Entradas

Alternativas al coche de propiedad

Alternativas al coche de propiedad

Alternativas al coche de propiedad

Cada día hay más personas que buscan alternativas al coche de propiedad porque supone un ahorro económico y medioambiental muy importante. Aquí explicamos algunas de las alternativas existentes.

Es cierto que no todo el mundo puede deshacerse del coche. Por ejemplo, las familias que viven en un entorno rural en una casa separada del núcleo urbano y necesitan el coche para ir a trabajar o llevar a los niños al colegio, es obvio que deben tener un coche y, en ocasiones, hasta más de uno. Pero en grandes ciudades como Barcelona, Madrid o Valencia cada día son más las personas que han decidido prescindir del coche propio o están en vías de hacerlo porque existe una gran red de transporte público, facilidades para desplazarse en bicicleta y, también, la posibilidad de usar coches y motos compartidos.

De esta manera, los ciudadanos que no necesitan el coche para moverse diariamente, ahorran el dinero de la compra del coche, el mantenimiento, el parking y el seguro. Además de contribuir positivamente a la salud medioambiental de la ciudad.

A continuación citamos algunas de las diferentes formas de transporte compartido existentes.

Alternativas al coche de propiedad

Carsharing

El charsahring o coche compartido pone a disposición de los ciudadanos una amplia disponibilidad de vehículos. El carsharing normalmente lo realizan empresas que disponen de una amplia flota de vehículos repartidos por toda la ciudad –para que todo el mundo pueda tener vehículos cerca de casa- que el usuario puede coger por horas cuando lo necesite. Hay muchos tipos de modalidades de pago en función de las empresas y los planes escogidos, pero, por regla general, se paga una cuota de socio y las horas que usa.

Empresas como Avancar, Bluemove, Respiro y otras que operan en distintas ciudades de España, se encargan de todo lo relacionado con el mantenimiento y puesto a punto del vehículo para que el usuario o socio sólo tenga que encargarse de conducir.

También existen empresas que realizan el mismo servicio pero con motos. Un ejemplo es Cooltra.

Y dentro del carsharing también existen empresas que facilitan que un particular le deje a otro particular su coche cuando no lo está utilizando. Esta modalidad, llevada a cabo por empresas como Socialcar, permite que la persona que tiene vehículo le saque un mayor rendimiento.

Carpooling

El carpooling consiste en que una persona que va a realizar un desplazamiento y dispone de plazas libres en su vehículo, las pone a disposición de otros usuarios que van a realizar la misma ruta o parte de ésta y, de esta manera, comparten los gastos y, obviamente, contaminan menos.

La empresa de carpooling más conocida en España en la actualidad es BlaBlaCar.

Consejos para ahorrar energía en Navidad

estalvi-nadal
La Navidad es una época en la que, tradicionalmente, se produce un derroche de energía importante. Éste es debido a que las noches son más largas y frías; se usan luces para decorar; se cocina más que el resto del año, etc. Todo ello tiene repercusión directa en el medio ambiente y en nuestra factura. Es por ello que creemos conveniente unos consejos para ahorrar energía en Navidad

Cómo ahorrar energía en Navidad

Luces decorativas

Más allá de las luces que iluminan las calles, que también suponen un gran gasto y tienen un impacto negativo en el medio ambiente, es muy habitual que en muchas casas las pongamos en el árbol y en el Belén. Si queremos usar este tipo de decoración lumínica, lo ideal es substituirlas por luces tipo led ya que éstas consumen menos energía.
Se calcula que las luces led, respecto a las bombillas convencionales, pueden llegar a suponer un ahorro del 90%.

Calefacción

Durante las fiestas navideñas es muy habitual que nos movamos de nuestro hogar para ir a visitar a familiares o seres queridos o que recibamos invitados en casa.
En caso de abandonar nuestra casa, no es conveniente apagar la calefacción. Se recomienda dejarla encendida a una temperatura aproximada de 15º. A pesar, de que pueda parecer que es un gasto innecesario, es más eficiente tomar esta medida que apagarla y poner la calefacción alta cuando regresamos a casa porque la encontramos fría y la queremos calentar rápidamente.
En caso de recibir invitados, debemos tomar en cuenta que las personas, cuando nos agrupamos en habitáculos cerrados, desprendemos calor. Este calor nos permitirá poder bajar unos grados el termostato de nuestra calefacción.

Alimentación

Respecto a la alimentación, otra de las grandes protagonistas de estas fiestas, también podemos tomar diferentes medidas para ahorrar energía.
Conservar las bebidas fuera de la nevera: durante estos días de frío se pueden mantener las bebidas frías –incluso más que en el frigorífico- sin necesidad de ponerlas en la nevera
– Disminuir las veces que abrimos la puerta de la nevera: antes de abrir la nevera, se recomienda pensar que es lo que necesitamos, porque abrir y cerrar el frigorífico comporta un gasto económico importante
– Lavar con el lavavajillas lleno: en lo referente a ahorrar energía durante Navidad es preferente poner un lavavajillas lleno que fregar a mano porque el ahorro de agua que se produce es considerable
– Descongelar dentro de la nevera: durante Navidad acostumbramos a comprar con antelación para evitar los abusivos precios de última hora. A la hora de descongelar, es preferible dentro de la nevera porque las bajas temperaturas de los productos congelados bajan la temperatura de ésta.
– Cocinar eficientemente: tapar las cazuelas y sartenes; usar la olla exprés; poner más de una bandeja a la vez en el horno; etc. son otras medidas que nos van a ayudar a ahorrar durante la Navidad y durante todo el año.

Apagar los aparatos electrónicos

La Navidad, como hemos apuntado con anterioridad, es una época en la que muchas personas dejan su casa. Apagar todos los aparatos es importante porque cuando están en stand by siguen consumiendo.

 

Consejos para ahorrar en calefacción en invierno

ahorro-en-calefaccion
Con el frío llegan, también, los sustos con las facturas energéticas. La calefacción y el agua caliente acostumbran a representar más de la mitad del importe de la factura de suministros. Es por este motivo, además de por una cuestión de eficiencia energética y ecología, que debemos tomar medidas para ahorrar en calefacción en invierno.

Cómo ahorrar en calefacción y agua caliente en invierno

Iluminación natural

El sol, además de luz, proporciona calor. Se calcula que una estancia en la que toque el sol de forma directa la temperatura puede subir entre 1 y 2 grados de media.

Ventilación

Como veíamos en un post anterior, la ventilación del hogar cuando se usan sistemas de calefacción es esencial para evitar intoxicaciones. Pero, evidentemente, esta ventilación la tenemos que llevar a cabo teniendo en cuenta una serie de premisas para evitar tener una pérdida calórica importante.
Se recomienda ventilar unos 10 minutos a primera hora de la mañana abriendo ventanas y puertas. Y, en función del tipo de calefacción, se recomienda que se vuelva a ventilar por la tarde.
A pesar de que la ventilación natural es imprescindible, también se debe tener en cuenta que existen sistemas de ventilación mecánica que permiten filtrar, renovar el aire y recuperar el calor.

Aislamiento

Saber los puntos por los que puede entrar el aire en la casa es muy importante porque por estos perdemos calor. Muchas veces estos puntos son ventanas, puertas y, en general, puntos de conexión de la vivienda con el exterior. Para evitar estas fugar de calor se aconseja disponer de buenos aislantes como, por ejemplo, ventanas de doble cristal.

Termostato

Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) la temperatura del hogar se debe mantener entre 19 y 21 grados. Debemos tener en cuenta que contra más grados, más subirá nuestra factura energética.
No tiene ningún sentido tener la calefacción y estar en manga corta en casa. Es preferible abrigarse un poco y tener la calefacción a menos grados.

Sistema de calefacción

No hay un sistema de calefacción ideal; tenemos que buscar cuál es el que mejor se ajusta a nuestras necesidades. No obstante, hay algunos, que teniendo en cuenta el clima y la tipología de casas mediterráneas, la que más se adapta aquí es la combinación de calderas de condensación y radiador.

¿Sirve la bomba de calor para ahorrar energía?

bomba-calor

La bomba de calor se presenta como una muy buena alternativa para climatizar una casa porque con ella queda cubierta la refrigeración, la calefacción y, también, el calentamiento del agua sanitaria. La bomba de calor combina un alto rendimiento energético con un consumo energético bajo; es decir, podemos ahorrar energía.
Esta alternativa a otros tipos de climatización tiene mucho éxito en países como, por ejemplo, Alemania, pero en España, por el momento, no acaban de tener éxito a pesar de que, teniendo en cuenta el clima de aquí, encajan perfectamente poque tiene tanto calefacción como aire acondicionado. La bomba de calor es ideal para climas mediterráneos como el nuestro.

Ahorro de energía con la bomba de calor

Se debe tener en cuenta que la bomba de calor tiene la capacidad de transportar más calor que la energía eléctrica consumida. Es decir, por cada kilovatio eléctrico que necesita para poder funcionar, tres cuartas partes de la energía que utilizan provienen de energía renovable. Es un sistema muy eficiente que compensa que el precio de electricidad que consume sea más caro que otras fuentes como, por ejemplo, el gas natural.
En algunos casos en los que se necesita más potencia por distintos motivos, se usa la combinación de sistemas, también conocidos como sistemas híbridos, lo que aumenta la eficiencia energética del sistema de climatización.
Debemos tener en cuenta, además, que si lo que pretendemos es ahorrar energía con la bomba de calor tenemos que poner en práctica una serie de consejos. En primer lugar, debemos evitar encender y apagar el aparato continuamente ya que de esta manera la máquina tiene que hacer un gran esfuerzo y no se produce ahorro energético. Lo aconsejable, en caso de no estar en casa, es dejar la bomba programada o, a pesar de no estar en casa, es mantener la casa caliente constantemente para evitar un sobreesfuerzo de la máquina y el consiguiente despilfarro energético.

etiqueta-energetica

Cómo usar la etiqueta energética para ahorrar

etiqueta-energetica

La etiqueta de eficiencia energética es una herramienta informativa al servicio de los compradores de aparatos consumidores de electricidad que, por ley, están obligados a llevar los electrodomésticos cuyo consumo suele ser bastante elevado (hornos eléctricos, lavadoras, lavavajillas) o continuado (frigorífico, congelador).
Leer más