Listado de la etiqueta: ecologia

Reciclar-productos-que-no-se-venden

El reciclaje de los productos que no se venden

Reciclar-productos-que-no-se-venden

La irrupción del comercio electrónico ha modificado la manera de comprar de gran parte de la sociedad. La mayoría lo hace por internet y las devoluciones se han naturalizado hasta el punto de que usamos las tiendas online  como una especie de catálogo o showroom, pedimos muchas cosas y después solo nos quedamos con aquello que nos interesa realmente. Queda bastante lejos aquella época en la que se esperaba a que llegaran las rebajas para comprar una prenda de ropa a un precio inferior y las compras eran, por supuesto, presenciales. Ahora las temporadas se han acortado cada vez más, salen a la venta nuevas colecciones casi cada semana y han proliferado las tiendas con precios bajo coste. Esto ha comportado una problemática grave respecto al reciclaje de todos aquellos productos que no se venden, y que son muchos. Desde RoigSat te explicamos algunas posibles soluciones para reciclar y utilizar aquellos bienes que no han tenido salida en el mercado. Apunta estos consejos que te recomendamos desde RoigSat y recuerda que para evitar sorpresas, es recomendable hacer un buen mantenimiento de la caldera y del aire acondicionado, puedes pedir cita con nuestros técnicos expertos.

Reciclar los productos que no se venden

En España la mayor parte de los productos (no alimentarios) que no se venden acaban destruyéndose. Una práctica generalizada en plataformas de venta online y también tiendas físicas. Los expertos lamentan esta situación, ya que por sostenibilidad, solidaridad y reciclaje tendría que estar prohibido.

Un ejemplo de políticas sostenibles en el sector del comercio es el de Francia. Desde enero de este año fabricantes, distribuidores y también importadores de productos (no alimentarios) tienen prohibido deshacerse de los productos nuevos que no han conseguido vender. Las razones pueden ser muy dispares:

  1. Taras.
  2. Errores a las etiquetas.
  3. Devoluciones.
  4. Fin de temporada.

En el caso de nuestro país vecino, están obligados a darlos o reciclarlos, en caso contrario pueden enfrentarse a multas que llegan a los 15.000 euros.

El objetivo del reciclaje de productos no vendidos

En España todavía no existen muchas entidades dedicadas en la economía circular, pero poco a poco se van dando algunos pasos para concienciar del problema y conseguir avances:

  1. La economía circular mejora la sostenibilidad alargando la vida de muchos productos, prevé la generación de residuos y lucha contra el desperdicio de recursos que supone su eliminación.
  2. Permite ofrecer el excedente a personas con dificultades económicas.

Algunos de los beneficios de conseguir reciclar los productos que no se venden son:

  1. Reducción de las desigualdades.
  2. Producción y consumo responsable.
  3. Solidaridad.
Sostenibilidad

Las 6 reglas básicas de la sostenibilidad

Sostenibilidad

La sostenibilidad ha llegado, ya hace tiempo, a casi todos los hogares. La eficiencia energética, el reciclaje, la reducción del consumo, la utilización de materiales ecológicos… Son muchas las maneras de poder hacer de un hogar, un lugar donde al margen de encontrar confort y tranquilidad, también se pueda apostar por una concienciación que permita poner un granito de arena para conseguir frenar el cambio climático y proteger el medio ambiente. Desde RoigSat te explicamos algunas reglas básicas para la sostenibilidad y te recordamos nuestros servicios de mantenimiento e instalación de calderas y aires acondicionados. Si necesitas pedir cita, lo puedes hacer online desde aquí.

Las reglas básicas de la sostenibilidad en el hogar

La preocupación por vivir en viviendas sostenibles crece año tras año, casi a la misma velocidad que la sociedad se hace consciente del cambio climático y de las consecuencias de la huella humana sobre la naturaleza y los ecosistemas. Te explicamos algunas reglas básicas de sostenibilidad:

  1. Adquiere productos de gran eficiencia energética. Normalmente aparece en el etiquetado por colores, la letra A+ y de color verde se corresponde con aquellos aparatos y electrodomésticos con una eficiencia máxima.
  2. Usar energías renovables. Se puede conseguir generar energía a través de placas solares o circuitos de aerotermia para que puedan funcionar los radiadores, se tenga acceso al agua caliente sanitaria, el aire acondicionado, las luces del hogar…
  3. Termostatos inteligentes. Permitirán adecuar la temperatura a las necesidades reales y ahorrar energía y también en la factura eléctrica.
  4. Domótica. Así es posible gestionar el hogar desde la distancia y ahorrar: Apagar y encender luces, controlar el consumo eléctrico, cambiar los grados de temperatura cuando no hay nadie en el hogar, encenderla antes para calentar la casa, etc.
  5. Calidad del aire. Es relevante para hacer tu hogar más sostenible y confortable. Se consigue usando purificadores de aire.
  6. Productos ecológicos y sin tóxicos. Es primordial que la limpieza del hogar se lleve a cabo con productos ecológicos, con sello de calidad y sin tóxicos para que una vivienda se considere sostenible. Esto ayudará a la conservación del medio ambiente, pero también mejorará la salud de sus habitantes.
Proyectos-ecología-salvar-el-planeta

Proyectos de ecología para salvar el planeta

Proyectos-ecología-salvar-el-planeta

Salvar el planeta. Revertir la situación. Frenar el cambio climático. Proteger el medio ambiente. El ecologismo ya hace tiempo que está presente en las agendas políticas de las principales instituciones y organizaciones del planeta. La mayoría de las veces se ha acusado a los gobiernos y a las grandes corporaciones de greenwashing, y es que de momento, tenemos muchas palabras, pero pocos hechos. Los expertos vaticinan que buscar nuevas fórmulas y soluciones es indispensable para un futuro en la Tierra en el que la especie humana pueda continuar viviendo y para hacerlo la investigación es necesaria. Desde RoigSat te explicamos algunos proyectos de ecología que se están llevando a cabo para salvar el planeta. Recuerda que nuestros servicios de mantenimiento e instalación de calderas y aires acondicionados son respetuosos medioambientalmente y cuentan con los certificados ISO oficiales. Si necesitas pedir cita, lo puedes hacer en línea desde aquí.

Los proyectos de ecología líderes

    1. Una planta de cerveza cero emisiones. La marca de cerveza Heineken ha convertido su planta situada a Jaén en la primera fábrica de esta bebida que no presenta emisiones. Lo ha conseguido poniendo en marcha un proyecto de energía térmica renovable usando el olivo como materia prima para la biomasa que se convierte en energía.
    2. Agricultura vertical. Desde RoigSat ya hemos hablado en otras ocasiones sobre las granjas verticales, ahora nos centramos en el proyecto Sky Greens, una de las primeras iniciativas de agricultura vertical en el mundo. Buscan constantemente soluciones para producir vegetales y frutas usando el mínimo de tierra, agua y recursos energéticos.
    3. Tejanos más duraderos. La empresa Nudie Jeans ya empezó en 2015 con una firme apuesta por la sostenibilidad abriendo tiendas de reparación de tejanos para alargar su vida útil y evitar sustituirlos por nuevas prendas de ropa. De todas maneras, en sus piezas nuevas de ropa usan materiales sostenibles como el algodón orgánico y reciclado.

Vivienda-ecológica

8 consejos para que tu hogar sea más ecológico

Vivienda-ecológica

El ecologismo es el futuro, no solo en las futuras viviendas o por el ahorro económico que supone una vida más verde, también hablamos de frenar el cambio climático y de un futuro viable y sostenible. Desde RoigSat ya hemos hablado de cómo serían las viviendas ecológicas del futuro y algunos de los beneficios de vivir en una de ellas; ahora te damos algunos consejos para conseguir que tu hogar sea más ecológico.

 

Consejos para hacer de tu hogar una vivienda más ecológica

Como ya hemos dicho la sostenibilidad, la ecología y el cambio climático son temas que interesan cada vez más a la población y la sociedad está concienciada y tampoco puede dar la espalda a estas problemáticas. El hogar es el lugar en el que pasamos más horas después del trabajo. No se pueden escoger los materiales de tu oficina, pero sí los de tu vivienda. Toma nota de algunos consejos para empezar a convertir tu hogar en una vivienda más ecológica y sostenible.

  1. Instalación de alumbrado LED. Las bombillas de bajo consumo permiten reducir la energía que se emplea al iluminar un hogar durante la noche y duran más tiempo. Ya sea para colocarlas en las lámparas del hogar, los focos del techo o si tienes jardín o terraza, la iluminación exterior, apuesta siempre por LED’s.
  2. Paneles solares. Su instalación es más difícil en comunidades de propietarios de edificios de pisos, por ejemplo. Pero si tienes una casa unifamiliar, puedes apostar por esta forma de iluminación prescindiendo de las bombillas LED y generando tu propia energía solar.
  3. Materiales biodegradables y sostenibles. Hablamos de objetos que una vez que han cumplido su función desaparecen de forma natural en el medio ambiente, se biodegradan y no representan una acumulación de basura.
  4. La ubicación de tu vivienda. Si ya tienes en propiedad una vivienda, difícilmente podrás cambiar de entorno, pero si estás buscando comprar o te puedes permitir un cambio, es importante escoger zonas que generen un bajo impacto medioambiental (no necesitas usar el coche para adquirir alimentos o productos de primera necesidad, el transporte público es accesible, puedes usar bicicleta…).
  5. Las propiedades, del tamaño justo y necesario. Si sois una pareja, no necesitaréis una gran casa con un gran jardín, por ejemplo. Las viviendas grandes demandan un mayor consumo de recursos como electricidad, agua, gas, etc.
  6. Buena iluminación. A más posibilidades de iluminación natural, menos gasto de energía. Es importante la orientación y disponer de grandes ventanas que dejen entrar la luz solar cuantas más horas mejor.
  7. Plantas interiores. Ayudarán a purificar el aire y regular la humedad.
  8. Sistemas de recolección del agua de la lluvia. Una forma de ahorrar agua y aprovechar la de la lluvia no solo para usos domésticos, también en el caso de jardines y huertos para poder regar.
Vivienda-ecológica

6 beneficios de vivir en una vivienda ecológica

Vivienda-ecológica

Las viviendas ecológicas ya son una realidad. Como explicamos en este artículo la mayoría de nuevos proyectos de construcción o de reforma ya incluyen características para hacer que las viviendas sean más eficientes y respetuosas con el medio ambiente. Por ejemplo, se usan materiales sostenibles, las fuentes de energía son renovables y los dispositivos de bajo consumo, la regulación de la temperatura del hogar es inteligente y las plantas tienen un papel característico. Todas ellas características comunes de una vivienda ecológica.

Los beneficios de vivir en una vivienda ecológica

Al margen de los beneficios que supone para el medio ambiente construir una vivienda ecológica donde predominan los materiales reciclados y que se pueden reutilizar, una edificación de estas características también comporta un ahorro económico. Y es que muchas generan su propia energía y reutilizan el agua de la lluvia, entre otros.

  1. Ahorro económico. Los costes se reducen a largo plazo a pesar de que en un inicio la inversión es importante: los materiales y las instalaciones sostenibles todavía tienen un precio alto, ya que la demanda no es suficientemente grande como para generar mucha oferta. Aun así, estudios económicos determinan que la inversión inicial se recupera y a partir de entonces, el ahorro es muy notable.
  2. Ahorro energético. Se consume menos energía, ya que se genera de manera autosuficiente siempre que sea posible: Paneles solares, reutilización… Y elementos como las ventanas herméticas hacen que la vivienda sea más eficiente y consuma menos energía.
  3. Alta durabilidad de los materiales. La buena calidad de los elementos de construcción permite que duren más tiempo y se puedan reutilizar constantemente, lo que lleva a una durabilidad más grande y a una disminución en el mantenimiento del hogar. Algunos de estos materiales de calidad, de larga duración y que necesitan poco mantenimiento son: pizarra, madera y piedra natural.
  4. Ambiente saludable. El hecho de no usar materiales tóxicos que puedan perjudicar de alguna manera el equilibrio del cuerpo, hace que las viviendas ecológicas sean más saludables que las convencionales: ni tóxicos, ni contaminantes y fuentes naturales.
  5. Protección del medio ambiente. Las viviendas ecológicas reducen la huella ambiental al usar recursos naturales, energías renovables y materiales naturales.
  6. Confort garantizado. El ahorro energético y el uso de aparatos y materiales que ayudan a reducir el consumo en los aparatos de climatización también repercuten en el confort. Las viviendas ecológicas son más confortables con una temperatura constante.

La construcción de viviendas ecológicas está en auge, unas viviendas que están en completa armonía con la naturaleza que las rodea.

hábitos-que-contaminan

5 hábitos que contaminan y no lo sabías

hábitos-que-contaminan

La lucha para poner freno al cambio climático se ha hecho mucho más visible en los últimos años. La protección del medio ambiente ya forma parte de la agenda política de los principales gobiernos de los países más influyentes y los ciudadanos están cada vez más concienciados de la necesidad de reciclar, reducir las emisiones de sus vehículos o evitar las bolsas de plástico de un solo uso. De todas maneras, todavía existen muchas prácticas diarias que no sabemos que contaminan, pero son perjudiciales para nuestros ecosistemas, te explicamos cuáles son y cómo evitarlas.

5 hábitos diarios que perjudican el medio ambiente y contaminan

La población es cada vez más consciente de las pequeñas acciones del día a día que perjudican el medio ambiente y por eso intenta evitarlas. Hablamos de lavarse los dientes con el grifo abierto, usar desodorantes de aerosol, bañarse en vez de ducharse o beber agua comercializada en botellas de plástico. Quien más quien menos, sabe que esto es perjudicial e intenta buscar alternativas (por ejemplo comprar filtros de agua para beber del grifo rellenando botellas de vidrio) o acostumbrarse a nuevos hábitos como mantener el grifo cerrado mientras nos lavamos los dientes. Aun así, existen muchas otras acciones que practicamos diariamente sin ser conscientes de que también son perjudiciales para el medio ambiente. Te explicamos cuáles:

  1. Tirar un chicle al suelo. Esto no solo comporta un acto incívico, de mala educación y de contribución a ensuciar las calles, también perjudica el medio ambiente. Los chicles están hechos con plásticos neutros y pueden matar por asfixia a muchas aves que los confunden con un alimento.
  2. Consumir productos con aceite de palma. El auge por la protección del medio ambiente ha coincidido con el auge por el consumo de alimentos reales. Muchas veces la población confunde las dos luchas, lo que puede provocar malentendidos. Son muchos los que piensan que el aceite de palma es perjudicial para la salud, evidentemente no es de la calidad del AOVE pero lo que es realmente preocupante son sus efectos en el medio ambiente: Existen grandes plantaciones que contribuyen a la deforestación de las selvas tropicales.
  3. Lanzar al aire un globo de helio. Es peligroso para las aves y peces que pueden asfixiarse si se lo comen por error.
  4. Poner la lavadora o el lavavajillas a media carga. La recomendación es esperar a llenar los dos electrodomésticos antes de hacerlos funcionar, de este modo se pueden ahorrar hasta 100 litros de agua en el caso de la lavadora.
  5. Tirar las anillas de plástico de los packs de bebidas sin cortarlas. Estas anillas pueden atrapar y asfixiar a algunos animales como las tortugas.
Innovación y ecología

Innovación y ecología, las novedades 2020

Innovación y ecología

Innovación y ecología hace años que van de la mano para conseguir mantener las comodidades de la vida moderna sin afectar al medio ambiente. Algunos de los grandes adelantos tecnológicos del siglo XX han hecho que las personas vivamos mejor, pero se ha pagado una factura muy cara: Contaminación, destrucción de ecosistemas… En definitiva, un modelo de consumo y bienestar que ha ido destruyendo el planeta poco a poco. Precisamente será la tecnología y la innovación las que salven nuestro entorno. Hablamos de diferentes proyectos y novedades que se pondrán en marcha este 2020 y que mezclan innovación y ecología.

 

La innovación al servicio de la ecología: Aplicaciones para facilitar la recogida de residuos

En la ciudad americana de Los Ángeles ya funciona un sistema de app que detecta la basura que se acumula en la ciudad. En realidad, este sistema permite visualizar los puntos donde se amontonan residuos y esto permite reducirlos en un 80% en un año. Hablamos de zonas muy concretas:

  1. Acumulación de residuos en puntos concretos de la ciudad.
  2. Pequeños vertederos ilegales en zonas poco transitadas, generalmente de neumáticos abandonados, los escombros de construcciones y mobiliario viejo y abandonado.

Los datos hablan de una reducción del 80% de la suciedad en un año gracias a la plataforma digital GeoHub. ¿Cómo funciona? Es muy sencillo, la app sitúa en un mapa las ubicaciones de los puntos de basura y se enfocan los esfuerzos de limpieza en estos puntos.

GeoHub ya ha conseguido experimentar un gran crecimiento y confeccionar 613 mapas de toda clase de temáticas como:

  1. Seguridad.
  2. Infraestructuras.
  3. Negocios.
  4. Transportes.

Invernaderos verticales en los rascacielos

Una buena idea para aprovechar espacios en las grandes ciudades. En Suecia ya es una realidad: El World Food Building es un edificio de oficinas de 60 metros de altura, con 16 plantas donde se producirán 500 toneladas de alimentos orgánicos anualmente.

 

Agua corriente de calidad y buen sabor

La mayor parte de los ciudadanos de las grandes ciudades consume agua embotellada en plástico, lo que genera miles de residuos. Ahora la start up TAPP Water ha encontrado una solución: Han desarrollado un sistema que permite consumir agua del grifo, potable y con buen sabor.

El auge de las escuelas con huertos urbanos

El 12 de septiembre empieza el nuevo curso escolar en todos los centros de educación infantil, primaria y secundaria de Cataluña, unas escuelas que poco a poco caminan  hacia proyectos educativos más modernos y adaptados al mundo contemporáneo. El medio ambiente es una de las principales preocupaciones de las nuevas generaciones: El cambio climático, la contaminación de los océanos o el exceso de basura que no se puede reciclar son solo un ejemplo. Por eso, muchas escuelas priorizan la transmisión a sus alumnos de valores para apreciar su entorno. Uno de los proyectos que están en auge es la creación de pequeños huertos urbanos en las escuelas para conseguir incrementar el conocimiento de la naturaleza entre los más pequeños.

¿Qué es un huerto urbano?

Un huerto urbano es, como su nombre indica, un huerto que se ubica en un espacio de ciudad o zonas urbanas, lejos de los cultivos tradicionales en el campo. Específicamente se trata de un cultivo para producir hortalizas en un patio, terraza o balcón.

No están pensados para conseguir unas grandes producciones, los huertos urbanos, por espacio y por objetivo, producen pequeñas cantidades para el autoconsumo. Además, los huertos urbanos son totalmente ecológicos: No utilizan abonos químicos ni insecticidas.

Los huertos urbanos en las escuelas

Según la organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) los huertos urbanos son una plataforma de aprendizaje para mejorar la educación y la nutrición infantil a la vez que fomentan el cuidado del medio ambiente, su conservación y el bienestar social, físico y mental de toda la comunidad educativa.

Desde la FAO argumentan que en los países industrializados la agricultura intensiva y los hábitos alimentarios de las sociedades del primer mundo tienen efectos nocivos para nuestra salud y el medio ambiente. La promoción de una alimentación saludable y una buena educación nutricional concienciará a los niños de la necesidad de cambiar las cosas y aquí los huertos urbanos cumplen un papel clave.

Beneficios de los huertos urbanos

  1. Mejoran el aprendizaje.
  2. Fomentan el conocimiento de los alimentos.
  3. Mejoran la dieta.
  4. Ayudan a luchar contra los problemas relacionados con la alimentación.
  5. Fomentan aptitudes empresariales.
  6. Mejoran el entorno y la sostenibilidad de las ciudades.
futuro coche eléctrico

El vehículo eléctrico del futuro

futuro coche eléctrico

 

¿Cómo será el vehículo eléctrico del futuro? Es una de las preguntas que desde hace tiempo se hacen instituciones y también empresas del sector automovilístico. El Gobierno español quiere que en 2040 se prohíba la matriculación de vehículos que funcionen con combustibles fósiles (gasolina, gasóleo e híbridos) y de este modo garantizar que en 2050 dejarán de circular coches contaminantes. Así que el futuro está más cerca de lo que pensamos.

 

Las características del vehículo eléctrico del futuro

Las características del vehículo eléctrico del futuro tendrán que ser comunes, al menos dentro del territorio peninsular, algo que permitirá la movilidad absoluta. De todos modos, otros países como los nórdicos llevan la delantera en el sector automovilístico cero emisiones, así que lo más probable es que:

  1. Nuestro país se adapte a las disposiciones de los otros países de la eurozona.
  2. Integre las características de diseño que pongan en marcha ingenieros del sector automovilístico europeo.

Por otro lado, se tendrá que tener en cuenta la más que necesaria adaptación de la red viaria, de la reconversión de las actuales gasolineras y de la habilitación de los puntos de carga.

 

Los orígenes del vehículo eléctrico

Puede parecer que el vehículo eléctrico es un modelo de transporte relativamente nuevo y asociado a las nuevas corrientes de protección del medio ambiente y búsqueda de alternativas a las emisiones contaminantes. Pero no, el primer prototipo de vehículo eléctrico es del año 1830, pero varios factores provocaron que el motor de combustión ganara a la electricidad.

  1. Infraestructura inadecuada. En el siglo XIX la infraestructura para que un vehículo eléctrico pudiera salir a la carretera era prácticamente inexistente.
  2. Poderes económicos. La utilización de combustibles fósiles permitía unos beneficios que con la electricidad no existían.


El futuro del vehículo eléctrico

A pesar de que hace dos siglos que se inventó, el vehículo eléctrico constituye un modelo asociado a las políticas modernas de protección del medio ambiente y por eso su implementación es lenta a las ciudades. ¿Cuáles serán sus características?

  1. Autonomía. Actualmente los coches que tienen más autonomía no van más allá de los 200 km recorridos. Una cifra que tendrá que mejorarse y trasladarse a la totalidad del parque móvil, ya que lo más habitual es que hoy en día esta autonomía no sea de más de 50 kilómetros.
  2. Precio competitivo. Actualmente el vehículo eléctrico no es apto para todos los bolsillos y se espera que en 2024 se equipare al coste de los coches de combustión.
  3. Recarga rápida. Se trata de uno de los principales handicaps a la hora de escoger un vehículo eléctrico, el tiempo de carga no es compatible con un uso normalizado. Esto está previsto que cambie a partir del año 2022 con las denominadas baterías en estado sólido que tardarán únicamente un minuto en cargarse.
smart city

Smart city y su gestión de residuos

smart city

 

La ciudad del futuro se caracterizará por la tecnología y el respeto por el medio ambiente. El objetivo es que sus habitantes vivan con más comodidad, conectando todos los elementos de la ciudad para crear una relación más sencilla. Se implantarán sistemas inteligentes de medición de agua y energía; los vehículos eléctricos serán el día a día en las ciudades, pero, ¿cómo se solucionará el problema de los residuos en una Smart city?

 

Gestión sostenible de residuos urbanos

La gestión de residuos en una Smart city nace como una necesidad para crear una ciudad óptima y habitable para todos sus residentes. Los expertos trabajan en diferentes alternativas para esta importante labor, compartiendo todos unos mismos objetivos:

  1. conseguir un entorno más informado
  2. un entorno más concienciado
  3. con mayores facilidades para un funcionamiento más cómodo
  4. sistemas más higiénicos y de menor impacto visual

 

Estos sistemas más higiénicos y menos visuales se pueden conseguir con una red de tuberías subterráneas por donde discurrirían los residuos. ¿Es factible esta idea? Desde ANAVAM, Asociación Nacional de Auditores y Verificadores Medioambientales, creen que si. Este modelo es una de las mejores opciones para cumplir con las necesidades de una Smart city.

 

Los residuos ya no estarían por las calles. Gracias a un sistema de tuberías estancas con un sistema de vacío, las bolsas de basura depositadas en los contenedores irían directamente al centro de reciclaje a través de una red subterránea. El contacto por las calles y las carreteras sería nulo. Otra ventaja sería la desaparición de los vehículos encargados del transporte de residuos, disminuyendo tanto el ruido como la contaminación que producen estos camiones.

 

En todo este proceso el big data es esencial. Se podría conocer información sobre horas, cantidad de residuos y costumbres en su gestión. Y así, aplicar servicios en función de todas las variables conocidas con la recogida de datos.

 

Smart city y economía circular

La economía circular centra sus principios en la reutilización de materiales y productos, ya que es consciente que éstos son finitos y que tienen límite de caducidad. De ahí que surja a la vez el concepto de economía colaborativa, como modelo basado en la lucha contra el cambio climático y el respeto al medioambiente.

 

Esta economía permite la utilización de materiales que una entidad deja de utilizar y que son reciclados para cubrir las necesidades de otra entidad. Una manera eficiente de reducir los materiales en el mercado y de compartir recursos.

 

Para el año 2050, el 70% de la población mundial vivirá en ciudades. Este es el motivo por el que se están desarrollando un gran número de proyectos dedicados al estudio de soluciones innovadoras. Uno de ellos es el GrowSmarter, un programa europeo de investigación que tiene a Barcelona, Colonia y Estocolmo como cabezas visibles para buscar soluciones para las futuras smart cities.