persianas y cortinas

Las persianas y cortinas sirven para ahorrar energía

El hogar típico y tradicional mediterráneo era muy eficiente desde el punto de vista energético. Parte de esta eficiencia era, y es, posible gracias a dos inventos que no se caracterizan, precisamente, por su modernidad: las persianas y cortinas.

Cómo pueden incidir las persianas y cortinas en el ahorro de energía

Un buen uso de cortinas y persianas se calcula que nos puede permitir ahorrar hasta un 10% del consumo de energía de un hogar. Este ahorro no es sólo a nivel de bolsillo; también es positivo Un ahorro interesante para el bolsillo, pero también para el medio ambiente. Este ahorro se realiza, sobre todo, en calefacción y aire acondicionado.

Cómo se puede ahorrar energía con las persianas y cortinas

A continuación vamos a dar una serie de consejos para ahorrar calefacción en invierno y aire acondicionado en verano mediante el uso de cortinas y persianas.

En invierno

Durante los meses más fríos se recomienda, para disminuir el gasto en calefacción, mantener abiertas las persianas y cortinas de las ventanas que dan al sur de la casa durante las horas de sol para dejar que entre la luz y el calor. Y durante la noche se aconseja cerrarlas para reducir el frío de las ventanas.

En caso de tener ventanas en las que no dé el sol durante todo el día, es preferible, a no ser que sea una habitación muy utilizada, no abrir las persianas y cortinas durante el día. La cantidad de energía que retenida es, muy probablemente, mayor a la que podemos perder encendiendo las luces.

En verano

Durante la época en la que se usa el aire acondicionado se tiene que hacer justo lo contrario. Es decir, se tienen que cerrar, aunque no completamente, las persianas a las que les dé el sol. Con una leve apertura es suficiente porque la luz exterior es intensa en los meses de calor y con unas rendijas basta para la iluminación. Al evitar la entrada directa de los rayos del sol se evitará un aumento de temperatura interior.

Como complemento a esta medida, es importante tener en cuenta que durante el verano uno de los refrigerantes más naturales son las corrientes de aire. Es conveniente, en este sentido, estudiar qué ventanas nos ofrecen esta posibilidad.

Materiales de persianas y cortinas

Los materiales con los que están hechos persianas y cortinas también tienen importancia. Es mejor, siempre que se pueda, elegir persianas fabricadas con materiales aislantes. Y, en el caso de las cortinas, lo mejor es que sean gruesas y bien pegadas a las ventanas.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trece + siete =