smart city

Smart city y su gestión de residuos

smart city

 

La ciudad del futuro se caracterizará por la tecnología y el respeto por el medio ambiente. El objetivo es que sus habitantes vivan con más comodidad, conectando todos los elementos de la ciudad para crear una relación más sencilla. Se implantarán sistemas inteligentes de medición de agua y energía; los vehículos eléctricos serán el día a día en las ciudades, pero, ¿cómo se solucionará el problema de los residuos en una Smart city?

 

Gestión sostenible de residuos urbanos

La gestión de residuos en una Smart city nace como una necesidad para crear una ciudad óptima y habitable para todos sus residentes. Los expertos trabajan en diferentes alternativas para esta importante labor, compartiendo todos unos mismos objetivos:

  1. conseguir un entorno más informado
  2. un entorno más concienciado
  3. con mayores facilidades para un funcionamiento más cómodo
  4. sistemas más higiénicos y de menor impacto visual

 

Estos sistemas más higiénicos y menos visuales se pueden conseguir con una red de tuberías subterráneas por donde discurrirían los residuos. ¿Es factible esta idea? Desde ANAVAM, Asociación Nacional de Auditores y Verificadores Medioambientales, creen que si. Este modelo es una de las mejores opciones para cumplir con las necesidades de una Smart city.

 

Los residuos ya no estarían por las calles. Gracias a un sistema de tuberías estancas con un sistema de vacío, las bolsas de basura depositadas en los contenedores irían directamente al centro de reciclaje a través de una red subterránea. El contacto por las calles y las carreteras sería nulo. Otra ventaja sería la desaparición de los vehículos encargados del transporte de residuos, disminuyendo tanto el ruido como la contaminación que producen estos camiones.

 

En todo este proceso el big data es esencial. Se podría conocer información sobre horas, cantidad de residuos y costumbres en su gestión. Y así, aplicar servicios en función de todas las variables conocidas con la recogida de datos.

 

Smart city y economía circular

La economía circular centra sus principios en la reutilización de materiales y productos, ya que es consciente que éstos son finitos y que tienen límite de caducidad. De ahí que surja a la vez el concepto de economía colaborativa, como modelo basado en la lucha contra el cambio climático y el respeto al medioambiente.

 

Esta economía permite la utilización de materiales que una entidad deja de utilizar y que son reciclados para cubrir las necesidades de otra entidad. Una manera eficiente de reducir los materiales en el mercado y de compartir recursos.

 

Para el año 2050, el 70% de la población mundial vivirá en ciudades. Este es el motivo por el que se están desarrollando un gran número de proyectos dedicados al estudio de soluciones innovadoras. Uno de ellos es el GrowSmarter, un programa europeo de investigación que tiene a Barcelona, Colonia y Estocolmo como cabezas visibles para buscar soluciones para las futuras smart cities.

efectos a corto plazo

Los efectos a corto plazo del cambio climático

 

La alteración brusca de los equilibrios medioambientales entre el hombre y la naturaleza es lo que define el cambio climático del Planeta. Los efectos a corto plazo ya son visibles en la actualidad y sus consecuencias pueden ser nefastas sino se llevan a cabo medidas conjuntas.

 

Cada día escuchamos noticias sobre el cambio climático, pero a día de hoy todavía nos parece algo lejano. No solemos pensar en el planeta en el que vivimos nuestro presente, sino en las consecuencias para las generaciones futuras. Pero la realidad es diferente, y es que los efectos a corto plazo del cambio climático ya están teniendo lugar. Además, conforme pasen los años se irán agravando gradualmente hasta convertirse en fenómenos extremos.

 

A continuación, detallamos cuatro consecuencias del cambio climático que se observan en la actualidad y que se van a intensificar en las próximas décadas.

 

Efectos a corto plazo de la mano del hombre

No hace falta esperar décadas para observar lo que está ocurriendo en la Tierra. Los efectos a corto plazo del cambio climático ya son una realidad:

Intensidad de las sequías

Al aumentar la temperatura, aumenta la evaporación del agua. Hay zonas donde las sequías ya condicionan la vida de sus habitantes impidiendo el cultivo de alimentos, debido a la falta de agua. En grandes regiones de África donde la escasez del agua va en aumento desde hace 50 años, la sequía es uno de los principales problemas medioambientales.

Fenómenos naturales extremos

En los últimos años se están produciendo fenómenos atmosféricos extremos, como olas de calor, maremotos, huracanes violentos, etc. Muchos científicos relacionan directamente estos fenómenos con la emisión de gases de efecto invernadero y la destrucción de la capa de ozono.

Aceleración del deshielo

En estos momentos muchos de los glaciares de la Tierra se están derritiendo. No sólo en los casquetes polares sino también en las grandes cordilleras del Planeta. Gracias al estudio de los datos de imágenes de satélite de los glaciares, se puede afirmar que el agua que sueltan los glaciares de Groenlandia se ha multiplicado por 10 en los últimos 10 años. Esto provoca que el nivel del mar aumente de manera vertiginosa.

Nuevos movimientos migratorios: refugiados ambientales

A mediados de los 70 se acuñó este término para referirse a la población obligada a migrar debido a desastres ambientales. Para hacernos una idea de la magnitud de este problema, el número de refugiados en 1990 era de unos 25 millones de personas. Los últimos estudios predicen que para el año 2050 este número se elevará hasta llegar a los 200 millones de refugiados.

 

Está en nuestras manos concienciarnos de la importancia de hacer un uso eficiente de los recursos. Es la única manera de frenar los efectos a corto plazo que el calentamiento global está causando en el Planeta.

reducir los gases

Cómo podemos reducir los gases de efecto invernadero

reducir los gases

 

Siempre se ha tenido en mente que para reducir los gases de efecto invernadero, tanto gobiernos como instituciones tienen que llevar a cabo grandes planes de choque. Lo cierto es que, para que su reducción sea efectiva, los ciudadanos de a pie también jugamos un papel importante. Podemos ayudar a reducir nuestra huella de CO2 en el planeta de una manera sencilla, cambiando ciertos hábitos.

 

Reducir los gases de efecto invernadero desde casa

Simplemente modificando ciertos aspectos de nuestro día a día podemos reducir los gases de efecto invernadero de una manera contundente y real.

Disminuir el consumo de carne roja

No consiste en que tengamos que hacernos vegetarianos, pero sí de aumentar el consumo de alimentos vegetales. El proceso de producción de alimentos de origen animal, es especialmente largo y, además, implica otras consecuencias. Para la cría de ganado para el consumo humano se necesitan grandes extensiones de tierra para el cultivo de piensos y para concentrar las reses en establos. Esto implica una emisión de CO2 mayor que si se destinaran las tierras para la obtención de alimentos vegetables para el consumo humano.

Sustituir los aparatos eléctricos por unos más eficientes

Nuestros hogares están llenos de aparatos eléctricos que consumen energía y emiten gases de efecto invernadero a la atmosfera. Por este motivo, a la hora de comprarlos, debemos buscar aquellos en cuya etiqueta se indique que son altamente eficientes.

Aislar correctamente la vivienda

El mayor enemigo de la eficiencia energética es el mal aislamiento de los hogares. Un hogar correctamente aislado, permite que el frío y el calor del invierno y el verano se conserven mejor. Este uso eficiente de los aparatos de aire acondicionado y calefacción, reduce el gasto energético y, consecuentemente, reduce la emisión de gases contaminantes a la atmosfera.

Comprar a granel para evitar el uso de envoltorios

Un paso importante para reducir el uso de envases es optimizar la compra. Es importante escoger productos que se comercialicen a granel. Contribuiremos beneficiosamente en la salud del planeta, ya que se generarán menos gases de efecto invernadero tanto en su producción como en su gestión posterior en forma de residuo.

Consumir productos locales

El consumo de proximidad permite reducir los gases emitidos por el transporte de larga distancia. Traer alimentos, textiles, cosméticos, etc. desde la otra parte del mundo afecta directamente en el medio ambiente. Reducir el CO2 de los transportes es una de las máximas prioridades para preservar la salud de nuestro planeta.

ventilar el hogar

Ventilar el hogar también es eficiencia energética

ventilar el hogar

 

Ventilar el hogar es una obligación necesaria para renovar el aire interior. El aire de nuestras casas se vicia por los olores y por la contaminación exterior, por este motivo es necesario abrir ventanas y dejar que corra el aire. Los niveles de contaminación ambiental dentro de los hogares pueden ser incluso superior a los niveles externos. Esto se debe, principalmente, a la falta de ventilación natural que existe en muchos hogares.

 

Las principales ventajas de ventilar el hogar

Aparte de razones higiénicas para la salud de la persona, ventilar las habitaciones del hogar ofrece un sinfín de ventajas. A continuación, os explicamos cuáles son:

  1. Cooperas al consumo energético eficiente de la vivienda. Ventilar el hogar adecuadamente en verano permite refrescar el ambiente y consumimos menos aire acondicionado. En cambio, abrir las ventanas durante las horas más soleadas en invierno, ayuda a equilibrar la temperatura interior y a controlar el gasto en calefacción.
  2. Oxigenas el aire. Ventilar el hogar reduce la concentración de CO2.
  3. Regulas la humedad. Cuando el aire está muy seco es deseable aumentar la humedad, sino podemos perjudicar nuestras mucosas respiratorias. En cambio, en otras ocasiones hay que disminuirla para que no haya condensaciones indeseables.
  4. Reduces el polvo. Las corrientes de aire arrastran las partículas en suspensión y los malos olores.
  5. Permites que el sol actúe. Los rayos del sol calientan y controlan la proliferación de microorganismos en las estancias.

Los contaminantes que habitan nuestra casa

Los principales contaminantes son partículas en suspensión como el polvo, pelos de animales, ácaros o el polen. También se pueden llegar a detectar emanaciones de productos químicos. Entre los más comunes encontramos pinturas, plaguicidas, productos de limpieza, la cola del aglomerado de algunos muebles, entre muchos otros.

 

El propio humano también produce contaminantes, el dióxido de carbono que producimos al respirar. Quien no ha sido capaz de detectar, en alguna ocasión, los ambientes cargados en las habitaciones donde se concentran un gran número de personas. Otros contaminantes muy frecuentes en nuestros hogares son los humos de las velas, de los inciensos o del tabaco. Son verdaderamente perjudiciales para nuestra salud, sobre todo en espacios cerrados.

 

Además, algunos agentes biológicos también pueden afectar a nuestra salud. Por ejemplo, los mohos que residen en el ambiente del hogar y que pueden acabar en las vías respiratorias.

 

La mejor hora para ventilar es…

Se recomienda ventilar cuando el aire exterior se encuentre limpio, normalmente, a primera hora de la mañana. Si en invierno no queremos despilfarrar el calor de la calefacción, entonces es mejor ventilar cuando el sol incide directamente sobre las ventanas. Esta opción dependerá de la orientación del edificio y de una exposición mayor o no al tráfico rodado.

 

Siguiendo estos consejos, mantendrás la buena salud del hogar y, de paso, ahorrarás en tu factura energética:

  1. Es necesario ventilar todos los días
  2. La mejor hora es la primera hora de la mañana
  3. Media hora es suficiente

 

En la actualidad, los edificios modernos apuestan por sistemas de ventilación mecánica que filtran el aire antes de que entre en el hogar.

big data

Cómo el Big Data cambiará la forma en que consumimos energía

big data

La tecnología big data promete cambiar el futuro. Durante el 2018, el volumen de negocio del sector en Europa superará los 5.500 millones de euros. Si se cumple esta predicción, se triplicaría la cifra que se alcanzó en el 2013, confirmando su tendencia continuada de expansión. Estos datos nos llevan a la conclusión que las empresas basan sus decisiones estratégicas en el análisis de la información que el big data proporciona. Esta tecnología va a cambiar la percepción de muchos negocios, modificando sus bases, incluso en el sector energético.

La relación existente entre el big data y la energía

Esta tecnología no se utiliza únicamente en entornos estratégicos de mercados. Tiene suficiente potencial como para modificar procesos de toda clase, incluso los que hacen referencia a la energía: generación, distribución y comercialización.

Generación energética

Antes de poder distribuir y comercializar la energía, ésta se debe producir. En su proceso se incluyen grandes conjuntos de datos que deben estar controlados y gestionados correctamente. Es la manera de asegurar un perfecto funcionamiento y que sea, además, eficiente.

 

En este caso, el big data está orientado a asegurar un mantenimiento predictivo. Facilita información para saber en qué punto futuro una máquina fallará y poderla reemplazarla a tiempo. De esta forma, el tiempo sin uso de estas máquinas se minimiza. La implantación de esta tecnología sirve para conseguir un nivel de actividad superior y mayor esperanza de vida de las instalaciones.

Distribución de la energía: calidad y eficiencia

En la distribución de energía los datos se presentan como los grandes protagonistas. Desde la información que se recibe en las subestaciones eléctricas hasta los datos medibles en los contadores inteligentes. Los contadores inteligentes proporcionan información más clara, accesible y rápida. El cliente puede medir más fácilmente su consumo y elegir qué tarifa se ajusta más a su día a día. En cuanto a la mejorar de la seguridad, el big data se aplica a los telemandos para gestionar las redes eléctricas.

 

El principal obstáculo de su distribución es la pérdida de energía. El big data puede ayudar a solventar problemas como las pérdidas no técnicas, asociadas a la manipulación de los equipos para el robo de la energía. La gestión de los datos permite detectar esta clase de situaciones, resolviendo estos problemas con mayor facilidad.

Comercialización

El uso de esta tecnología en el sector energético ha permitido servicios más eficientes y de mayor calidad. Los canales comerciales han mejorado gracias al procesamiento de los datos. Se consigue una mayor velocidad, volumen, valor y variedad. La unión del big data con otras tecnologías como la inteligencia artificial, puede asegurar análisis predictivos más fiables y más segmentados.

 

Con el estudio de toda esta información, se pueden identificar patrones, individualizando el trato a los clientes de una manera más efectiva. No consiste en tener más información, sino en procesarla y conocer mejor al cliente. Así se puede afinar mejor sobre qué ofertas se ajustan más para los intereses del consumidor final.

desplazarse en bicicleta

Desplazarse en bicicleta es bueno para ti y para el Planeta

desplazarse en bicicleta

Desplazarse en bicicleta tiene un doble beneficio: es bueno para tu salud personal y, además, colaboras con el cuidado del medio ambiente. El aire que respiramos en las ciudades está cada vez más viciado, debido a las partículas en suspensión de CO2 que producen los automóviles. Cada vez que coges la bicicleta como medio de transporte frente al automóvil, estás aportando un grano de arena muy valiosos para mejorar la calidad del aire de las ciudades.

Desplazarse en bicicleta: datos contundentes

Moverse en bicicleta es uno de los ejercicios más saludables que existe. Los estudios realizados son contundentes: reduce las probabilidades de sufrir un infarto en un 18%. Desplazarse en bicicleta a diario, ya sea para ocio o para ir a trabajar, es una costumbre con múltiples beneficios. Ayuda en mejorar nuestra salud y en la protección del medio ambiento, ya que no es un transporte contaminante.

 

El estudio realizado por la Universidad de Odense, en Dinamarca, pone de manifiesto que, con una frecuencia de media hora semanal encima de la bicicleta, se reduce sensiblemente el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular. Pedalear no solo ayuda a mejorar el tono muscular, sino que controla el peso, reduce el estrés y disminuye el riesgo de padecer diabetes de tipo 2.

Implantación del uso de la bicicleta

La implantación del uso de la bicicleta es muy desigual en los países europeos. A la cabeza del ranking se encuentra Dinamarca y Países Bajos. En la geografía española algunas ciudades han apostado por fomentar el uso de la bici. Para ello han habilitando carriles exclusivos y sistemas de alquiler bicicletas públicas. Aún con toda esta infraestructura, queda mucho trabajo por realizar. Previsiblemente en el futuro estaremos en la misma situación que muchos países centroeuropeos y nórdicos.

Holanda

Los Países Bajos, tal como su nombre dice, es un país muy llano y con una cuarta parte de su territorio bajo el nivel del mar. De media, los holandeses pedalean casi mil kilómetros por persona al año. En este aspecto es un país muy evolucionado, ya que las ciudades y sus gobernantes no escatiman esfuerzos para adaptar, cada vez más, kilómetros y kilómetros en sus ciudades. Han adaptado carriles y calles exclusivas para bicicletas y viandantes, grandes aparcamientos en las principales estaciones de tren e, incluso, puentes diseñados para bicicletas como el Dafne Schippersbrug, en Utrecht.

Dinamarca

En la capital de este país nórdico, Copenhague, una de cada tres personas acude al trabajo pedaleando. El centro de la ciudad es dominio de las bicicletas, donde el coche ha quedado restringido a un segundo plano. Además, está permitido acceder al transporte público con ellas. Esta ciudad ha sido reconocida como la mejor ciudad para los ciclistas. Todo gracias a sus más de 350 km de carriles exclusivos para bici.

 

El uso de la bicicleta debería ser un buen propósito para todo el 2018. Un número mayor de bicis hace que mejore la calidad del aire que respiraremos. ¿Ya te has apuntado a darle a los pedales?

mejores inventos

¿Cuáles han sido los mejores inventos del 2017?

mejores inventos

Los grandes descubrimientos e inventos de la historia, han cambiado la forma de interactuar de las personas con el mundo. Los mejores inventos de 2017 han aportado ideas para crear un mundo más conectado, seguro y responsable. Inventos creados para una movilidad sostenible, para la preservación del medio o la innovación tecnológica. Todos estos inventos tienen cabida en este mundo globalizado.

Los mejores inventos del último año

A continuación, hemos recopilado los más interesantes y mejores inventos de este 2017. Quedarás sorprendido del talento de los investigadores, tanto locales como internacionales.

eSight 3

La empresa canadiense eSight ha creado unas gafas de realidad aumentada para aquellas personas que sufren ceguera legal. Esta molestia hace referencia a las personas cuya agudeza visual es diez veces menor de lo habitual, incluso utilizando gafas o lentillas. También se refiere cuando su campo visual queda restringido a un ángulo de 10 grados o menor. Gracias a este invento, las personas pueden conservar un pequeño porcentaje de visión gracias a dos cámaras HD de alta velocidad que graban lo que hay frente a la persona y lo muestran en las gafas al momento.

GreenWave 3D Ocean Farm

Hace referencia a la granja vertical acuícola. Es un rediseño de los modelos tradicionales de cultivo bajo el mar donde algas, vieiras, ostras y mejillones son cultivados de forma vertical mientras cuelgan de una cuerda horizontal anclada a una boya. Son cultivos que crecen a gran velocidad ya que obtienen todo lo que necesitan del mar y del sol. Además, mejoran el ambiente marino, ya que proporcionan alimento a los animales.

Safegas

Este invento es realmente útil para el hogar y la industria, ya que el dispositivo desconecta la corriente eléctrica al detectar gas. En el momento de corta el suministro eléctrico, emite una luz de alerta a la persona que se encuentre en la vivienda o en su puesto de trabajo. Si no hay nadie en el hogar, el dispositivo avisa hasta a 6 números de teléfono que han sido guardados previamente.

Tesla Model 3

Tesla, siempre concienciada con la tecnológica y la movilidad sostenible, presenta el Model 3 para un público más amplio gracias a su precio más reducido. Con una autonomía de 354 kilómetros y pantalla central de 15 pulgadas.

Kmina

Este es un nuevo modelo de muletas. Inventadas para aliviar las molestias provocadas en manos y muñecas por el uso de los modelos tradicionales. La posición de los brazos y postura corporal es más natural, permitiendo al usuario estar más erguido.

Tasty One Top

El móvil es el futuro, y se está convirtiendo en el centro de la casa conectada. Este último invento, Tasty One Top, es una cocina inteligente con forma de plato que se sincroniza con las recetas que se están cocinando al instante. La aplicación permite seleccionar entre multitud de recetas y se conecta mediante Bluetooth a la cocina para ayudarte a preparar los platos. Realiza los cambios de temperatura necesarios y avisa de cuando pasar al siguiente paso.

cambio climático

Medidas para reducir el cambio climático

cambio climático

Uno de los grandes problemas que existe en la actualidad es el cambio climático. Es una situación a largo plazo. Por lo tanto, no sólo afecta a la generación actual, sino que también las futuras sufrirán sus consecuencias.

 

La responsabilidad para realizar acciones y estrategias para combatir este problema global reside en los Gobiernos y en las grandes instituciones. Aunque cabe destacar que los ciudadanos juegan un papel muy importante para combatir el cambio climático. Si aplicamos pequeños cambios en nuestro día a día, podemos ayudar a reducir nuestro impacto de forma significativo.

Medidas para ayudar contra el cambio climático

A continuación, te mostramos pequeñas acciones que puedes realizar en tu día a día para ayudar a combatir en la lucha contra el cambio climático:

Utilizar tecnologías eficientes

Delante de la elección de electrodomésticos u otro tipo de tecnología, debemos decidir aquellos que tenga mayor eficiencia energética. Es una manera de reducir el consumo de energía y de hacer un mejor uso de los recursos naturales que disponemos.

No abusar de un recurso preciado, el agua

Otro elemento imprescindible es el agua. Es un producto de primera necesidad, ya que afecta tanto en la supervivencia, como en las industrias y actividades económicas. Por lo tanto, es un recurso importante que debe regular su uso. Así ayudaremos en la preservación del medio ambiente y el mantenimiento de la biodiversidad.

Comprar lo imprescindible, duradero y local

Es difícil concienciar a la gente de comprar lo que realmente necesita. El hiperconsumismo o la cultura del “usar y tirar” afecta directamente al medio ambiente, generando gases de efecto invernadero y contaminando los hábitats naturales. Por este motivo, se recomienda comprar productos de cercanía, locales y nacionales, para evitar el transporte desde los lugares de origen. Esta simple acción puede reducir la huella del CO2 en la atmosfera.

Reciclar los residuos

La principal cosa que podemos hacer para reducir nuestro impacto es la gestión adecuada de la basura que producimos. Es importante reciclar todo lo que sea posible, tanto en la separación del tipo de basura como aquellos objetos que no se pueden introducir en la basura. En este caso se debe llevar los electrodomésticos, baterías o aceite de cocina a un punto de recogida o punto verde.

Transporte público o privado no contaminante

El impacto medio ambiental del transporte es un problema global. El aumento del número de vehículos privados afecta gravemente a esta situación. Por este motivo se están aplicando medidas para dar salida al transporte público en vez del vehículo privado. Con esta acción se consigue reducir las emisiones CO2 y gases contaminantes. Otra opción es utilizar un vehículo 100% eléctrico.

No desperdiciar comida

El sector de la alimentación es otro responsable directo de la producción de gases de efecto invernadero y de la reducción de la masa forestal en el planeta. Al aprovechar mejor la comida, se puede reducir la necesidad de producción.

 

Gracias a la aplicación de estas medidas, podemos aportar nuestro granito de arena al medio ambiente. ¡Demostremos que somos una parte activa en la lucha contra el cambio climático!

contaminación lumínica

¿Qué es la contaminación lumínica de las ciudades?

contaminación lumínica

La contaminación lumínica se la conoce como a la emisión de luz procedente de fuentes artificiales durante la noche. Generalmente, este alumbrado artificial es colocado para la realización de las actividades previstas en un espacio concreto. Hoy en día, las grandes ciudades se ven inmersas en luz durante 24 horas seguidas, ya sea de día o de noche. Hasta el punto que las grandes capitales mundiales están afectadas por la contaminación lumínica de todos estos dispositivos artificiales, alterando los biorritmos de los seres vivos.

 

Causas de la contaminación lumínica

La principal causa de la contaminación lumínica es la mala calidad y la orientación del alumbrado, tanto público como privado. Como decíamos, el objetivo de iluminar los espacios durante la noche es para poder realizar estas actividades en dicho espacio con la luz adecuada. Pero, en muchas ocasiones, esta luz destinada para realizar estas actividades no se corresponde con lo que se considera correcto.

 

Hay que distinguir entre dos grandes problemas: el exceso de iluminación y la mala orientación del alumbrado. En muchas ocasiones el alumbrado es excesivo para las actividades que se van a realizar en ese espacio en cuestión. Esto genera una iluminación ineficaz. Por otro lado, la mala orientación de las fuentes lumínicas. En lugar de hacer visible el espacio donde se desarrollan las actividades, se ilumina el cielo nocturno.

 

Esta ineficacia del alumbrado se puede apreciar en las ciudades y los núcleos urbanos, donde la red de iluminación es más extensa. Como resultado encontramos un cielo anaranjado durante toda la noche que no permite ver las estrellas.

 

Consecuencias de la contaminación del cielo nocturno

No solamente no podemos ver el cielo estrellado desde las ciudades, sino que la contaminación lumínica tiene muchas otras consecuencias. En primer lugar, el coste económico que ello conlleva. Toda la luz de las ciudades procede de electricidad, con un coste de producción y de distribución. En segundo lugar, un coste de carácter ecológico. Esta contaminación afecta a todo el ecosistema. Altera el comportamiento de algunos insectos que son la base de la cadena trófica de muchas especies animales. Otro punto importante a considerar es la generación de residuos y gases de efecto invernadero por el uso de combustibles fósiles para generar la electricidad.

 

Por último, un coste social. La contaminación de las ciudades afecta al desarrollo de la actividad de las personas. Las luces mal orientadas son un peligro para viandantes y conductores. Como iluminan el cielo nocturno en vez de las calles y carreteras, éstas quedan infrailuminadas y produce pérdida de agudeza visual al volante.

 

Solución para disminuir la contaminación lumínica de las grandes ciudades

La primera solución pasa por concienciar a la gente de que más iluminación no es sinónimo de más seguridad ni mayor visibilidad. No se trata de una cuestión de cantidad sino de calidad. Por este motivo, resulta necesario colocar farolas que orienten la luz hacia el suelo con pantallas colocadas en la parte superior. Así la luz irá directa al suelo y no se perderá hacia el cielo nocturno. Se consigue un uso más eficaz minimizando el gasto de su producción y distribución.

punto de recarga

Instalar un punto de recarga para coches eléctricos en el garaje

punto de recarga

Con la implantación del coche eléctrico en el mercado automovilístico, diferentes dudas asaltan a los compradores. Una de estas dudas es cómo y dónde instalar un punto de recarga para las baterías del automóvil.

 

Lo más común es que esté en casa, en un garaje comunitario o en una vivienda unifamiliar. Cuando el garaje es propiedad privada no aparecen problemas, pero en un garaje comunitario, siempre surgen problemas y dudas con los vecinos. Pero, nada más lejos de la realidad, cargar el coche eléctrico en un garaje comunitario no es complicado, ni caro. En muchas ocasiones el coste está subvencionado durante la compra del vehículo.

 

A continuación, te explicamos todos los puntos importantes para instalar un punto de recarga para coches eléctricos en tu garaje comunitario.

Instalar un punto de recarga en el garaje comunitario

Para cargar las baterías de un coche eléctrico no se necesitan grandes instalaciones ni tecnologías punteras. Únicamente basta con instalar un punto de recarga (Wallbox en inglés). Estos dispositivos permiten una recargar de la batería en un tiempo más prudencial que con cualquier otro tipo de enchufe, donde la recarga puede durar hasta 20 horas.

 

El problema reside en la falta de previsión de muchos garajes comunitarios de colocar enchufes. Por eso, lo más ético es colocar este punto de recarga en la plaza de aparcamiento y a nombre del usuario. De esta manera las facturas vendrán a nombre del propietario y se evitarán problemas con los demás usuarios del garaje.

Informar a la comunidad

En el caso que los vecinos puedan poner problemas, lo cierto es que la ley ampara a estos propietarios de coches ecológicos. Con la modificación de la Ley de Propiedad Horizontal del año 2009, solamente hay que informar por escrito al presidente de la comunidad o administrador de la finca.

 

Además, la instalación técnica se debe regir por el Reglamento de baja tensión ITC-BT-52. Esta normativa regular la infraestructura de recarga para coches eléctricos.

Cómo configurar su instalación

En el caso que la plaza de aparcamiento se encuentre en el mismo edificio, lo lógico es hacer una derivación desde el contador de casa hasta la plaza de garaje. Así se podrá unificar el consumo del hogar y del coche eléctrico en un mismo contrato.

 

Generalmente, los contadores se suelen situar de forma centralizada en la planta cero del edificio. Tirar un cable a las inferiores no suele ser muy complicado. Sin embargo, a veces la derivación desde el contador no es posible, ya sea por metros de cable necesarios o porque la plaza de garaje está en otro edificio. La solución es sencilla:

  1. contratar una nueva línea eléctrica para la recarga del vehículo eléctrico
  2. colocar otro contador a partir del contador general del garaje comunitario

 

La primera opción es más cara porque es necesario pagar un nuevo término de potencia. La segunda opción te hará repercutir el gasto eléctrico consumido de forma mensual. El problema es que se necesita la aprobación de la comunidad.