enfriar-la-casa-en-verano

Insólitos trucos para enfriar la casa en verano

enfriar-la-casa-en-verano

Seamos realistas. Hace calor y de ahora en adelante solo nos esperan las altas temperaturas. Si bien es tentador encender el aire acondicionado o ponerse delante del ventilad, estos no son los únicos trucos para mantenerte fresco. La verdad es que hay un montón de maneras de alejar el calor de tu casa sin la necesidad de aumentar tu factura eléctrica. Hay que tener en cuenta que el aire acondicionado puede significar hasta un 70% del consumo energético de un piso en los meses más cálidos. Aquí te mostramos unos trucos para enfriar la casa en verano.

Enfriar la casa en verano sin aire acondicionado

Reubica los muebles

La sensación de amplitud también nos ofrece sensación de frescura. Pero no es solo una sensación, sino que cuantos menos muebles, el espacio será mayor y por lo tanto el aire circulará mejor, haciendo que la sensación de frescor sea máxima.

Debes retirar las alfombras, apartar los sofás de las ventanas, así como evitar colocar la cama bajo la ventana o en una pared que reciba la luz del sol durante el día, ya que se recalienta en exceso y el descanso será menos placentero.

Más plantas en casa

Es un hecho más que comprobado que las plantas ayudan a refrescar el ambiente tanto en el interior como en el exterior. Decántate por aquellas de hojas verdes y de gran tamaño, pues son las mejores para absorber los rayos del sol. Además, cuando las riegues por mañana notarás cómo baja la temperatura, al evaporarse el agua.

Vuelve al blanco

El verano es una buena época para pintar las paredes. El blanco jamás pasará de moda y es el color más barato, además es el más efectivo para combatir el calor y refrescar la casa. Los rayos del sol se reflejan en el blanco, haciendo que el calor no se quede en la casa. Cambia también las sábanas, colchas, fundas para sillones y sofás, cortinas… En lo posible, el blanco y los colores claros y suaves deben llenar el piso durante el verano.

Aire acondicionado casero

¿Sabías que es posible crear un sistema de aire acondicionado con un tazón de metal, hielo, sal y un ventilador? La sal hace que el agua helada esté por debajo del punto de congelación, y bastará con que el ventilador sople sobre el tazón lleno de hielo para bajar la temperatura de la habitación.

Además, también funcionan los tradicionales y conocidos métodos de crear corrientes de aire naturales, si la vivienda da a dos calles o a un patio interior y la calle.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 14 =