beber-agua-embotellada

Razones para no beber agua embotellada

beber-agua-embotellada

Beber agua es una necesidad básica de todo ser vivo,  ya que, además de refrescarnos, también cumple un papel muy importante en nuestro organismo. Ya desde hace algunos años se está implantando la creencia de que el agua embotellada es más saludable que la del grifo.

Sin embargo, el agua en botella de plástico es solo agua potable, no tiene nada especial más allá de eso. Pero con lo que cada familia gasta anualmente en la compra de ellas, podrían invertir en mejorar el suministro de agua pública y así no tener necesidad de comprar tanto plástico.

Razones para no beber agua embotellada

Las botellas de plástico no son sostenibles

A pesar de lo que muchas empresas se empeñan en hacernos creer, solo 1 de cada 4 botellas de plástico se recicla. De hecho, las botellas de plástico están fabricadas con materiales que pueden tardar más de miles de años en descomponerse. Es cierto que actualmente el sistema de reciclado ha mejorado si lo comparamos con hace 10 años. Pero todavía son más las botellas plásticas que van a parar a la basura que las que son recicladas. Además, las botellas biodegradables no se descomponen tan fácilmente como parece, pues estas solo utilizan menos plástico que las demás.

La mayoría de agua embotellada es la misma que la del grifo pero más cara

Por mucho que en la etiqueta de la botella aparezca un manantial o un tranquilo río de montaña, eso no asegura que el agua sea 100% pura o de mejor calidad. La realidad es que solo un pequeño porcentaje de agua embotellada proviene de manantiales o fuentes de agua subterránea. El resto es agua filtrada, ni mineral, ni mineralizada. Es simplemente agua potable, y suele ser vendida a precios altos.

Muchas aguas embotelladas contienen toxinas

El plástico no solamente es malo para el planeta, también lo es para los seres humanos. Los estudios demuestran que el agua embotellada puede contener, moho, microbios, benceno, trihalometanos e incluso arsénico y compuestos cancerígenos.

Además, las botellas están hechas con químicos, entre ellos el ftalato, conocido por su capacidad para interrumpir la testosterona, o el antimonio. Estos compuestos pueden mezclarse con el contenido líquido llegando así a afectar a nuestra salud.

Alternativas al agua embotellada

Si vives en zonas donde no es recomendable beber agua del grifo, no te gusta el sabor o sencillamente no tienes confianza, hay alternativas al agua embotellada que no significan tener que beber agua del grifo.

  • Filtros para grifos.
  • Tratamientos de ósmosis inversa.
  • Descalcificadores de agua.
0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + cuatro =