Revisión caldera de gas

Revisión de la caldera de gas, ¿cada cuántos años es obligatoria?

Revisión caldera de gas

Existe cierta desinformación entre los consumidores sobre las revisiones del gas. Muchos clientes y usuarios nos pregunten si es obligatorio realizar una revisión de la caldera (ya sea una caldera de gas, caldera de gasoil, una caldera de condensación, etc.), y cuál es la periodicidad con la que se tiene que llevar a cabo dicha revisión.

Por ello, a continuación hablaremos de la diferencia entre una inspección y una revisión, así como las obligaciones que tienes en función del aparato que tengas instalado en casa.

Inspecciones y revisiones de la caldera de gas

Inspección de la caldera de gas: cada 5 años

Hablamos de inspección cuando se trata de inspeccionar la instalación del gas y es obligatorio realizarlas cada cinco años. El encargado de realizar esta inspección es la empresa distribuidora de gas, es decir, la empresa propietaria de los conductos a los que se conecta nuestra instalación para recibir el suministro.

En estos casos es la propia compañía la que debe ponerse en contacto con nosotros con un mínimo de 5 días de antelación para concertar una cita. El coste de la inspección está establecido por la Comunidad Autónoma, por lo tanto no debemos pagar nada a la persona que viene a hacer la inspección, sino que el distribuidor nos lo cobrará en la próxima factura del gas.

En el caso de que se trate de una instalación que requiera de bombonas de butano, la inspección también debe realizarse cada cinco años, pero es el usuario quien deberá contratar a un profesional para que realice la inspección.

Revisión de la caldera de gas: cada 2 años

Las revisiones son aquellas que se realizan en la caldera individual, el aparato que cada uno tenemos instalado en casa, y debe hacerse con una periodicidad de dos años. En el caso de las calderas comunitarias (centralizadas), las revisiones se deben realizar cada año.

En ambos casos, es el consumidor quien debe contratar la revisión con cualquier empresa o profesional debidamente autorizado. A diferencia de las inspecciones, aquí el precio es libre, no está estipulado por ninguna administración, así que es recomendable solicitar información de tarifas y servicios a distintas empresas y profesionales para contratar de la forma más ventajosa posible.

Esto es lo que marca la ley, no obstante hay que tener que no es lo mismo lo que impone el reglamento que lo que el fabricante recomienda sobre el mantenimiento que debemos realizar en sus aparatos para un funcionamiento óptimo. Es aquí donde debemos asesorarnos de la mano de un profesional con la capacidad necesaria para orientarnos sobre las recomendaciones de las revisiones que tendremos que llevar a cabo. En RoigSat te asesoramos sin ningún compromiso, no dudes en contactar con nosotros.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − cuatro =