Entradas

posada al punt de la caldera

5 consejos para ahorrar energía con la puesta a punto de la caldera

Cuando llega el frío, la caldera es nuestro mejor aliado para mantener la casa a una temperatura agradable.

Solo así podremos disfrutar del placentero calor del hogar, mientras nuestros hijos estudian, vemos una película en familia, degustamos una cena exquisita o recibimos la visita de unos amigos.

Pero para que funcione correctamente y no nos llevemos ninguna sorpresa al encenderla después de tantos meses sin usar, conviene hacer una puesta a punto completa, tal y como te describimos a continuación.

Las claves de un buen mantenimiento de la caldera

La puesta a punto de la caldera no solo nos ayuda a evitar averías y otras complicaciones derivadas de su funcionamiento, sino que también favorece el ahorro de energía y mejora el rendimiento.

Por todo ello, los expertos aconsejan llevar a cabo un mantenimiento periódico que al menos incluya los puntos que detallamos aquí:

  • Ventilación. Lo primero que deberás comprobar son las rejillas de ventilación de tu caldera. Verifica que no haya ningún obstáculo que impida la salida del gas en caso de fuga.
  • Presión. Seguidamente, continúa con la puesta a punto de la caldera revisando su presión. Esta debe estar entre 1 y 1,2 bares.
  • Color de la llama. Cuando la enciendas, fíjate en el color de la llama. Si está azul, significa que la combustión está efectuándose de forma correcta. Si está amarilla o naranja, llama rápidamente al técnico para que haga una revisión más a fondo.
  • Temperatura. Otra tarea fundamental en el mantenimiento de la caldera es la comprobación de la temperatura. Ajústala a la adecuada, tanto para calentar el agua como para calentar tu casa.
  • Bomba y radiadores. Si tu caldera tiene bomba de circulación, asegúrate de que gire de forma correcta. Por otro lado, no hay puesta a punto de caldera que se precie sin una correcta revisión de los radiadores. Enciéndelos y cerciórate de que todos calientan y que no hay fugas de agua.

¿Lo tienes? Como consejo final, te recomendamos que actives tu caldera durante al menos 20 minutos y observes su funcionamiento.

Si detectas alguna irregularidad, ponte en contacto con el servicio técnico.

¡Este otoño, disfruta del calor de tu hogar!

Caldera mantenimiento

Avánzate al invierno y prepara tu sistema de calefacción

Caldera mantenimiento

El frío ya llegó hace algunas semanas, pero en 4 días inauguramos la estación de invierno y las temperaturas todavía bajarán mucho más los meses de enero y febrero. Lo mejor es avanzarse al frío y hacer un mantenimiento de nuestra caldera para asegurarnos de que todo funciona correctamente y evitar así averías complicadas que nos puedan dejar sin calefacción o agua caliente en pleno invierno.

El mantenimiento de tu sistema de calefacción

El mantenimiento de tu aparato de calefacción es imprescindible para asegurarte de que funciona bien y también evitar futuras averías. Una buena limpieza de la caldera y otro tipo de calefacción hará que la maquinaria esté en buenas condiciones para empezar a funcionar.

También es importante hacer una prueba días antes de que tengas que encender la calefacción. Si todavía no la has usado este año, enciéndela para hacer una prueba y que el aire que se haya podido acumular, así como las partículas suspendidas se puedan liberar. Abre las ventanas y deja que el ambiente se renueve.

Lo más recomendable es realizar un mantenimiento exhaustivo que esté a cargo de profesionales acreditados como es el caso de las revisiones que realizamos en RoigSat (aquí podrás encontrar más información) pero siempre es posible que tú mismo en casa puedas, al menos, hacer algunas comprobaciones antes de que llegue el técnico:

  1. Revisa la conexión de la toma eléctrica.
  2. Comprueba la canalización de gas.
  3. Asegúrate de que las entradas y salidas del agua funcionan correctamente.
  4. Revisa la presión de la caldera y los radiadores. Se recomienda que sea entre los 1,2 y los 1,5 bares.
  5. Purgar los radiadores (eliminar el aire que contiene a su interior). El proceso no es fácil si no estás familiarizado con los mantenimientos del hogar, así que este paso es mejor que se lo dejes hacer a un profesional del sector.

Desde RoigSat también hacemos algunas recomendaciones:

  1. Si tu caldera ya ha tenido una avería anterior, es importante que realices un mantenimiento anual a cargo de profesionales.
  2. Si tu caldera tiene más de 12 años, te recomendamos que la sustituyas por una nueva.
  3. Si quieres comprarte una caldera nueva, te recomendamos una de condensación, ya que rinden más y emiten menos contaminantes a la atmósfera.
Energia solar cast

La calefacción centralizada a partir de energía solar térmica

Energia solar cast

Con la primavera las horas de sol se incrementan y es un momento ideal para acumular energía solar que pueda usarse para poner en marcha diferentes dispositivos. Por las noches todavía hace fresco y en algunos puntos del territorio es necesaria la calefacción. ¿Sabías que se puede centralizar a través de la energía solar térmica? Nuestro país es muy afortunado porque cuenta con muchas horas de luz y una tecnología de este tipo es factible. Te explicamos cuáles son las características de una calefacción centralizada a partir de energía solar térmica.

 

Un cambio de paradigma: El auge de las energías renovables

Los movimientos ecologistas, el incremento de la concienciación por parte de la población sobre el cambio climático y el uso que hacemos de nuestro planeta está haciendo que se produzca lo que se conoce como “transición energética global” hacia energías más limpias.

Esto ha llegado también a los métodos de calefacción en el hogar, que cada vez son más sostenibles, también en el caso del aire acondicionado.


La calefacción centralizada a partir de energía solar térmica

Este tipo de instalaciones se alimentan y recolectan durante los meses de verano el exceso de calor y lo usan en invierno o en los momentos de más frío. ¿Cómo se hace? Con recolectores solares térmicos encargados de calentar agua y almacenarla de forma aislada, normalmente bajo tierra en grandes bidones. El aislamiento hace que las pérdidas de calor sean mínimas. Eso sí, siempre es necesario una ayuda extra de gas natural para que el sistema funcione.

Las instalaciones de energía solar térmica recogen un máximo de 7.000 litros de agua caliente por metro cuadrado y están pensados como el sistema centralizado de calefacción ideal para comunidades de vecinos y edificios residenciales.

 

Un sistema que ya funciona en zonas con climas fríos y menos horas de sol

Algunos países nórdicos, centroeuropeos y también Canadá ya disfrutan de estos sistemas, así que los expertos consideran que en zonas climáticas donde la luz solar es más presente todavía funcionará mejor. De hecho, la inversión y el volumen de la instalación se verá reducida, ya que no será necesario calentar un volumen de agua parecido al de Quebec, por ejemplo, donde los inviernos son mucho más fríos y la calefacción tiene que funcionar a pleno rendimiento más horas y más días.

 

 

Calefacción ecológica

¿Cuál es el sistema de calefacción más ecológico? 

Calefacción ecológica

El invierno se acerca y ahora es el mejor momento para instalar un sistema de calefacción. Sin prisas y con toda la planificación necesaria, ya que todavía no han llegado las temperaturas muy frías. Si quieres escoger un plan respetuoso con el medio ambiente y eficiente en el ámbito energético, te explicamos las diferentes opciones que dispones para conseguir el sistema de calefacción más ecológico.

 

Tips para conseguir calentar nuestro hogar lo máximo posible con recursos naturales

Dependiendo del lugar geográfico y la ubicación de tu hogar, un sistema de calefacción es imprescindible para poder “sobrevivir” en invierno. Aún así, siempre se tienen que tener en cuenta una serie de buenas prácticas, ya que un grado de diferencia puede suponer un incremento de alrededor de un 7% en el consumo energético.

 

  • Buen aislamiento. Es imprescindible que las ventanas y puertas de la casa estén selladas para evitar que entre tanto el frío como el calor, y que eso afecte al buen rendimiento de los aparatos de calefacción y de aire acondicionado. Si se cuela el frío, será más difícil calentar la casa y el gasto energético será más grande.
  • Aprovechar la radiación solar. No todos los hogares son soleados, pero si tienes la suerte de que el tuyo lo es, aprovecha para subir las persianas y dejar entrar el sol y su calor.
  • Utilizar ropa de franela o algodón. Se trata de fibras naturales que aportan calor.
  • Consiguen mantener el calor y además son aislantes.

 

Calefacción ecológica y eficiente

Existen diferentes sistemas de calefacción eficientes pero los que usan energías renovables son los que nos permiten reducir más profusamente la contaminación medioambiental.

 

  • Energía solar. Se trata de la energía limpia y renovable por excelencia. Se necesita una gran inversión inicial pero después el gasto económico es muy bajo y ayuda a promover el ahorro en el consumo energético. Se consigue gracias a placas fotovoltaicas. Ahora ya son muchos los edificios de nueva construcción que incluyen este sistema, eficiente y ecofriendly.
  • Calderas de leña. Un sistema centralizado que distribuye el calor por toda la casa a través de cañerías. Es económico y eficaz. También hay eléctricas y de gas, pero las de leña son las más ecológicas, ya que este recurso proviene de una fuente de energía vegetal.
  • Estufas de leña. La madera es uno de los sistemas de calefacción más antiguos. Las estufas modernas ya cuentan con termostatos. Las suelen utilizar los hogares donde no llegan servicios de gas.

Estos tres sistemas de calefacción son los más ecológicos, a pesar de que no son los más demandados. En cuanto a los dos primeros, tienen una barrera importante y es la gran inversión inicial que suponen. En el caso de las estufas de leña, es un método que genera olores al ambiente.

colocar los radiadores

¿Cuál es el mejor sitio para colocar los radiadores?

colocar los radiadores

Los radiadores son emisores térmicos que consisten en un circuito de aluminio, hierro fundido o acero por donde circula el agua caliente. Estos sistemas de calefacción son muy efectivos, pero debemos tener en cuenta algunas precauciones:

  1. No se debe secar ropa encima o cubrir con tejidos
  2. Tampoco se aconseja pintar los radiadores porque la pintura dificulta la transmisión de calor y puede desprender olores
  3. Anualmente es importante purgar los radiadores para eliminar el aire y optimizar su funcionamiento

 

Una vez se han seguido todas estas recomendaciones, si lo que buscamos es la eficiencia de los radiadores, hay que tener muy en cuenta su ubicación dentro de la casa. Colocar los radiadores en los lugares óptimos y tener un mantenimiento adecuado a lo largo del año, va a permitir un ahorro energético y eficiencia óptima de los radiadores.

Dónde colocar los radiadores en casa

Aunque parezca algo del azar, la ubicación de los radiadores tiene su lógica. El principal objetivo a la hora de colocar los radiadores es conseguir el mayor rendimiento de energía posible. A continuación, los lugares más idóneos para su colocación:

Debajo de la ventana

Los radiadores calientan el aire de alrededor que pasa por sus aletas. Este proceso se llama convección. El aire se distribuye por la habitación una vez caliente, por lo que la rapidez con la que se distribuye por la estancia también es importante. Por eso, colocar los radiadores debajo de las ventanas ayuda a una redistribución del aire más rápida. El aire frío que llega por las ventanas se calienta al pasar por encima del radiador, creando una corriente de aire frío y caliente. El frío baja porque pesa más y el caliente sube. De hecho, un radiador colocado debajo de una ventana es un 30% más eficiente.

En paredes interiores

Otra ubicación, pero menos eficiente, son las paredes interiores de la casa. El calor que se transmite a la pared se redirige hacia otras habitaciones y no se pierde. Evitar, en la medida de lo posible, su colocación en paredes que den al exterior. Si no se puede reorganizar su colocación, existen medios para mejorar el rendimiento:

  1. instalar aislantes entre la pared y el radiador
  2. pintar la pared con pinturas aislantes térmicas
  3. colocar reflectantes de calor preparados para este fin.

 

En conclusión, la opción más eficiente es debajo de las ventanas. Eso sí, optar por unas ventanas con cristales dobles para mejorar el aislamiento. En el caso de no poderlo hacer, existen en el mercado diferentes medios para aislar la casa y mejorar el rendimiento de los radiadores.

problemas respiratorios

Sistemas de calefacción para personas con problemas respiratorios

problemas respiratorios

Como cada invierno, cada día estamos menos dispuestos a pasar frío dentro de casa. Nos gustan las casas bien caldeadas y poder estar en manga corta en pleno invierno. Pero esta comodidad puede acarrear ciertos problemas respiratorios si abusamos de la calefacción sin control.

Los sistemas de calefacción se han ido perfeccionando y la oferta es bastante amplia. En primer lugar, cabe recordar que para conseguir un ambiente climatizado saludable la temperatura no debe superar en invierno los 19 ºC a 20 ºC. Por la noche, un par de grados menos para dormir de forma saludable. Recordar también que los cambios bruscos de temperatura entre el interior y el exterior son los que generan y favorecen las infecciones virales.

¿Influye la calefacción en los problemas respiratorios?

Existen muchos sistemas de calefacción: losa radiante, estufas de gas, eléctrica, de leña, entre muchos otros. Generalmente se pueden clasificar entre sistemas que funcionan por combustión, sistemas que utilizan la electricidad como, por ejemplo, los radiadores, y los que calientan a través de la circulación de aire caliente, como los aires acondicionados.

Los sistemas de combustión consumen oxígeno y liberan monóxido de carbono al aire. La estufa es el ejemplo más claro. Por un lado, el riesgo de que alguien pueda quemarse con la llama, por otro lado, las estufas queman oxígeno y producen sustancias que pueden llegar a ser nocivas. Por este motivo, es importante una correcta ventilación de la vivienda para evitar acumulación de gases nocivos para la salud.

Los sistemas de aire caliente resecan el ambiente. El ambiente seco no es bueno para la salud porque puede generar problemas en mucosas, ojos y piel. Además, la exposición prolongada en una habitación con sistemas de aire puede provocar mareos o dolor de cabeza. El mejor sistema sería la instalación de un aire acondicionado con control automático de los parámetros de humedad y temperatura en el aire.

Climatización anti-alergia

De entre todos los sistemas para caldear casas y edificios, ¿cuál es mejor sistema para evitar problemas respiratorios?

  1. Los sistemas de calefacción tradicionales (estufa, radiador, etc.) ponen en circulación aire caliente por toda la habitación, pero arrastran las partículas de polvo que contienen alérgenos. Además, producen gases y otras sustancias que pueden desencadenar alergias. En estos casos, es importante ventilar las estancias y pasar la aspiradora con regularidad.
  2. La calefacción eléctrica (estufa de cuarzo, aire acondicionado, etc.) permite mantener una temperatura constante. Pero, al igual que los sistemas tradicionales, también distribuyen junto con el aire caliente, el polvo y los ácaros. La diferencia con los anteriores reside en la no propagación ni de olores ni de gases nocivos para el sistema respiratorio. Con estos equipos en casa, la limpieza de los ambientes es muy importante. Además, algunos equipos poseen filtros anti-alérgicos y sistemas de autolimpieza.
  3. Sistema de calefacción por calor radiante. Caldean el aire directamente sin levantar polvo. La climatización bajo el suelo permite una distribución homogénea del calor. Este tipo de sistema es una buena opción para combatir posibles reacciones alérgicas, no produce condensaciones de humedad ni afecta las vías respiratorias porque no consume oxígeno.
calefacción no contamine

Cómo hacer que nuestra calefacción no contamine

calefacción no contamine

Los últimos meses se han alcanzado niveles muy altos de contaminación en grandes ciudades como, por ejemplo, Barcelona y Madrid. Esta situación debemos tomarla muy en serio porque es una grave amenaza tanto para las personas que habitamos en estas ciudades como a nivel mundial. Los agentes contaminantes que nos han llevado a esta situación son muchos, pero en este artículo vamos a abordar cómo hacer que nuestra calefacción no contamine y no sea un punto negativo más en esta lacra.

Según la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) la contaminación atmosférica es el riego medioambiental más grande para la salud de las ciudadanas y los ciudadanos europeos. Afirman que la situación en la que nos encontramos reduce la esperanza de vida de las personas. Es así porque se convierte en un factor que propicia el crecimiento de las enfermedades cardiovasculares y pulmonares, el cáncer y los infartos de miocardio. Este organismo concluye que la contaminación es la causa de más de 430.000 muertes prematuras en la Unión Europea.

Cómo conseguir que nuestra calefacción no contamine

Uso doméstico

Debemos tener en cuenta que las emisiones de CO2 generadas por el uso de agua caliente sanitaria y calefacción en una vivienda de unos 100 metros cuadrados en la que viven cuatro personas está alrededor de las dos toneladas anuales. Esto nos indica que las calderas, más allá de los coches y otros elementos que tenemos estipulados como muy contaminantes, también tienen que estar en nuestro punto de mira en lo que a disminución de índices de contaminación se refiere.

Como hemos visto en artículos anteriores, el uso responsable de la calefacción es básico para reducir los índices de contaminación atmosférica. No tenemos, en absoluto, que apagar la calefacción y pasar frío. Pero sí evitar el derroche y el aumento de las emisiones de CO2. Y la manera de conseguirlo es ajustar nuestro consumo a nuestras necesidades. Esto implica, por ejemplo, no tener encendida la calefacción a una temperatura elevada durante toda la noche.

Uso en edificios públicos

En lo que se refiere al uso de calefacción en edificios públicos también hay que tomar medidas. En este sentido, gobiernos como el de Italia instó a todos las regiones a reducir el uso de calefacción en este tipo de edificios. Se pidió, concretamente, que bajaran la temperatura 2 grados. Esta acción, que no es muy complicada, podría contribuir a disminuir hasta un 10% las emisiones asociadas a la calefacción.

Este gesto también puede tener una gran efectividad si todos tomamos conciencia y decidimos hacerlo en nuestras casas. ¡Anímate a girar tu termostato hacia la izquierda! El planeta y tu bolsillo te lo agradecerán.

Calefacción central o individual

Calefacción central o individual, ¿cuál es mejor energéticamente?

Calefacción central o individual

l

Es difícil responder a la pregunta si es mejor la calefacción central o individual porque hay diversos factores que hacen que, como en la mayoría de los casos, no haya una única respuesta válida. Tampoco si lo planteamos en términos de eficiencia energética, algo que cada vez nos preocupa más a todos, por nuestro compromiso con el medio ambiente y también, no lo podemos negar, por el alto precio que los suministros del hogar han alcanzado en los últimos tiempos.

La conveniencia de un tipo u otro de calefacción, del que veremos sus características a continuación, dependerá mucho de factores como, por ejemplo, el número de personas que vivan en una casa.

Calefacción central o individual. Características, ventajas y desventajas

Calefacción central

La calefacción central en la actualidad sólo está instalada en el 10% de los hogares españoles. Este tipo de calefacción se caracteriza esencialmente porque la misma fuente de calor da servicio a diversos tipos de vivienda, que pueden, o no, estar en el mismo bloque. En estos casos se puede consumir energía de forma indiscriminada porque el consumo se paga entre todos. Además, normalmente, se paga una cantidad preestablecida.

La caldera de este tipo de calefacción no se encuentra en el interior de la vivienda y su mantenimiento es más barato que el de la calefacción individual porque se paga entre todos los vecinos o usuarios.

Respecto a las desventajas podemos resaltar que la fecha de encendido y apagado de este tipo de calefacción está estipulada y puede ser que no se ajuste a las necesidades de todos los usuarios.

Como conclusión podemos aportar que este tipo de calefacción puede contribuir positivamente en términos de eficiencia energética a familias numerosas en lugares muy fríos. No obstante, el hecho de que se consuma indiscriminadamente no es positivo ni en este sentido ni en muchos otros.

Una posible solución, que nos permite guardar sus ventajas y alejarnos de sus desventajas, es lo que se conoce como calefacción central de contabilización individualizada de consumos. Este sistema consiste, a grandes rasgos, en instalar contadores o repetidores de costes en las viviendas que cuentan con calificación central para poder contabilizar el consumo de cada usuario.

Calefacción individual

La calefacción individual, como se puede desprender de lo abordado en el anterior párrafo, se caracteriza porque cada vivienda tiene su propia caldera y el mantenimiento, tanto de ésta como de los radiadores o el sistema de emisión que se tenga, depende del usuario. Los costes, por tanto, son más caros. Pero pueden escoger cuándo en qué momento la encienden y cuándo la apagan.

Vemos, por tanto, que en lo que se refiere a calefacción central o individual, a excepción de casos concretos como los expuestos, la individual, siempre que se realice un buen uso de ésta, es mejor en lo referente a eficiencia energética.

dermatitis atópica

El frío, la calefacción y la lana provocan la dermatitis atópica

La dermatitis atópica es una enfermedad crónica de la piel. Su síntoma principal es un intenso picor que lleva a que el paciente se rasque y le aparezcan lesiones rojas visibles en la piel.

¿Qué es exactamente la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel seca y sensible. Su picor puede llegar a ser muy intenso, provocando eczemas que incrementan la sensación de picor e incluso de dolor.

Es una enfermedad benigna, no contagiosa y que suele aparece en forma de brotes. Esta enfermedad aparece más en niños que en niñas a cualquier edad. Es más frecuente que aparezca en la infancia para desaparecer, en muchos casos, en la pubertad.

Es una de las dolencias más frecuente entre los niños españoles. Entre el 5% y el 10% de la población lo padece, según los expertos. Se calcula que un 18 % de los menores de dos años la padece, y genera el 20% de todas las consultas de dermatología pediátrica.

Factores que pueden agravar la dolencia en la piel

Las siguientes situaciones pueden agravar la enfermedad, por lo que se aconseja tener en cuenta los aspectos siguientes:

  1. Vigilar que la piel esté bien hidratada. La baja humedad en el ambiente favorece la deshidratación de la piel. Por eso, el ambiente de la casa no debe ser seco ni muy caluroso, sobre todo controlar en invierno el uso abusivo de la calefacción.
  2. Los ácaros, gérmenes en las partículas del polvo de la casa, pueden producir irritación. Evitar alfombras, moquetas, cortinas, edredones y ventilar correctamente los dormitorios.
  3. Las sustancias irritantes se deben evitar. Tanto los detergentes de la ropa como los hidratantes de la piel. Estas substancias pueden ser irritantes para la piel del sujeto atópico, por eso, se deben utilizar productos especiales para ellos.
  4. La ropa en contacto con la piel debe ser de tejidos naturales como el algodón, lino o hilo. Se recomienda evitar la lana o las fibras sintéticas porque pueden provocar picor.
  5. El momento de la ducha también es importante. Una vez al día, con agua tibia y jabones adecuados.
  6. El sol suele ser beneficioso para la dermatitis atópica. Siempre usar un buen protector solar para prevenir quemaduras.

Es una enfermedad que, aunque no es grave, puede ser desesperante. Además, necesita una gran constancia en el cuidado de la piel y en sus medidas de prevención.

programar

Programar la calefacción, la mejor aliada contra los resfriados

programar

Programar la calefacción antes de la llegada a casa, antes de levantarse o en los momentos que pasamos en el baño permite reducir el riesgo de acabar resfriados. Sobre todo, es una protección básica para los colectivos más vulnerables como niños y ancianos.

La calefacción más efectiva es aquella que proporciona una sensación de confort durante todo el tiempo que estamos en el hogar. Por eso, hoy hablaremos de control y programación de la calefacción para evitar los temidos resfriados.

Programar la calefacción puede evitar los resfriados

Programar la calefacción puede salvarnos entre un invierno sin preocupaciones de salud o un invierno enlazando resfriados. Varias situaciones nos hacen vulnerables dentro del hogar:

  1. Los tiempos de espera en los que nos encontramos en una habitación fría a menos de 18 grados y cogemos frío hasta que el sistema de calefacción alcanza la temperatura de confort (21ºC). Parece mentira, pero en estos minutos claves el organismo es vulnerable a esa pérdida de calor, lo que suele terminar en resfriados.
  2. Otro momento delicado es la hora de la ducha o baño y al salir de ella. En muchos hogares no hay ningún tipo de sistema de calefacción en los baños. Es un momento sensible porque nos encontramos sin prendas de ropa a temperaturas inferiores a la temperatura de confort.

En los colectivos más vulnerables como niños o ancianos, esos cambios de temperatura dentro del hogar suponen un peligro mayor. Por eso, utilizando un sistema de calefacción que trabaje con el confort, la eficiencia y el ahorro energético se pueden evitar muchas situaciones.

Cómo lograr un control inteligente de la temperatura de la vivienda

El primer paso para un control inteligente del hogar comienza por medir la temperatura interior y saber a qué distancia nos encontramos de la temperatura de confort. Para no perder energía, dinero y calidad de vida, es importante utilizar los termostatos inteligentes.

Actualmente, los termostatos inteligentes nos permiten controlar la temperatura de nuestro hogar con un smartphone desde cualquier lugar. En el mercado existen Apps para dispositivos móviles Android o iOS capaces de gestionar la temperatura desde cualquier lugar donde nos encontremos. Se enlazan con el WiFi de la vivienda y permiten que accedamos desde el smartphone al sistema para establecer la temperatura de confort o programarla en función de las necesidades. A continuación, unos ejemplos de su uso:

Un hogar siempre confortable antes de nuestra llegada

La mayor ventaja de estos sistemas es la posibilidad de programar un calendario de encendido y apagado de la calefacción. Esto evitará encontrarnos con el hogar frío y evitar coger un resfriado. Además, estaremos calentando la vivienda de manera gradual lo que permitirá un consumo eficiente y un ahorro importante de energía.

Flexibilidad ante imprevistos

Los sistemas domóticos nos permiten ser flexibles ante los imprevistos del día a día. Por ejemplo, si tenemos previsto llegar antes a casa, podemos enviar una señal desde nuestro smartphone para arrancar la caldera. Por contra, si prevemos llegar más tarde, podemos reprogramar la caldera a un rato antes de nuestra llegada.

Este tipo de gestión nos aporta un ahorro para nuestro bolsillo y contribuimos positivamente sobre el impacto de estos aparatos en el medioambiente.