síndrome del edificio enfermo

¿Qué es el Síndrome del Edificio Enfermo?

síndrome del edificio enfermo

 

Se le llama Síndrome del Edificio Enfermo al conjunto de enfermedades que sufren sus ocupantes y no al estado en el que se encuentra el edificio. Estas enfermedades suelen estar ocasionadas por la contaminación del aire en los espacios cerrados donde no existe ventilación natural, en edificios con climatización automática y ventanas herméticamente cerradas.

¿Cuándo decimos que un edificio sufre el Síndrome del Edificio Enfermo?

Se considera que un edificio sufre el Síndrome del Edificio Enfermo cuando al menos el 20% de sus ocupantes están afectados. Los síntomas que presentan son diversos pero los más comunes son:

  1. resfriados
  2. congestión nasal
  3. afonía
  4. alteraciones del gusto y el olfato
  5. sequedad de las vías respiratorias, de la piel, de los ojos
  6. cefalea
  7. dificultades en la concentración
  8. fatiga
  9. alergias

 

Además, también puede aparecer distintos síntomas físicos o psicológicos. Generalmente estos síntomas desaparecen al abandonar el edificio o al cabo de unos días.

¿En qué tipos de edificios se desarrolla este síndrome?

El Síndrome del Edificio Enfermo se desarrolla con mayor frecuencia en los edificios con climatización automática y sin ventilación natural. Responde a aquellos edificios con ventanas que no se puedan abrir, paredes y suelos recubiertos de materiales textiles, como la moqueta, y construidos con materiales de baja calidad. Sin embargo, los edificios más modernos tampoco se libran. Se considera que un 30% de estos edificios pueden estar afectados por este síndrome.

Factores para la determinación que un edificio sufre este síndrome

Los principales elementos que se miden en el aire para la determinación de este síntoma son la presencia de:

  1. Agentes químicos: gases y humos
  2. Físicos: iluminación, temperatura, humedad, movimiento del aire, electricidad estática, polvo, partículas en suspensión
  3. Biológicos: bacterias, parásitos, hongos, polen, etc.
  4. Ergonómicos: posiciones de trabajo, distribución, etc.

 

Otros factores, como los psicosociales (estrés laboral, ruido, etc.), también son de importancia para la determinación de la enfermedad en el edifico.

 

Cabe destacar que diagnosticar este síndrome en un edificio no es fácil. Las causas no son fácilmente detectables, ya que en muchos casos estudiados se ha observado una acumulación de diversos orígenes a la vez.

Cómo prevenir este síndrome

El recurso más importante y eficaz es la prevención. La mejor manera de disminuir las probabilidades de que aparezca está en el diseño del edificio, su mantenimiento y las posibles remodelaciones del espacio. Dejando a banda el diseño del edificio, se deben tomar medidas en el mantenimiento del sistema de ventilación del edificio para mejorar la calidad del aire. Otro punto importante de prevención es la elección de los materiales y el mobiliario, así como el ambiente laboral entre las personas que ocupan el edificio.

desplazarse en bicicleta

Desplazarse en bicicleta es bueno para ti y para el Planeta

desplazarse en bicicleta

Desplazarse en bicicleta tiene un doble beneficio: es bueno para tu salud personal y, además, colaboras con el cuidado del medio ambiente. El aire que respiramos en las ciudades está cada vez más viciado, debido a las partículas en suspensión de CO2 que producen los automóviles. Cada vez que coges la bicicleta como medio de transporte frente al automóvil, estás aportando un grano de arena muy valiosos para mejorar la calidad del aire de las ciudades.

Desplazarse en bicicleta: datos contundentes

Moverse en bicicleta es uno de los ejercicios más saludables que existe. Los estudios realizados son contundentes: reduce las probabilidades de sufrir un infarto en un 18%. Desplazarse en bicicleta a diario, ya sea para ocio o para ir a trabajar, es una costumbre con múltiples beneficios. Ayuda en mejorar nuestra salud y en la protección del medio ambiento, ya que no es un transporte contaminante.

 

El estudio realizado por la Universidad de Odense, en Dinamarca, pone de manifiesto que, con una frecuencia de media hora semanal encima de la bicicleta, se reduce sensiblemente el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular. Pedalear no solo ayuda a mejorar el tono muscular, sino que controla el peso, reduce el estrés y disminuye el riesgo de padecer diabetes de tipo 2.

Implantación del uso de la bicicleta

La implantación del uso de la bicicleta es muy desigual en los países europeos. A la cabeza del ranking se encuentra Dinamarca y Países Bajos. En la geografía española algunas ciudades han apostado por fomentar el uso de la bici. Para ello han habilitando carriles exclusivos y sistemas de alquiler bicicletas públicas. Aún con toda esta infraestructura, queda mucho trabajo por realizar. Previsiblemente en el futuro estaremos en la misma situación que muchos países centroeuropeos y nórdicos.

Holanda

Los Países Bajos, tal como su nombre dice, es un país muy llano y con una cuarta parte de su territorio bajo el nivel del mar. De media, los holandeses pedalean casi mil kilómetros por persona al año. En este aspecto es un país muy evolucionado, ya que las ciudades y sus gobernantes no escatiman esfuerzos para adaptar, cada vez más, kilómetros y kilómetros en sus ciudades. Han adaptado carriles y calles exclusivas para bicicletas y viandantes, grandes aparcamientos en las principales estaciones de tren e, incluso, puentes diseñados para bicicletas como el Dafne Schippersbrug, en Utrecht.

Dinamarca

En la capital de este país nórdico, Copenhague, una de cada tres personas acude al trabajo pedaleando. El centro de la ciudad es dominio de las bicicletas, donde el coche ha quedado restringido a un segundo plano. Además, está permitido acceder al transporte público con ellas. Esta ciudad ha sido reconocida como la mejor ciudad para los ciclistas. Todo gracias a sus más de 350 km de carriles exclusivos para bici.

 

El uso de la bicicleta debería ser un buen propósito para todo el 2018. Un número mayor de bicis hace que mejore la calidad del aire que respiraremos. ¿Ya te has apuntado a darle a los pedales?

aire acondicionado

El silencio del aire acondicionado también es salud

aire acondicionado

Los beneficios de un entorno silencioso son múltiples. Sobre todo, porque ayudan a nuestra salud y nuestro bienestar. En el día a día nos vemos expuesto a un determinado número de decibelios, alterando el sistema inmunológico y aumentando los niveles de estrés.

 

Para proteger nuestra salud, hay que tener un especial cuidado a la hora de elegir el sistema de aire acondicionado para nuestra casa. Nos acompañará tanto en los meses de calor como en los meses fríos. Aunque puedas disfrutar de una temperatura ideal durante todo el año, de nada servirá si el aparato de aire acondicionado emite una cantidad de ruido excesivo.

¿Cómo saber que un aire acondicionado es silencioso?

La definición de un aire acondicionado silencioso es aquel que tiene un nivel sonoro inferior a 24 dB. Luego existen los más silenciosos, que no superan los 16 dB. Todos estos aparatos suelen tener una calificación energética de doble A++ y de triple A+++ tanto en frío como en calor. Esto es sólo una clasificación y la gama de aires acondicionados entre la que podemos escoger es muy amplia y variada. Además, la mayoría de todos estos aparatos llevan entre sus funciones la llamada “sleep”, disminuyendo aún más el posible ruido que pueda ocasionar durante la noche.

Las marcas de aire acondicionado más silenciosas

A continuación, se muestra un listado de las marcas de aire acondicionado más silenciosas (marca/dB más bajos emitidos):

  1. Panasonic: 20dB
  2. Daikin: 19dB
  3. Mitsubishi Electric: 21
  4. Fujitsu: 21dB
  5. General Electric: 21dB
  6. LG: 19dB
  7. Toshiba: 27dB
  8. Hitachi: 25dB

 

La característica principal de todos estos aparatos de aire acondicionado es la sensación que transmite al usuario de permanecer en un entorno aún más tranquilo que una biblioteca, como un bosque o un parque en calma. De entre todos ellos, Panasonic utiliza la tecnología “super quiet”, ofreciendo unos sistemas notablemente más silenciosos que otros existentes en el mercado. Esta tecnología nueva, más silenciosa que muchos otros aparatos actuales en el mercado, funciona de dos maneras diferentes: por un lado, el modo silencioso, que reduce los sonidos de funcionamiento creando un entorno tranquilo. Por otro lado, el modo silencioso exterior, reduciendo considerablemente el nivel de ruido exterior.

 

Los ingenieros y diseñadores de aparatos de aire acondicionado están centrados en encontrar soluciones para el día a día. Lo importante es mejorar el nivel de confort del usuario dentro del hogar, porque el cuidado de un entorno tranquilo y silencioso es importante para la salud personal.

superalimentos

¿Qué superalimentos existen para prevenir las alergias?

superalimentos

El grueso de consultas al médico recae en las reacciones alérgicas que una vez u otra sufrimos. Este problema de salud es una respuesta inmunológica a ciertas sustancias del entorno: polvo, polen, animales domésticos, alimentos, insectos, entre otros. Los expertos afirman que una buena alimentación es clave para combatir las alergias. Por este motivo, queremos compartir este listado de superalimentos que pueden evitar que una simple alergia se convierta en un problema de salud mayor.

Dónde puede afectar la reacción alérgica

Una reacción alérgica puede afectar a diferentes órganos del cuerpo humano: la nariz, los pulmones, la garganta, senos, orejas, revestimiento del estómago o de la piel. Además, se presenta con diferentes síntomas, como secreción nasal, estornudos, picazón, ojos rojos y llorosos, urticaria, asma, entre otros.

Superalimentos para prevenir las alergias

Los alimentos ayudan a fortalecer el sistema inmunológico. Con esto se reducen las posibilidades de sufrir cualquier tipo de alergia. Por este motivo, te presentamos estos superalimentos para ayudar a tu sistema inmunológico.

Manzanas

La quercetina, presente en las manzanas, es responsable de fortalecer el sistema inmunológico y proteger el cuerpo contra las reacciones alérgicas. Se recomienda consumir una manzana al día.

Cúrcuma

Es una especia muy beneficiosa para la salud. Su ingrediente activo, la curcumina, es un poderoso antioxidante y posee una acción antiinflamatoria. Basta con mezclar una cucharada de cúrcuma en polvo en leche una vez al día.

Ajo

Es uno de los mejores alimentos para fortalecer el sistema inmunológico. Capaz de inhibir la actividad de algunas enzimas que pueden provocar reacciones alérgicas. Poseen propiedades antibióticas, antiinflamatorias y antioxidantes.

Limón

Uno de los alimentos más poderosos. Este cítrico es ideal para prevenir y combatir las alergias de forma natural. Rico en vitamina C y antioxidantes también ayuda a equilibrar el pH del cuerpo.

Cebolla

Con propiedades antibióticas y antiinflamatorias ayudan a prevenir y combatir las reacciones alérgicas. Muy recomendado para casos de faringitis, laringitis e infecciones pulmonares.

Salmón

Este alimento, rico en ácidos grasos omega 3, tiene propiedades antiinflamatorias y ayuda contra las alergias. Su consumo frecuente mejora la salud pulmonar y reduce las reacciones alérgicas.

Té verde

Tiene la capacidad de bloquear el receptor implicado en la producción de la respuesta alérgica. También con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que previenen enfermedades.

Boniato

Contiene betacaroteno, manganeso, potasio y vitamina B. Con potentes propiedades antialérgicas, fortalecer todo el sistema inmunológico.

Jengibre

La raíz de jengibre es conocida por sus múltiples propiedades medicinales. Con poder antiinflamatorio y antibiótico, es capaz de fortalecer el sistema inmunológico, prevenir alergias y problemas respiratorios.

Semillas de lino

Son la mayor fuente vegetal de ácidos grasos omega 3. Previene de las reacciones alérgicas. Se pueden consumir mezcladas en ensaladas, yogur, leche, o jugos naturales, entre otros.

alergia primaveral

Cómo prevenir la alergia primaveral

alergia primaveral

Los alérgenos son los causantes directos de las alergias. Estas partículas, suspendidas en el aire, son peligrosas para el sistema inmune y son las culpables de la temida alergia primaveral. Durante esta estación, los síntomas de estas alergias (tos, estornudos, rinitis, etc.) empiezan a proliferar debido a las partículas de polen de la vegetación.

¿Qué es la alergia primaveral?

El mayor causante de las alergias en primavera es el polen. Son diminutos granos emitidos al aire por los árboles, pastos y todo tipo de vegetación con el fin de fertilizar otras plantas. Cuando estas partículas de polen atacan a una persona alérgica, se activan los protocolos de protección.

Síntomas de la alergia primaveral

Los principales síntomas de la alergia primaveral afectan generalmente al aparato respiratorio. Si alguna vez se presentan estos síntomas, lo mejor es consultar con el especialista:

  1. Picor en los ojos o en la nariz
  2. Moqueo acompañado de congestión nasal
  3. Tos, sobre todo después de haber hecho ejercicio físico
  4. Dificultad para respirar
  5. Enrojecimiento en la piel
  6. Lagrimeo
  7. Molestias a la luz
  8. Estornudos

Consejos para prevenir las alergias

Limpiar la casa frecuentemente

Se recomienda pasar la aspiradora una o dos veces por semana. Además, limpiar el polvo con frecuencia con un trapo húmedo que capture el polvo en lugar de dispersarlo con un plumero. Los alérgenos, como el moho y los ácaros, se pueden esconder en muchos rincones de la casa. Considera también la limpieza de los aparatos de ventilación y climatización para eliminar posibles fuentes de alergias de manera más eficiente.

Evitar salir durante el amanecer y atardecer

Son los dos momentos del día con una mayor concentración de polen. Si realizas actividades físicas al aire libre, pero eres alérgico, se recomienda ocupar un espacio cerrado para evitar el polen que circula en el aire. Por eso, lo mejor es programar las salidas y evitar los días de mayor polinización.

Mantener las ventanas cerradas

Cerrar las ventanas de casa y coche son buenos consejos para los alérgicos. En este caso, encender el aire acondicionado puede ayudar a evitar que entre más polen por las ventanas y evitar complicaciones respiratorias graves.

Alejarse lo máximo posible de los alérgenos

Se deben evitar aquellos objetos que puedan almacenar polvo y, además, sacudir los muebles con un paño húmedo. El contacto con perros y gatos también afecta a los alérgicos. El polen se puede aferrar al pelo de los animales y transferirlo dentro de casa.

Evitar tender la ropa en el exterior

Es preferible utilizar la secadora en días con mucha polinización porque éste se puede aferrar a las sabanas y la ropa. Por lo tanto, tender en el exterior durante la primavera es una mala idea para los más alérgicos.

Pulverizar agua en casa

Se puede mejorar el ambiente de la casa pulverizando agua con frecuencia en las habitaciones. Sobre todo en los dormitorio y antes de ir a dormir.

 

Si por el ritmo actual de vida es imposible evitar las alergias de primavera por completo, lo mejor es consultar al especialista para buscar un tratamiento.

mejorar tu salud

Consejos para mejorar tu salud en el trabajo

mejorar tu salud

Para ser más productivos en el trabajo y, a la vez, más felices en la vida personal, hay que tener muy en cuenta nuestra salud. Por eso, queremos proponer algunas ideas sencillas para mejorar tu salud en la oficina.

 

Los estudios revelan que 6 de cada 10 adultos pasan más del 70% del tiempo en una posición sedentaria. Esta posición tiene un efecto negativo sobre el cuerpo en general. Al estar sentados tantas horas, mermamos la capacidad que tiene el cuerpo para procesar grasas. Además, incrementamos su resistencia a la insulina, que es la encargada de procesar los azúcares.

Cómo mejorar tu salud en la oficina

Teniendo en cuenta que pasamos muchas horas en la oficina, queremos explicar los siguientes consejos para mejorar tu salud en el puesto de trabajo.

Olvidarse del tabaco

Es obvio que fumar es malo para la salud. Pero, además, empieza a ser mal visto por muchos compañeros de trabajo. Es una fuente de suciedad en los ceniceros de las entradas de los edificios de oficinas. También constituye una pérdida de horas de trabajo cuando se sale a la calle para echar un cigarro.

Ponerse más de pie

Al hablar por teléfono, intentar hacerlo de pie. Si de verdad preocupa el sedentarismo, siempre existen diferentes tareas que se pueden hacer durante día y que exigen levantarse.

Moverse más

Cuando una persona se siente atada a la mesa y está absorta en los quehaceres, existen pequeños trucos que obligan a moverse más. Por ejemplo, cambiar el vaso de agua por uno más pequeño hace que tengas que moverte más a por agua. Igual con tus compañeros de trabajo; vale más hablar en persona que por correo electrónico.

Subir por las escaleras

No es cuestión de subir y bajar escaleras todo el día. Pero sí se puede intentar una vez al día utilizarlas. Si se practica esto todos los días, se puede mejorar mucho la forma física y sin darse cuenta.

Adoptar una postura correcta frente al ordenador

Los puntos principales son: espalda erguida y estirada, mouse con soporte para la muñeca, teclado ergonómico, pies sobre el suelo y pantalla a 50 centímetros como mínimo, a la altura de la línea de los ojos.

Utilizar el transporte público

La sostenibilidad del planeta depende, en gran medida, del abandono del transporte privado por el público. No sólo se contribuye en su preservación, sino que ayudas a tu salud personal. Al utilizar metro o autobús, inevitablemente te obligas a caminar más, activando la circulación del organismo.

problemas respiratorios

Sistemas de calefacción para personas con problemas respiratorios

problemas respiratorios

Como cada invierno, cada día estamos menos dispuestos a pasar frío dentro de casa. Nos gustan las casas bien caldeadas y poder estar en manga corta en pleno invierno. Pero esta comodidad puede acarrear ciertos problemas respiratorios si abusamos de la calefacción sin control.

Los sistemas de calefacción se han ido perfeccionando y la oferta es bastante amplia. En primer lugar, cabe recordar que para conseguir un ambiente climatizado saludable la temperatura no debe superar en invierno los 19 ºC a 20 ºC. Por la noche, un par de grados menos para dormir de forma saludable. Recordar también que los cambios bruscos de temperatura entre el interior y el exterior son los que generan y favorecen las infecciones virales.

¿Influye la calefacción en los problemas respiratorios?

Existen muchos sistemas de calefacción: losa radiante, estufas de gas, eléctrica, de leña, entre muchos otros. Generalmente se pueden clasificar entre sistemas que funcionan por combustión, sistemas que utilizan la electricidad como, por ejemplo, los radiadores, y los que calientan a través de la circulación de aire caliente, como los aires acondicionados.

Los sistemas de combustión consumen oxígeno y liberan monóxido de carbono al aire. La estufa es el ejemplo más claro. Por un lado, el riesgo de que alguien pueda quemarse con la llama, por otro lado, las estufas queman oxígeno y producen sustancias que pueden llegar a ser nocivas. Por este motivo, es importante una correcta ventilación de la vivienda para evitar acumulación de gases nocivos para la salud.

Los sistemas de aire caliente resecan el ambiente. El ambiente seco no es bueno para la salud porque puede generar problemas en mucosas, ojos y piel. Además, la exposición prolongada en una habitación con sistemas de aire puede provocar mareos o dolor de cabeza. El mejor sistema sería la instalación de un aire acondicionado con control automático de los parámetros de humedad y temperatura en el aire.

Climatización anti-alergia

De entre todos los sistemas para caldear casas y edificios, ¿cuál es mejor sistema para evitar problemas respiratorios?

  1. Los sistemas de calefacción tradicionales (estufa, radiador, etc.) ponen en circulación aire caliente por toda la habitación, pero arrastran las partículas de polvo que contienen alérgenos. Además, producen gases y otras sustancias que pueden desencadenar alergias. En estos casos, es importante ventilar las estancias y pasar la aspiradora con regularidad.
  2. La calefacción eléctrica (estufa de cuarzo, aire acondicionado, etc.) permite mantener una temperatura constante. Pero, al igual que los sistemas tradicionales, también distribuyen junto con el aire caliente, el polvo y los ácaros. La diferencia con los anteriores reside en la no propagación ni de olores ni de gases nocivos para el sistema respiratorio. Con estos equipos en casa, la limpieza de los ambientes es muy importante. Además, algunos equipos poseen filtros anti-alérgicos y sistemas de autolimpieza.
  3. Sistema de calefacción por calor radiante. Caldean el aire directamente sin levantar polvo. La climatización bajo el suelo permite una distribución homogénea del calor. Este tipo de sistema es una buena opción para combatir posibles reacciones alérgicas, no produce condensaciones de humedad ni afecta las vías respiratorias porque no consume oxígeno.
dermatitis atópica

El frío, la calefacción y la lana provocan la dermatitis atópica

La dermatitis atópica es una enfermedad crónica de la piel. Su síntoma principal es un intenso picor que lleva a que el paciente se rasque y le aparezcan lesiones rojas visibles en la piel.

¿Qué es exactamente la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel seca y sensible. Su picor puede llegar a ser muy intenso, provocando eczemas que incrementan la sensación de picor e incluso de dolor.

Es una enfermedad benigna, no contagiosa y que suele aparece en forma de brotes. Esta enfermedad aparece más en niños que en niñas a cualquier edad. Es más frecuente que aparezca en la infancia para desaparecer, en muchos casos, en la pubertad.

Es una de las dolencias más frecuente entre los niños españoles. Entre el 5% y el 10% de la población lo padece, según los expertos. Se calcula que un 18 % de los menores de dos años la padece, y genera el 20% de todas las consultas de dermatología pediátrica.

Factores que pueden agravar la dolencia en la piel

Las siguientes situaciones pueden agravar la enfermedad, por lo que se aconseja tener en cuenta los aspectos siguientes:

  1. Vigilar que la piel esté bien hidratada. La baja humedad en el ambiente favorece la deshidratación de la piel. Por eso, el ambiente de la casa no debe ser seco ni muy caluroso, sobre todo controlar en invierno el uso abusivo de la calefacción.
  2. Los ácaros, gérmenes en las partículas del polvo de la casa, pueden producir irritación. Evitar alfombras, moquetas, cortinas, edredones y ventilar correctamente los dormitorios.
  3. Las sustancias irritantes se deben evitar. Tanto los detergentes de la ropa como los hidratantes de la piel. Estas substancias pueden ser irritantes para la piel del sujeto atópico, por eso, se deben utilizar productos especiales para ellos.
  4. La ropa en contacto con la piel debe ser de tejidos naturales como el algodón, lino o hilo. Se recomienda evitar la lana o las fibras sintéticas porque pueden provocar picor.
  5. El momento de la ducha también es importante. Una vez al día, con agua tibia y jabones adecuados.
  6. El sol suele ser beneficioso para la dermatitis atópica. Siempre usar un buen protector solar para prevenir quemaduras.

Es una enfermedad que, aunque no es grave, puede ser desesperante. Además, necesita una gran constancia en el cuidado de la piel y en sus medidas de prevención.

programar

Programar la calefacción, la mejor aliada contra los resfriados

programar

Programar la calefacción antes de la llegada a casa, antes de levantarse o en los momentos que pasamos en el baño permite reducir el riesgo de acabar resfriados. Sobre todo, es una protección básica para los colectivos más vulnerables como niños y ancianos.

La calefacción más efectiva es aquella que proporciona una sensación de confort durante todo el tiempo que estamos en el hogar. Por eso, hoy hablaremos de control y programación de la calefacción para evitar los temidos resfriados.

Programar la calefacción puede evitar los resfriados

Programar la calefacción puede salvarnos entre un invierno sin preocupaciones de salud o un invierno enlazando resfriados. Varias situaciones nos hacen vulnerables dentro del hogar:

  1. Los tiempos de espera en los que nos encontramos en una habitación fría a menos de 18 grados y cogemos frío hasta que el sistema de calefacción alcanza la temperatura de confort (21ºC). Parece mentira, pero en estos minutos claves el organismo es vulnerable a esa pérdida de calor, lo que suele terminar en resfriados.
  2. Otro momento delicado es la hora de la ducha o baño y al salir de ella. En muchos hogares no hay ningún tipo de sistema de calefacción en los baños. Es un momento sensible porque nos encontramos sin prendas de ropa a temperaturas inferiores a la temperatura de confort.

En los colectivos más vulnerables como niños o ancianos, esos cambios de temperatura dentro del hogar suponen un peligro mayor. Por eso, utilizando un sistema de calefacción que trabaje con el confort, la eficiencia y el ahorro energético se pueden evitar muchas situaciones.

Cómo lograr un control inteligente de la temperatura de la vivienda

El primer paso para un control inteligente del hogar comienza por medir la temperatura interior y saber a qué distancia nos encontramos de la temperatura de confort. Para no perder energía, dinero y calidad de vida, es importante utilizar los termostatos inteligentes.

Actualmente, los termostatos inteligentes nos permiten controlar la temperatura de nuestro hogar con un smartphone desde cualquier lugar. En el mercado existen Apps para dispositivos móviles Android o iOS capaces de gestionar la temperatura desde cualquier lugar donde nos encontremos. Se enlazan con el WiFi de la vivienda y permiten que accedamos desde el smartphone al sistema para establecer la temperatura de confort o programarla en función de las necesidades. A continuación, unos ejemplos de su uso:

Un hogar siempre confortable antes de nuestra llegada

La mayor ventaja de estos sistemas es la posibilidad de programar un calendario de encendido y apagado de la calefacción. Esto evitará encontrarnos con el hogar frío y evitar coger un resfriado. Además, estaremos calentando la vivienda de manera gradual lo que permitirá un consumo eficiente y un ahorro importante de energía.

Flexibilidad ante imprevistos

Los sistemas domóticos nos permiten ser flexibles ante los imprevistos del día a día. Por ejemplo, si tenemos previsto llegar antes a casa, podemos enviar una señal desde nuestro smartphone para arrancar la caldera. Por contra, si prevemos llegar más tarde, podemos reprogramar la caldera a un rato antes de nuestra llegada.

Este tipo de gestión nos aporta un ahorro para nuestro bolsillo y contribuimos positivamente sobre el impacto de estos aparatos en el medioambiente.

calefaccion encendida

¿Es perjudicial dormir con la calefacción encendida?

calefacción encendida

Con las frías y largas noches de invierno muchas personas optan por no apagar las calderas y los radiadores. La mayoría de los hogares ya encienden la calefacción durante el día, pero al llegar la noche nos surge cada año la misma pregunta: ¿es conveniente dejar la calefacción encendida mientras estamos durmiendo? A continuación, te explicamos si esta acción es beneficiosa o no para nuestro cuerpo.

Efectos de la calefacción encendida durante la noche

La clave para un sueño efectivo está en mantener una temperatura constante y adecuada durante el descanso nocturno. El exceso de calor en el dormitorio al mantener la calefacción encendida puede dificultar o interrumpir el sueño.

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), insiste en el hecho que la temperatura de la habitación tiene importancia porque incide en la calidad del sueño. El frío o el calor extremo pueden provocar microdespertares que alteran el ritmo natural del mismo.

El cuerpo tiene una temperatura constante durante el día que es ligeramente superior a la temperatura de la noche. Durante la fase REM del sueño, que es la más profunda, se produce un mayor descenso de la temperatura corporal. Si la habitación en la que dormimos tiene un ambiente muy caluroso, podemos alterar el ritmo de la temperatura corporal. Este hecho produce que el sueño se vuelva más superficial y tengamos estos microdespertares.

Por ello, los médicos aconsejan que la temperatura idónea de la habitación en la que se duerma vaya entre los 18 y los 22 grados. Con una temperatura constante no alteraremos nuestro organismo y tendremos un sueño de calidad.

Utiliza ropa adecuada para dormir

En referencia a la ropa que utilizamos en la cama, se da por hecho que la manta ha sido sustituida por el edredón nórdico. Éste es mucho más ligero que la manta y, además, conserva mejor el calor en la cama.

Si utilizamos pijamas de algodón para dejar transpirar el cuerpo mientras dormimos, conseguiremos un efecto positivo en el sueño. Lo importante en el momento de dormir es evitar que nos despertemos y romper así la fase completa del sueño.