domotica

Domótica y cómo ahorrar energía en casa

domotica

Cuando hablamos de domótica nos vienen a la mente esas casas súper inteligentes que aparecen en las películas futuristas: cocinas que nos dejan la comida preparada, neveras que hacen la compra solas, lavabos que se auto limpian, etc. Pero lo cierto es que estamos viviendo esta época. La revolución tecnológica tiene mucho que aportar a nuestro modo de vida, sobre todo en lo que respecta a ahorro energético. Desechemos esa idea preconcebida de “esto solo es para viviendas de lujo”. Con pequeñas inversiones podemos ir introduciendo mejoras en nuestras casas para convertirlas en viviendas inteligentes.

¿Cómo conseguir un ahorro de energía con la domótica?

La domótica ayuda a la vivienda a mantenerse en condiciones de confort durante todo el día y con menos esfuerzo, lo que repercute en un menor gasto energético. Por ello es recomendable que cuando realices algún cambio o pequeña obra en tu vivienda, la empieces a preparar para colocar algunos de estos elementos de domótica:

Sensores de iluminación

Gracias a la domótica podemos controlar mejor el gasto en electricidad. Los sensores de iluminación tienen la capacidad de regular la iluminación de las habitaciones en función de la luz natural que entre desde el exterior. De este modo, se irá regulando automáticamente la cantidad de luz eléctrica necesaria.

Detectores de presencia

Con los detectores de presencia ya no nos tendremos que preocupar de si hemos dejado las luces encendidas. Estos sensores detectan cuando no hay nadie en una habitación y apagan automáticamente las luces.

Termostatos inteligentes

Estos aparatos controlan la calefacción y el aire acondicionado en función de la temperatura interior de la vivienda. Para ello es necesario instalar sensores en todas las habitaciones y en diferentes puntos de la casa para que adapten los aparatos de climatización a la temperatura de confort que hayamos configurado.

Gestión automática de persianas

Podemos programar a qué hora se bajarán y se subirán las persianas. Así como dejarlas en modo automático para su control en función de la radiación solar.

En definitiva, una casa domotizada es aquella que hace un uso eficiente de las instalaciones evitando el derroche energético. La domótica nos abre un amplio abanico de posibilidades mucho más beneficiosas de lo que podemos imaginar. Y, si bien algunas aplicaciones todavía no están al alcance de todos los bolsillos, gracias al interés que empieza a despertar podemos encontrar sistemas a un gran precio.

¿Tienes aplicaciones de domótica instalados en tu vivienda? Te invitamos a que nos cuentes tu experiencia, ¡seguro que ha mejorado la vida!

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 15 =