Entradas

ahorrar-gastos-hogar

5 consejos para conseguir ahorrar en los gastos del hogar

ahorrar-gastos-hogar

La pandemia mundial de coronavirus ha traído con ella una grave crisis económica provocada por el parón de las industrias para poder poner freno a la cadena de contagios. Hace algunas semanas te explicábamos en este artículo que la pandemia de Covid-19 había hecho que uno de los principales propósitos de año nuevo fuera ahorrar. Pero ahora nos centramos en tus rutinas, en tu día a día para que descubras 5 maneras de ahorrar en los gastos fijos del hogar.

 

5 maneras de ahorrar en los gastos del hogar

Una cosa es aprovechar la situación de semiconfinamiento para reducir gastos en ocio, restauración o ropa (no salimos prácticamente, no lo necesitamos) y otra muy diferente es conseguir reducir los gastos fijos de tu hogar. Aquí entran en juego las facturas de los servicios como la electricidad o el gas, alquiler o hipoteca, alimentación, etc.

  1. Eliminar las suscripciones audiovisuales. HBO, Netflix, Filmin, Disney Plus… Vivimos en la época de las grandes plataformas de ocio audiovisual, prácticamente tenemos que estar subscritos a todos los canales si no queremos perdernos las últimas series o películas de moda. Pero si quieres ahorrar tendrás que priorizar y deshacerte de aquellos canales en los que solo ves una serie o hace tiempo que no lo usas.
  2. Adiós al café y a los almuerzos pagados. Olvídate de las máquinas de vending, las de café y de ir a buscar un té y bollería a media mañana. Puede parecer que 2 o 3 euros no significarán nada a final de mes, pero multiplícalo por veinte días: Una media de 60 euros mensuales que puedes invertir en la compra de alimentación general para el hogar. Llévate siempre el café en un termo portátil desde casa y también aperitivos para picar durante las horas de trabajo.
  3. Reduce el número de tarjetas y revisa los intereses de tus cuentas bancarias. Somos una sociedad bastante analfabeta en cuanto a economía financiera y perdemos mucho dinero en gastos que ni sabemos que tenemos. Reduce tus cuentas bancarias, quizás es mejor que solo tengas una o 2. Revisa también las condiciones, posiblemente puedes cambiarlas para ahorrar en intereses. Y en cuanto a las tarjetas, con una es más que suficiente. Tener más provocará que hagas más gasto y también te cobrarán más gastos de gestión y mantenimiento.
  4. Organiza la lista de la compra. No vayas a un único supermercado a comprar todo. Revisa las ofertas en los diferentes establecimientos de tu barrio y aprovecha los descuentos para ahorrar.
  5. Practica la eficiencia energética. Sigue los consejos que te damos en este artículo para reducir el consumo y, por tanto, también la factura de tus suministros.
Ahorro-Covid-19

Propósitos de año nuevo: Aprovechar la pandemia para ahorrar

Ahorro-Covid-19

Un informe del Observatorio del Ahorro Familiar de la Fundación IE y de la Fundación Mutualidad Abogacía concluye que una de cada tres familias tenía menos de 2.200 euros ahorrados cuando llegó la pandemia de coronavirus. Esto ha potenciado que se quiera ahorrar también por otros dos motivos:

  1. Incapacidad de gastar lo que se ingresa. Los 3 meses de confinamiento absoluto redujeron los gastos hasta reducirlas a lo mínimo y básico: Suministros, vivienda y alimentación.
  2. Miedo al futuro laboral y económico. La incertidumbre de la crisis de la Covid-19 ha hecho que empresas y trabajadores no puedan hacer planes ni tan solo a corto plazo, la bajada de los beneficios del tejido empresarial, junto a la situación de ERTE’s que han provocado una caída de la economía y el consumo, que tardará a recuperarse y esto provoca un futuro poco predictivo.

Covid-19: Una oportunidad para ahorrar

Los hogares del país tienen ahorrados una media de 9.000 euros, una cifra que nos convierte en un estado vulnerable, ya que éstas representan unas de las cifras de ahorro más bajas de Europa. Por eso muchas familias han visto la pandemia de coronavirus como una oportunidad para ahorrar, no solo aquellos que por circunstancias laborales no tienen otro camino (paro o ERTE que los obliga a consumir lo mínimo), hablamos del resto de hogares que en previsión de un futuro incierto prefieren reducir su consumo.

La situación actual facilita las cosas, el semiconfinamiento y los horarios restrictivos de la hostelería así como la reducción de la movilidad hace que sea muy fácil no consumir en restaurantes y hacer viajes, planes de ocio que antes representaban un gasto importante en el caso de las familias más jóvenes y activas socialmente hablando.

Por otro lado, se han reducido el número de planes que se pueden hacer y un gran porcentaje de personas teletrabaja; esto se ha traducido en menos preocupación por la imagen personal: Es más fácil no comprar ropa y cosmética.

Por último, el hecho de no poder hacer celebraciones multitudinarias ha reducido los planes de cumpleaños, bodas y comuniones a la mínima expresión y todo lo que esto comporta cuando empieza la temporada del sector: Gastos en regalos, ropa, comida…

Dicen que se tiene que buscar siempre la parte positiva en todo y quizás ésta sea que el nivel de endeudamiento de las familias y su capacidad ahorradora crecerá, a pesar de que poner el freno al consumo en una sociedad capitalista, hará daño a la larga. El pez que se muerde la cola.

funciones básicas

Funciones básicas de tu aire acondicionado que debes conocer

funciones básicas

 

La bomba de calor es, posiblemente, uno de los electrodomésticos más versátiles dentro del hogar. Ofrece aire caliente en invierno y aire frío en verano. Además, está dotado de unas funciones básicas que lo hacen muy versátil, adaptable a cada momento del día. Seguramente estés desaprovechando algunas de sus funciones porque no las conozcas. Por eso, para sacarle el máximo partido sin necesidad de leer el manual de instrucciones, vamos a refrescarte la memoria con las funciones básicas más usadas del aire acondicionado.

Funciones básicas de tu aparato de aire

Las funciones básicas más utilizadas suelen estar relacionadas con la programación, pero hay más. Descúbrelas aquí y olvídate de pasar calor este verano:

Bomba de calor

Generalmente asociamos el aire acondicionado con su uso en el verano. Sin embargo, estos aparatos cuentan también con la función de bomba de calor. Un mismo aparato de aire para dos estaciones bien diferenciadas, verano e invierno. Enfría o calienta las habitaciones de tu hogar.

Modo noche

En las noches de bochorno veraniego, el aire acondicionado también se puede utilizar para dormir frescos y a pierna suelta. La utilización del modo noche, permite que el aparato no solo haga menos ruido mientras durmamos, sino que también regulará la temperatura para que no pasemos frío. Llegado a cierto punto, el aparato de aire se apagará. El modo noche es una de las funciones más interesantes y menos aprovechadas por los consumidores.

Programador de temperatura y de encendido/apagado

Con la función de programación podrás decidir el apagado o encendido del aparato sin estar presente en el momento. La programación regular de esta función permite un uso más eficiente de este electrodoméstico. Además, al mismo tiempo podrás programar la temperatura para que no te congeles o te achicharres.

Regula las lamas

Las lamas permiten dirigir la trayectoria del aire que sale del aparato de forma fija o variable. Estos componentes son abatibles, tanto vertical como horizontalmente. Colócalos como mejor te convenga para evitar que te dé el aire directamente en la cara, algo que seguro agradecerás.

Adiós a la humedad

Es una de las funciones más desconocidas, pero de las más eficaces: la opción Dry. Esta función permite eliminar el exceso de humedad del ambiente que se crea en la habitación. Se suele utilizar mucho cuando hay muchas personas en una misma habitación. Funciona de la siguiente manera: la temperatura es la misma, pero funciona con el ventilador a más baja velocidad. Con esto se consigue reducir la humedad del ambiente.

aire acondicionado y las plantas

La buena relación entre el aire acondicionado y las plantas

aire acondicionado y las plantas

 

Las plantas aportan calidez al espacio, purifican el aire y mejoran el estado de ánimo de las personas a su alrededor. Las ventajas de tener plantas son infinitas, pero ¿crees que existe una buena relación entre el aire acondicionado y las plantas?

 

Tipos de plantas para diferentes ambientes

Las plantas son seres vivos que a lo largo del día sufren constantes variaciones en la temperatura. En un mismo día podemos abrir las ventanas, encender la calefacción o el aire acondicionado, dejar a oscuras la habitación, etc. ¿Crees que todas estas variaciones pueden afectar a la salud de las plantas?

 

Cada planta es un mundo aparte. Dependiendo de la especie a la que pertenezcan, sus necesidades varían. A continuación, os dejamos con dos ejemplos bien diferenciados de plantas que se adaptan en ambientes diferentes:

  1. Podemos encontrar especies tropicales como la Costilla de Adán que necesitan ambientes cálidos y húmedos. Además, son plantas que necesitan mucha luz, pero sin que los rayos del sol incidan de manera directa sobre sus hojas.
  2. En cambio, la hiedra prefiere ambientes más frescos. Estas plantas son perfectas para decorar pasillos en sombra o estancias de interior con menos luz.

 

En general, las plantas de interior deben tener una temperatura aproximada de 15 grados centígrados. En tiempo estival, cuando la temperatura interior puede alcanzar valores altos, es imprescindible tener un buen aparato de aire acondicionado. Será nuestro regulador de temperatura interior y podremos establecer una buena relación entre el aire acondicionado y las plantas de nuestro hogar.

 

Convivencia entre el aire acondicionado y las plantas

Regular correctamente el aire acondicionado no tiene por qué suponer un problema para las plantas. De hecho, casi todas las especies que podamos tener en el interior de nuestro hogar agradecerán un respiro del calor veraniego. Tanto en sí que la temperatura no afecta directamente a las plantas, sí debemos controlar la humedad de la casa. Los aparatos de aire acondicionado resecan el ambiente, por lo que hay que regular la frecuencia y cantidad del riego.

 

La forma cómo regarlas es importante. Debemos evitar y controlar los excesos de agua, por eso es mejor hidratarlas echando agua con un pulverizador sobre sus hojas. Además, tenemos que regar la tierra de forma moderada, dependiendo de las exigencias de cada una de las especies que tengamos.

 

Como último consejo, debemos cuidar la ubicación de las plantas. Evitar siempre los espacios más fríos o con corrientes, incluso alejarlas directamente de la influencia directa del aire acondicionado o la calefacción.

 

A la hora de encender el aparato de aire acondicionado o calefacción, piensa un poco en tus plantas y en como podría afectarles esos cambios bruscos de temperatura. ¡Te lo van a agradecer!

orientación de tu hogar

Ahorro energético según la orientación de tu hogar

orientación de tu hogar

Para encontrar bienestar y confort en el hogar, la mayoría de los usuarios afirman que un buen equipo de aire acondicionado para los meses calurosos y un buen sistema de calefacción para los días fríos del invierno son imprescindibles. A la hora de elegir qué sistema es el que más nos interesa, se debe tener en cuenta la orientación de tu hogar para apostar por las soluciones de climatización más eficientes.

 

La orientación de tu hogar no es el único factor que determina la temperatura ambiente, pero sí es uno de los más determinantes. Los datos demuestran que la orientación de la casa puede suponer un ahorro de energía importante (hasta del 70%). Recorriendo los cuatro puntos cardinales que explicamos a continuación, podremos dar con algunas recomendaciones para que tu vivienda sea lo más acogedora posible.

Ahorra energía dependiendo la orientación de tu hogar

Los cuatro puntos cardinales van a marcar la elección de los sistemas de climatización en dependencia de las siguientes características:

Norte

El principal problema que presenta una vivienda con orientación norte es el frío en invierno. En cambio, durante el verano, el sol sólo incide por la mañana y al atardecer. En este tipo de viviendas es importante contar con un buen aislamiento en ventanas y puertas. El principal gasto energético se debe a la calefacción durante los meses más fríos.

Sur

Las viviendas con orientación sur reciben durante las cuatro estaciones del año una fuerte influencia del sol, tanto en luz natural como en calor. Contrariamente al caso anterior, el principal gasto en energía se debe al aire acondicionado. Para ahorrar un poco en la factura de la luz, se recomienda estudiar en qué estancias de la casa se pasa más tiempo a lo largo del día para colocar un sistema de climatización efectivo. Además, nunca se debe obviar la activación de un modo nocturno de refrigeración para conciliar mejor el sueño. Si con estos consejos todavía se padece calor dentro de la vivienda, se debería priorizar la instalación de toldos en terrazas y ventanas para evitar la incidencia directa de los rayos del sol.

Este

Estas viviendas reciben luz y calor del sol durante todo el año entre el amanecer y el mediodía. Los inviernos suelen ser más cálidos, más llevaderos, gracias a que calientan la vivienda buena parte de la mañana. En cambio, durante el período de más calor, se hace imprescindible el uso del equipo de aire acondicionado.

Oeste

Las viviendas orientadas al oeste suelen ser muy cálidas. El sol incide durante todo el año desde el amanecer hasta el atardecer. Por este motivo, en invierno se genera un ambiente agradable y el gasto en calefacción se reduce en comparación con las demás orientaciones. Mientras que en invierno se mantiene la casa medianamente caldeada, de cara al verano ocurre el efecto contrario. La incidencia directa del sol es tan grande que es interesante impedir la entrada del calor con toldos, estores, etc. Probablemente no sea suficiente y se necesite de un sistema de aire acondicionado.

eficiencia energética de las calderas

Distintivo de eficiencia energética de las calderas

eficiencia energética de las calderas

Desde el 2015 se aplica de manera obligatoria la normativa europea Energy Related Product (ErP) de etiquetado energético y diseño ecológico. Esta normativa afecta a calderas, bombas de calor, equipos de cogeneración de potencia menor a 400W y calentadores y acumuladores de menos de 2.000 litros.

 

Los datos que ofrece esta etiqueta son el nivel de eficiencia energética, en una escala de mayor eficiencia (A+++) a menor eficiencia (G), el nivel de ruido, la potencia térmica nominal y la cantidad de agua caliente capaz de producir. Por este motivo, la eficiencia energética de las calderas es un tema actual, sobre todo, por las intenciones de fabricantes y consumidores en la preservación del medio ambiente.

La eficiencia energética de las calderas de condensación

El valor que marca la diferencia es la elevada eficiencia energética de las calderas de condensación frente a las calderas convencionales. Puede suponer un ahorro entre un 20% y un 30%.

 

Esto se debe al mayor aprovechamiento de calor dentro de la caldera. El vapor generado de la combustión es reconducido, precalentando el agua que es introducida en la caldera. De hecho, su rendimiento es bastante mayor, de alrededor un 110% frente al 70-80% de las convencionales. También hay que tener en cuenta que la eficiencia energética de las calderas es mayor cuando trabajan a baja temperatura. Alrededor de los 50-60ºC, aprovechan mucho más el calor disipado.

Ventajas de las calderas de condensación

El funcionamiento eficiente de las calderas de condensación hace que presenten las siguientes ventajas:

  1. Ahorran energía y son energéticamente más eficientes. Estas calderas llegan a ahorrar en torno al 25-30% en el consumo de energía.
  2. Son más sostenibles. Como hemos comentado anteriormente, las calderas de condensación recuperan el calor que proviene de la condensación de los vapores de agua. Recuperando esta energía, se reduce la temperatura de los gases de combustión, con lo que se reduce la emisión de gases contaminantes. De hecho, reducen hasta en un 70%, las emisiones de óxido de nitrógeno y dióxido de carbono.
  3. Mayor rendimiento. Como aprovechan el calor del vapor del agua, alcanzan rendimientos del cien por cien.
  4. Se puede subvencionar su instalación. Muchas comunidades autónomas preocupadas por el medio ambiente ofrecen subvenciones para impulsar la implantación de este tipo de tecnología eficiente.

Otras ventajas de la caldera de condensación

A parte que son más eficientes y ahorran energía, las calderas de condensación son mucho más silenciosas que las convencionales. El mayor inconveniente de este tipo de calderas, la inversión inicial. Aun así, se amortiza rápidamente debido al ahorro energético que conlleva. Su instalación es más compleja que en las calderas convencionales porque requiere una salida de humos para el vapor. Además, la chimenea se tiene que instalar de forma que no provoque goteos y también se debe colocar un desagüe para eliminar la condensación del vapor de agua en la caldera.

punto de recarga

Instalar un punto de recarga para coches eléctricos en el garaje

punto de recarga

Con la implantación del coche eléctrico en el mercado automovilístico, diferentes dudas asaltan a los compradores. Una de estas dudas es cómo y dónde instalar un punto de recarga para las baterías del automóvil.

 

Lo más común es que esté en casa, en un garaje comunitario o en una vivienda unifamiliar. Cuando el garaje es propiedad privada no aparecen problemas, pero en un garaje comunitario, siempre surgen problemas y dudas con los vecinos. Pero, nada más lejos de la realidad, cargar el coche eléctrico en un garaje comunitario no es complicado, ni caro. En muchas ocasiones el coste está subvencionado durante la compra del vehículo.

 

A continuación, te explicamos todos los puntos importantes para instalar un punto de recarga para coches eléctricos en tu garaje comunitario.

Instalar un punto de recarga en el garaje comunitario

Para cargar las baterías de un coche eléctrico no se necesitan grandes instalaciones ni tecnologías punteras. Únicamente basta con instalar un punto de recarga (Wallbox en inglés). Estos dispositivos permiten una recargar de la batería en un tiempo más prudencial que con cualquier otro tipo de enchufe, donde la recarga puede durar hasta 20 horas.

 

El problema reside en la falta de previsión de muchos garajes comunitarios de colocar enchufes. Por eso, lo más ético es colocar este punto de recarga en la plaza de aparcamiento y a nombre del usuario. De esta manera las facturas vendrán a nombre del propietario y se evitarán problemas con los demás usuarios del garaje.

Informar a la comunidad

En el caso que los vecinos puedan poner problemas, lo cierto es que la ley ampara a estos propietarios de coches ecológicos. Con la modificación de la Ley de Propiedad Horizontal del año 2009, solamente hay que informar por escrito al presidente de la comunidad o administrador de la finca.

 

Además, la instalación técnica se debe regir por el Reglamento de baja tensión ITC-BT-52. Esta normativa regular la infraestructura de recarga para coches eléctricos.

Cómo configurar su instalación

En el caso que la plaza de aparcamiento se encuentre en el mismo edificio, lo lógico es hacer una derivación desde el contador de casa hasta la plaza de garaje. Así se podrá unificar el consumo del hogar y del coche eléctrico en un mismo contrato.

 

Generalmente, los contadores se suelen situar de forma centralizada en la planta cero del edificio. Tirar un cable a las inferiores no suele ser muy complicado. Sin embargo, a veces la derivación desde el contador no es posible, ya sea por metros de cable necesarios o porque la plaza de garaje está en otro edificio. La solución es sencilla:

  1. contratar una nueva línea eléctrica para la recarga del vehículo eléctrico
  2. colocar otro contador a partir del contador general del garaje comunitario

 

La primera opción es más cara porque es necesario pagar un nuevo término de potencia. La segunda opción te hará repercutir el gasto eléctrico consumido de forma mensual. El problema es que se necesita la aprobación de la comunidad.

colocar los radiadores

¿Cuál es el mejor sitio para colocar los radiadores?

colocar los radiadores

Los radiadores son emisores térmicos que consisten en un circuito de aluminio, hierro fundido o acero por donde circula el agua caliente. Estos sistemas de calefacción son muy efectivos, pero debemos tener en cuenta algunas precauciones:

  1. No se debe secar ropa encima o cubrir con tejidos
  2. Tampoco se aconseja pintar los radiadores porque la pintura dificulta la transmisión de calor y puede desprender olores
  3. Anualmente es importante purgar los radiadores para eliminar el aire y optimizar su funcionamiento

 

Una vez se han seguido todas estas recomendaciones, si lo que buscamos es la eficiencia de los radiadores, hay que tener muy en cuenta su ubicación dentro de la casa. Colocar los radiadores en los lugares óptimos y tener un mantenimiento adecuado a lo largo del año, va a permitir un ahorro energético y eficiencia óptima de los radiadores.

Dónde colocar los radiadores en casa

Aunque parezca algo del azar, la ubicación de los radiadores tiene su lógica. El principal objetivo a la hora de colocar los radiadores es conseguir el mayor rendimiento de energía posible. A continuación, los lugares más idóneos para su colocación:

Debajo de la ventana

Los radiadores calientan el aire de alrededor que pasa por sus aletas. Este proceso se llama convección. El aire se distribuye por la habitación una vez caliente, por lo que la rapidez con la que se distribuye por la estancia también es importante. Por eso, colocar los radiadores debajo de las ventanas ayuda a una redistribución del aire más rápida. El aire frío que llega por las ventanas se calienta al pasar por encima del radiador, creando una corriente de aire frío y caliente. El frío baja porque pesa más y el caliente sube. De hecho, un radiador colocado debajo de una ventana es un 30% más eficiente.

En paredes interiores

Otra ubicación, pero menos eficiente, son las paredes interiores de la casa. El calor que se transmite a la pared se redirige hacia otras habitaciones y no se pierde. Evitar, en la medida de lo posible, su colocación en paredes que den al exterior. Si no se puede reorganizar su colocación, existen medios para mejorar el rendimiento:

  1. instalar aislantes entre la pared y el radiador
  2. pintar la pared con pinturas aislantes térmicas
  3. colocar reflectantes de calor preparados para este fin.

 

En conclusión, la opción más eficiente es debajo de las ventanas. Eso sí, optar por unas ventanas con cristales dobles para mejorar el aislamiento. En el caso de no poderlo hacer, existen en el mercado diferentes medios para aislar la casa y mejorar el rendimiento de los radiadores.

Calefacción central o individual

Calefacción central o individual, ¿cuál es mejor energéticamente?

Calefacción central o individual

l

Es difícil responder a la pregunta si es mejor la calefacción central o individual porque hay diversos factores que hacen que, como en la mayoría de los casos, no haya una única respuesta válida. Tampoco si lo planteamos en términos de eficiencia energética, algo que cada vez nos preocupa más a todos, por nuestro compromiso con el medio ambiente y también, no lo podemos negar, por el alto precio que los suministros del hogar han alcanzado en los últimos tiempos.

La conveniencia de un tipo u otro de calefacción, del que veremos sus características a continuación, dependerá mucho de factores como, por ejemplo, el número de personas que vivan en una casa.

Calefacción central o individual. Características, ventajas y desventajas

Calefacción central

La calefacción central en la actualidad sólo está instalada en el 10% de los hogares españoles. Este tipo de calefacción se caracteriza esencialmente porque la misma fuente de calor da servicio a diversos tipos de vivienda, que pueden, o no, estar en el mismo bloque. En estos casos se puede consumir energía de forma indiscriminada porque el consumo se paga entre todos. Además, normalmente, se paga una cantidad preestablecida.

La caldera de este tipo de calefacción no se encuentra en el interior de la vivienda y su mantenimiento es más barato que el de la calefacción individual porque se paga entre todos los vecinos o usuarios.

Respecto a las desventajas podemos resaltar que la fecha de encendido y apagado de este tipo de calefacción está estipulada y puede ser que no se ajuste a las necesidades de todos los usuarios.

Como conclusión podemos aportar que este tipo de calefacción puede contribuir positivamente en términos de eficiencia energética a familias numerosas en lugares muy fríos. No obstante, el hecho de que se consuma indiscriminadamente no es positivo ni en este sentido ni en muchos otros.

Una posible solución, que nos permite guardar sus ventajas y alejarnos de sus desventajas, es lo que se conoce como calefacción central de contabilización individualizada de consumos. Este sistema consiste, a grandes rasgos, en instalar contadores o repetidores de costes en las viviendas que cuentan con calificación central para poder contabilizar el consumo de cada usuario.

Calefacción individual

La calefacción individual, como se puede desprender de lo abordado en el anterior párrafo, se caracteriza porque cada vivienda tiene su propia caldera y el mantenimiento, tanto de ésta como de los radiadores o el sistema de emisión que se tenga, depende del usuario. Los costes, por tanto, son más caros. Pero pueden escoger cuándo en qué momento la encienden y cuándo la apagan.

Vemos, por tanto, que en lo que se refiere a calefacción central o individual, a excepción de casos concretos como los expuestos, la individual, siempre que se realice un buen uso de ésta, es mejor en lo referente a eficiencia energética.

dureza del agua

¿Qué termo debo elegir según la dureza del agua?

Un termo es un depósito de agua que tenemos en el hogar y que es de uso sanitario. Mantiene una temperatura constante mediante electricidad. Por esta razón es importante que el termo se coloque en un lugar protegido e interior para evitar las pérdidas de calor. También se recomienda colocarlo cerca de los lugares donde se va a usar, por ejemplo, baños o cocina. Este simple hecho va a evitar el descenso de la temperatura en el trayecto que recorre el agua del termo al grifo.

En el mercado disponemos de termos con diferentes capacidades para adaptarse a la medida de los hogares, al tamaño de la familia y a las costumbres de aseo. No solo hay que tener en cuenta los factores anteriores para la elección de un termo eléctrico, si no que se debe poner atención en la dureza del agua de la zona.

¿Qué es la dureza del agua?

La dureza del agua es la concentración de compuestos minerales, sobre todo de sales de magnesio y calcio, en el agua. Según este aspecto existen en la naturaleza aguas muy blandas, aguas blandas, aguas semiduras, aguas duras y aguas muy duras. Según la escala Merck, la concentración de minerales disueltos en las aguas son las siguientes:

  1. muy blandas (0-79 mg/l de carbonato cálcico)
  2. blandas (80-149 mg/l de carbonato cálcico)
  3. semiduras (150-329 mg/l de carbonato cálcico)
  4. duras (30-549 mg/l de carbonato cálcico)
  5. muy duras (>550 mg/l de carbonato cálcico)

Por zonas geográficas, Ávila, Madrid y Segovia son las que tienen las aguas más blandas. En cambio, Alicante, Almería, Barcelona, Ciudad Real, Jaén, Murcia y Palma de Mallorca tienen las aguas más duras.

Un agua dura significa que contiene una elevada cantidad de cal y, por lo tanto, un mayor riesgo de que los depósitos de cal se acumulen y acaben dañando el termo. Este hecho no comporta ningún riesgo para el uso sanitario y de consumo. Sin embargo, la presencia abundante de minerales disueltos en el agua es un factor que afecta negativamente a los electrodomésticos del hogar. La cal, que contiene un fuerte poder corrosivo, reduce la vida de muchos aparatos. Y los termos eléctricos no son una excepción.

Tipos de termos de agua caliente según la dureza del agua

A la hora de elegir un termo eléctrico es importante conocer cómo es la dureza del agua en el lugar en el que va a ser instalado. Por eso, te recomendamos los siguientes tipos de termos según el agua de la zona:

  1. En lugares donde el agua es blanda, se recomiendan termos eléctricos en los que la resistencia está en contacto directo con el agua. Es una manera de transmitir el calor directamente al agua, ahorrando energía al mismo tiempo.
  2. Para zonas con aguas duras, se desaconsejan los termos anteriores. Es preferible instalar termos en los que la resistencia no esté en contacto directo con el agua. Por eso son más lentos en calentar el agua, pero tienen una mayor vida cuando trabajan en ambientes con mucha cal.