afecta gravemente a esta situación. Por este motivo se están aplicando medidas para dar salida al transporte público en vez del vehículo privado. Con esta acción se consigue reducir las emisiones CO2 y gases contaminantes. Otra opción es utilizar un vehículo 100% eléctrico.

No desperdiciar comida

El sector de la alimentación es otro responsable directo de la producción de gases de efecto invernadero y de la reducción de la masa forestal en el planeta. Al aprovechar mejor la comida, se puede reducir la necesidad de producción.

 

Gracias a la aplicación de estas medidas, podemos aportar nuestro granito de arena al medio ambiente. ¡Demostremos que somos una parte activa en la lucha contra el cambio climático!

gas en casa

Precauciones a tener en cuenta con el gas en casa

gas en casa

El gas en casa es una fuente de energía que proporciona calefacción, agua caliente y permite cocinar. Es un servicio básico que mejora la calidad de vida de las personas. No obstante, si no se usa adecuadamente y bajo unos controles, podría llegar a ser peligroso para todas las personas cercanas. Por ello, hay que tomar una serie de precauciones para garantizar el buen funcionamiento. Los riesgos del gas en casa para las personas son:

  1. Es una sustancia inflamable
  2. Su inhalación es tóxica para el organismo

Consejos de mantenimiento

  1. Realizar un contrato de mantenimiento de la caldera con el servicio técnico o con un instalador autorizado. La normativa vigente obliga a una revisión cada dos años.
  2. Importante cuidar los aparatos e instalaciones de gas, así como mantener siempre una limpieza regular. Los conductos no deben usarse para colgar cuerdas, ropa u otros utensilios.
  3. Llamar al servicio técnico del aparato si se tiene la intención de modificar los conductos de salida al exterior. Si entre las obras se pretende acristalar una terraza o el tendedero, dejar abiertas al exterior las rejillas de ventilación.
  4. Si se detectan anomalías de funcionamiento, lo primer a hacer es avisar al servicio técnico del fabricante o a una empresa instaladora autorizada.
  5. Es recomendable cerrar la llave general de paso del gas en caso de ausencias prolongadas del domicilio como, por ejemplo, en vacaciones.

Uso del gas en la cocina

  1. Comprobar siempre el estado de la llama. Debe ser una llama estable, silenciosa y de color azul. En caso que no cumpla estas tres descripciones, es síntoma de algún problema. Además, si humo de la llama mancha la base de las ollas también es síntoma de una mala combustión.
  2. A la hora de cocinar, tener mucho cuidado con el derramamiento de líquidos y las corrientes de aire. Piensa que la llama se puede apagar dejando el quemador abierto y acumulando gas en la cocina, lo que es perjudicial para el organismo.
  3. Mantener los quemadores de la cocina a gas siempre limpios utilizando productos no abrasivos porque puedes perjudicar el metal del quemador. Si se acumulan residuos a su alrededor también es un factor que impide una buena combustión.

Si huele a gas en casa

  1. La primera cosa que debes hacer es no encender ningún aparato eléctrico, encender o apagar los interruptores de la luz, fumar o llamar por teléfono. La chispa eléctrica que se desprende de estos aparatos podría provocar una explosión dentro del recinto donde se percibe el olor.
  2. Abrir puertas y ventanas para ventilar la estancia.
  3. Segundo paso importante es cerrar los mandos del aparato y la llave general de paso de gas. Deben quedar perpendiculares con la tubería.
  4. Llamar al servicio de atención de urgencias.
  5. Hasta que un profesional no haya reparado la instalación, nunca abrir la llave de paso general de gas.
superalimentos

¿Qué superalimentos existen para prevenir las alergias?

superalimentos

El grueso de consultas al médico recae en las reacciones alérgicas que una vez u otra sufrimos. Este problema de salud es una respuesta inmunológica a ciertas sustancias del entorno: polvo, polen, animales domésticos, alimentos, insectos, entre otros. Los expertos afirman que una buena alimentación es clave para combatir las alergias. Por este motivo, queremos compartir este listado de superalimentos que pueden evitar que una simple alergia se convierta en un problema de salud mayor.

Dónde puede afectar la reacción alérgica

Una reacción alérgica puede afectar a diferentes órganos del cuerpo humano: la nariz, los pulmones, la garganta, senos, orejas, revestimiento del estómago o de la piel. Además, se presenta con diferentes síntomas, como secreción nasal, estornudos, picazón, ojos rojos y llorosos, urticaria, asma, entre otros.

Superalimentos para prevenir las alergias

Los alimentos ayudan a fortalecer el sistema inmunológico. Con esto se reducen las posibilidades de sufrir cualquier tipo de alergia. Por este motivo, te presentamos estos superalimentos para ayudar a tu sistema inmunológico.

Manzanas

La quercetina, presente en las manzanas, es responsable de fortalecer el sistema inmunológico y proteger el cuerpo contra las reacciones alérgicas. Se recomienda consumir una manzana al día.

Cúrcuma

Es una especia muy beneficiosa para la salud. Su ingrediente activo, la curcumina, es un poderoso antioxidante y posee una acción antiinflamatoria. Basta con mezclar una cucharada de cúrcuma en polvo en leche una vez al día.

Ajo

Es uno de los mejores alimentos para fortalecer el sistema inmunológico. Capaz de inhibir la actividad de algunas enzimas que pueden provocar reacciones alérgicas. Poseen propiedades antibióticas, antiinflamatorias y antioxidantes.

Limón

Uno de los alimentos más poderosos. Este cítrico es ideal para prevenir y combatir las alergias de forma natural. Rico en vitamina C y antioxidantes también ayuda a equilibrar el pH del cuerpo.

Cebolla

Con propiedades antibióticas y antiinflamatorias ayudan a prevenir y combatir las reacciones alérgicas. Muy recomendado para casos de faringitis, laringitis e infecciones pulmonares.

Salmón

Este alimento, rico en ácidos grasos omega 3, tiene propiedades antiinflamatorias y ayuda contra las alergias. Su consumo frecuente mejora la salud pulmonar y reduce las reacciones alérgicas.

Té verde

Tiene la capacidad de bloquear el receptor implicado en la producción de la respuesta alérgica. También con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que previenen enfermedades.

Boniato

Contiene betacaroteno, manganeso, potasio y vitamina B. Con potentes propiedades antialérgicas, fortalecer todo el sistema inmunológico.

Jengibre

La raíz de jengibre es conocida por sus múltiples propiedades medicinales. Con poder antiinflamatorio y antibiótico, es capaz de fortalecer el sistema inmunológico, prevenir alergias y problemas respiratorios.

Semillas de lino

Son la mayor fuente vegetal de ácidos grasos omega 3. Previene de las reacciones alérgicas. Se pueden consumir mezcladas en ensaladas, yogur, leche, o jugos naturales, entre otros.

ahorrar energía esta primavera

Consejos para ahorrar energía esta primavera

ahorrar energía esta primavera

 

Para conseguir un consumo eficiente de la energía en el hogar, es fundamental adaptarse a las necesidades concretas de cada estación del año. Por este motivo, con la llegada de la nueva estación, toca cambiar algunos hábitos si nuestra intención es ahorrar energía esta primavera.

Cómo ahorrar energía esta primavera

Adaptando el hogar y el uso de energía a cada estación del año, se puede conseguir un importante ahorro en la factura de electricidad y gas. Por eso, te queremos dar algunos consejos prácticos para ahorrar energía esta primavera. Prepara tu hogar para recibir la subida de temperaturas y el mayor número de horas de iluminación natural.

Ventilar el hogar

La ventilación de los espacios interiores debe hacerse a la hora correcta. La temperatura exterior ideal debe rondar entre los 18 y los 24 grados. Esto se traduce desde las últimas horas de la tarde hasta por la mañana. Además, para evitar los efectos del polen, se recomienda hacerlo a primera hora de la mañana porque es cuando la concentración de este alérgeno es menor.

Evitar las horas de más calor

Antes de tener la intención de encender el aire acondicionado, es mejor bajar las persianas y los toldos. También se pueden echar las cortinas durante el mediodía y las primeras horas de la tarde, cuando el sol irradia más calor. Con estas sencillas acciones, se consigue evitar que el calor del exterior entre en la vivienda. Incluso se puede llegar a conseguir cinco grados de diferencia térmica.

Elegir un sistema de climatización adaptado a las necesidades

Es normal utilizar el aire acondicionado durante los días más calurosos del año. Sin embargo, durante la primavera los días son más templados y, en la mayoría de los días, se recomienda usar el ventilador. De esta forma, el ahorro de energía en un solo día puede llegar hasta el 80%.

Usar bombillas LED

Las bombillas LED, además de ahorrar energía, producen mucho menos calor que el resto de bombillas existentes en el mercado. El cambio de las bombillas del hogar reducirá el calor ambiental del interior y se conseguirá una temperatura más templada en las habitaciones de una manera mucho más rápida y barata.

Usar el aire acondicionado con cabeza

Ya se sabe que en primavera hay días que el calor puede ser sofocante. En estos casos, se hace inevitable encender el aire acondicionado. Por eso es importante configurar la temperatura de manera correcta. Se aconseja regular la temperatura durante el día entre los 24 y los 26 grados. Igualmente, en horario nocturno, no se debe dormir con el aire acondicionado activado. Siempre puedes encenderlo durante un tiempo antes de ir a la cama, pero recuerda apagarlo justo antes de dormir.

alergia primaveral

Cómo prevenir la alergia primaveral

alergia primaveral

Los alérgenos son los causantes directos de las alergias. Estas partículas, suspendidas en el aire, son peligrosas para el sistema inmune y son las culpables de la temida alergia primaveral. Durante esta estación, los síntomas de estas alergias (tos, estornudos, rinitis, etc.) empiezan a proliferar debido a las partículas de polen de la vegetación.

¿Qué es la alergia primaveral?

El mayor causante de las alergias en primavera es el polen. Son diminutos granos emitidos al aire por los árboles, pastos y todo tipo de vegetación con el fin de fertilizar otras plantas. Cuando estas partículas de polen atacan a una persona alérgica, se activan los protocolos de protección.

Síntomas de la alergia primaveral

Los principales síntomas de la alergia primaveral afectan generalmente al aparato respiratorio. Si alguna vez se presentan estos síntomas, lo mejor es consultar con el especialista:

  1. Picor en los ojos o en la nariz
  2. Moqueo acompañado de congestión nasal
  3. Tos, sobre todo después de haber hecho ejercicio físico
  4. Dificultad para respirar
  5. Enrojecimiento en la piel
  6. Lagrimeo
  7. Molestias a la luz
  8. Estornudos

Consejos para prevenir las alergias

Limpiar la casa frecuentemente

Se recomienda pasar la aspiradora una o dos veces por semana. Además, limpiar el polvo con frecuencia con un trapo húmedo que capture el polvo en lugar de dispersarlo con un plumero. Los alérgenos, como el moho y los ácaros, se pueden esconder en muchos rincones de la casa. Considera también la limpieza de los aparatos de ventilación y climatización para eliminar posibles fuentes de alergias de manera más eficiente.

Evitar salir durante el amanecer y atardecer

Son los dos momentos del día con una mayor concentración de polen. Si realizas actividades físicas al aire libre, pero eres alérgico, se recomienda ocupar un espacio cerrado para evitar el polen que circula en el aire. Por eso, lo mejor es programar las salidas y evitar los días de mayor polinización.

Mantener las ventanas cerradas

Cerrar las ventanas de casa y coche son buenos consejos para los alérgicos. En este caso, encender el aire acondicionado puede ayudar a evitar que entre más polen por las ventanas y evitar complicaciones respiratorias graves.

Alejarse lo máximo posible de los alérgenos

Se deben evitar aquellos objetos que puedan almacenar polvo y, además, sacudir los muebles con un paño húmedo. El contacto con perros y gatos también afecta a los alérgicos. El polen se puede aferrar al pelo de los animales y transferirlo dentro de casa.

Evitar tender la ropa en el exterior

Es preferible utilizar la secadora en días con mucha polinización porque éste se puede aferrar a las sabanas y la ropa. Por lo tanto, tender en el exterior durante la primavera es una mala idea para los más alérgicos.

Pulverizar agua en casa

Se puede mejorar el ambiente de la casa pulverizando agua con frecuencia en las habitaciones. Sobre todo en los dormitorio y antes de ir a dormir.

 

Si por el ritmo actual de vida es imposible evitar las alergias de primavera por completo, lo mejor es consultar al especialista para buscar un tratamiento.

mejorar tu salud

Consejos para mejorar tu salud en el trabajo

mejorar tu salud

Para ser más productivos en el trabajo y, a la vez, más felices en la vida personal, hay que tener muy en cuenta nuestra salud. Por eso, queremos proponer algunas ideas sencillas para mejorar tu salud en la oficina.

 

Los estudios revelan que 6 de cada 10 adultos pasan más del 70% del tiempo en una posición sedentaria. Esta posición tiene un efecto negativo sobre el cuerpo en general. Al estar sentados tantas horas, mermamos la capacidad que tiene el cuerpo para procesar grasas. Además, incrementamos su resistencia a la insulina, que es la encargada de procesar los azúcares.

Cómo mejorar tu salud en la oficina

Teniendo en cuenta que pasamos muchas horas en la oficina, queremos explicar los siguientes consejos para mejorar tu salud en el puesto de trabajo.

Olvidarse del tabaco

Es obvio que fumar es malo para la salud. Pero, además, empieza a ser mal visto por muchos compañeros de trabajo. Es una fuente de suciedad en los ceniceros de las entradas de los edificios de oficinas. También constituye una pérdida de horas de trabajo cuando se sale a la calle para echar un cigarro.

Ponerse más de pie

Al hablar por teléfono, intentar hacerlo de pie. Si de verdad preocupa el sedentarismo, siempre existen diferentes tareas que se pueden hacer durante día y que exigen levantarse.

Moverse más

Cuando una persona se siente atada a la mesa y está absorta en los quehaceres, existen pequeños trucos que obligan a moverse más. Por ejemplo, cambiar el vaso de agua por uno más pequeño hace que tengas que moverte más a por agua. Igual con tus compañeros de trabajo; vale más hablar en persona que por correo electrónico.

Subir por las escaleras

No es cuestión de subir y bajar escaleras todo el día. Pero sí se puede intentar una vez al día utilizarlas. Si se practica esto todos los días, se puede mejorar mucho la forma física y sin darse cuenta.

Adoptar una postura correcta frente al ordenador

Los puntos principales son: espalda erguida y estirada, mouse con soporte para la muñeca, teclado ergonómico, pies sobre el suelo y pantalla a 50 centímetros como mínimo, a la altura de la línea de los ojos.

Utilizar el transporte público

La sostenibilidad del planeta depende, en gran medida, del abandono del transporte privado por el público. No sólo se contribuye en su preservación, sino que ayudas a tu salud personal. Al utilizar metro o autobús, inevitablemente te obligas a caminar más, activando la circulación del organismo.

colocar los radiadores

¿Cuál es el mejor sitio para colocar los radiadores?

colocar los radiadores

Los radiadores son emisores térmicos que consisten en un circuito de aluminio, hierro fundido o acero por donde circula el agua caliente. Estos sistemas de calefacción son muy efectivos, pero debemos tener en cuenta algunas precauciones:

  1. No se debe secar ropa encima o cubrir con tejidos
  2. Tampoco se aconseja pintar los radiadores porque la pintura dificulta la transmisión de calor y puede desprender olores
  3. Anualmente es importante purgar los radiadores para eliminar el aire y optimizar su funcionamiento

 

Una vez se han seguido todas estas recomendaciones, si lo que buscamos es la eficiencia de los radiadores, hay que tener muy en cuenta su ubicación dentro de la casa. Colocar los radiadores en los lugares óptimos y tener un mantenimiento adecuado a lo largo del año, va a permitir un ahorro energético y eficiencia óptima de los radiadores.

Dónde colocar los radiadores en casa

Aunque parezca algo del azar, la ubicación de los radiadores tiene su lógica. El principal objetivo a la hora de colocar los radiadores es conseguir el mayor rendimiento de energía posible. A continuación, los lugares más idóneos para su colocación:

Debajo de la ventana

Los radiadores calientan el aire de alrededor que pasa por sus aletas. Este proceso se llama convección. El aire se distribuye por la habitación una vez caliente, por lo que la rapidez con la que se distribuye por la estancia también es importante. Por eso, colocar los radiadores debajo de las ventanas ayuda a una redistribución del aire más rápida. El aire frío que llega por las ventanas se calienta al pasar por encima del radiador, creando una corriente de aire frío y caliente. El frío baja porque pesa más y el caliente sube. De hecho, un radiador colocado debajo de una ventana es un 30% más eficiente.

En paredes interiores

Otra ubicación, pero menos eficiente, son las paredes interiores de la casa. El calor que se transmite a la pared se redirige hacia otras habitaciones y no se pierde. Evitar, en la medida de lo posible, su colocación en paredes que den al exterior. Si no se puede reorganizar su colocación, existen medios para mejorar el rendimiento:

  1. instalar aislantes entre la pared y el radiador
  2. pintar la pared con pinturas aislantes térmicas
  3. colocar reflectantes de calor preparados para este fin.

 

En conclusión, la opción más eficiente es debajo de las ventanas. Eso sí, optar por unas ventanas con cristales dobles para mejorar el aislamiento. En el caso de no poderlo hacer, existen en el mercado diferentes medios para aislar la casa y mejorar el rendimiento de los radiadores.

termostato

La opción más eficiente: termostato digital o analógico

La tecnología siempre ayuda al ser humano a conseguir un mayor confort y una mejoría en su calidad de vida. La calefacción se ha convertido en una necesidad básica, pero es uno de los elementos que disparan el consumo eléctrico en los hogares y las empresas. Por eso es importante el uso del termostato para el control eficiente del sistema de climatización.

 

Mantener la calefacción fija todo el invierno no es eficiente. Las necesidades de calor cambian dependiendo de la temperatura exterior, el horario de uso o el número de personas que ocupen las estancias. A continuación, te explicamos qué tipo de termostato es más eficiente, digital o analógico.

¿Qué tipo de termostato es más eficiente: digital o analógico?

Termostato analógico

 

Los termostatos analógicos tienen una ruleta con la que se puede variar la temperatura a mano. Aunque su uso es muy extendido, a día de hoy, con el desarrollo de las tecnologías, tienen bastantes limitaciones.

 

La temperatura de confort recomendada no debe superar los 21ºC. A esta temperatura se maximiza la eficiencia de los sistemas de calefacción. Por cada grado menos, se consigue un 7% de ahorro en el consumo de la calefacción. Por eso, cuanto más preciso sea el termostato, más fácil será conseguir mayores valores de eficiencia energética. Incluso se puede llegar a ahorrar hasta un 30% en la factura de la calefacción. Pero es importante destacar que los termostatos analógicos no tienen una buena precisión y regular la temperatura de confort es muy restringida.

Termostato digital

 

En la actualidad, la mayoría de los termostatos son digitales. La ventaja es que muestran en la pantalla información más completa y tienen más funciones de control de temperatura. Además, suelen ser a la vez programables. El control será más preciso y el ahorro energético conseguido será mayor.

 

Estos termostatos utilizan las redes WiFi para conectarse a la caldera, de forma que le sacan un mejor partido a la misma. Además, como son programables, también aumentan el confort. La temperatura del hogar se puede regular para adaptarla a un horario programado, de manera que, al llegar a casa, ya se encuentre a la temperatura deseada. Y todo gracias a las aplicaciones que te puedes descargar en el móvil para el control de la calefacción en el hogar.

 

Con los avances tecnológicos, han aparecido nuevos modelos considerados termostatos inteligentes. Éstos incluyen detectores de presencia, geolocalización móvil o sensores de luz natural para aumentar aún más los valores de eficiencia.

 

Elijas digital o analógico, lo importante es no consumir de más. La eficiencia de tu sistema de climatización depende de ello, así que no dudes en plantearte la instalación de algún sistema de termostato digital. Tú y tu bolsillo te lo agradecerán.