Calentar la casa

Consejos para calentar la casa este invierno

Calentar la casa

 

Llega la época de frío y es necesario tener la casa a punto para combatir las bajas temperaturas. Si vives en territorios con una climatología adversa y una gran humedad, seguramente ya tienes instalado en casa un sistema de calefacción para disfrutar siempre de temperaturas agradables. De todas formas, los consejos para calentar la casa nunca vienen mal, de este modo ahorrarás en tu factura energética ya que utilizarás la calefacción a menos potencia.

 

Decálogo de buenas prácticas para calentar la casa

 

  1. Ventilación. Imprescindible para renovar el aire interior, pero hay que tener cuidado con el horario en el que se hará y también con su duración. Los expertos recomiendan ventilar a primera hora de la mañana y no más de 10 minutos. Tiempo suficiente para renovar el aire, oxigenar la casa y que no se enfríe el hogar.
  2. Cerrar las puertas interiores. Cuando no estéis dentro de una habitación, lo mejor es dejar la puerta cerrada, así el calor se concentrará en el dormitorio o sala donde estéis. Además, el calor de esta zona no se perderá por el pasillo.
  3. Todo el mundo en la misma habitación. Si en casa sois más de una persona, lo mejor es que durante el tiempo que paséis en el hogar compartáis habitación y no os diversifiquéis por el resto de estancias.
  4. Aprovechar las horas de sol.Sube las persianas cuando el sol entre en tu casa. Dependiendo de la orientación es posible que el momento más luminoso del día sea a primera hora de la mañana, a mediodía o por la tarde. En cualquier caso, aprovéchalo para conseguir que los muebles absorban el calor del sol y lo guarden. Después baja de nuevo las persianas para no perder esta energía.
  5. Ventanas y puertas muy aisladas. Es imprescindible para evitar que entre el frío de la calle. Si no te puedes permitir renovar este mobiliario, utiliza cinta aislante para tapar las posibles grietas o escapes que tengas en tus ventanas.
  6. Colores oscuros. El color negro absorbe el 98% del calor, el gris un 90% y el verde oscuro hasta un 79%. Así que, si entra en tus planes decorativos, puedes aprovechar para instalar mobiliarios de colores oscuros, ya que harán que las habitaciones sean más acogedoras.
  7. Alfombras. Cómo ya hemos dicho en otros artículos, las alfombras ayudan a calentar los salones y las habitaciones de un hogar. No son aislantes, pero conservan la temperatura. Y siempre es mejor colocar una alfombra en un suelo de parqué o de moqueta que en uno de baldosas, los primeros materiales son conductores del calor.
  8. Cortinas térmicas. Traen un forro de material térmico que permite que el calor no se escape. Además, como son aislantes, no es necesario cambiarlas en verano.
  9. Aprovechar el calor que desprenden los electrodomésticos. El horno, la lavadora, el lavavajillas, la nevera, el televisor o el ordenador, todos los aparatos electrónicos desprenden calor que puedes aprovechar en invierno cerrando las puertas para que no se escape.
  10. Olvídate del minimalismo. Está comprobado que los hogares que tienen más objetos y mobiliario son más calientes que los que tienen las paredes desnudas y casi no tienen muebles.

 

Enfermedades respiratorias

Objetivo: Evitar las enfermedades respiratorias en ancianos

Enfermedades respiratorias

Con la llegada de la época de frío, la gente mayor tiene que tener mucho más cuidado con su salud, ya que la climatología “ayuda” a los virus y las bacterias para que se esparzan con mucha más facilidad. Es habitual que durante esta temporada del año proliferen las enfermedades relacionadas con el aparato respiratorio, enfermedades que podemos desarrollar cualquiera de nosotros sin importar la edad. El problema es que una dolencia de este tipo en una persona mayor tiene muchos más riesgos que en una joven. Por eso te damos algunos consejos para evitar el contagio este invierno.

 

Las partes del cuerpo que se ven afectadas por las enfermedades respiratorias

Se pueden clasificar en diferentes tipos dependiendo de la zona del aparato respiratorio afectada.

  • Infecciones en vías respiratorias altas: Afectan a la parte superior del aparato respiratorio que engloba la nariz, la garganta, la faringe y la laringe. Pueden ser: rinitis aguda, resfriado común, sinusitis, faringitis o faringeamigdalitis.
  • Infecciones de las vías respiratorias bajas: Afectan a la parte inferior del aparato respiratorio que engloba la tráquea, los bronquios y los pulmones. Pueden ser: bronquitis aguda, infecciones en personas con MPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) y neumonía.


Las enfermedades respiratorias más frecuentes entre la gente mayor

Los ancianos se ven afectados mayoritariamente por tres tipos de enfermedades respiratorias que se suelen manifestar durante el otoño y el invierno, en épocas de frío y en ambientes húmedos.

 

  • La gripe. Una enfermedad común que no registra peligro, pero un factor de riesgo es la edad, ya que puede derivar en otras complicaciones.
  • La neumonía. Una infección pulmonar que afecta a las vías respiratorias inferiores. La causan bacterias, virus y hongos.
  • MPOC. Produce una reducción del flujo aéreo y por lo tanto provoca dificultades para respirar.

Tips para evitar las enfermedades respiratorias entre la gente mayor

  • Dejar el tabaco.
  • Vacunarse del virus de la gripe cada año (las cepas van cambiando).
  • Aplicarse la vacuna antineumocócica.
  • Practicar una actividad física moderada caminar, por ejemplo).
  • Llevar una dieta saludable.
  • Lavarse las manos frecuentemente.

Cómo aislar tu casa de las vibraciones

Cuando hablamos de aislamiento en los hogares, casi siempre nos centramos en los cierres de ventanas y puertas para que se mantenga una temperatura ambiental constante y no se pueda filtrar el frío, el calor o la humedad. Pero el aislamiento también es muy importante para evitar las vibraciones que provocan los ruidos externos.



Aislamiento doméstico para evitar las vibraciones

El tráfico, las obras, el transporte suburbano, los vecinos… No somos conscientes del nivel de contaminación acústica que recibimos cada día, algo que afecta a nuestra salud, y, por lo tanto, tendríamos que vigilar para intentar reducirla al máximo.

¿Qué tendríamos que hacer para reducir el ruido y mantener nuestra casa aislada de la contaminación acústica? Lo más recomendable son las reformas para insonorizar nuestra vivienda. El aislamiento total es difícil de conseguir y muy costoso, por eso se recomienda un nivel medio en el que solo se filtren los decibelios aconsejados. Según la legislación europea son 65, pero algunas normativas locales reducen la cifra hasta los 35 decibelios durante el día y 30 por la noche. Existen estudios que afirman que cuando se superan estas cifras el sistema nervioso y la salud se ven afectadas.

 

  • Insonorización de los muros exteriores. En el caso de las viviendas unifamiliares no hay problema, si vives en una comunidad de vecinos es una cuestión que se tendrá que acordar por mayoría entre todos. Los mejores aislantes son el hormigón, el cemento, y los ladrillos que sean como mínimo de un cm de grosor. Una opción más económica es aprovechar las cámaras de aire de las fachadas para rellenarlas de materiales como la lana de fibra de roca, espuma de poliuretano o viscoelástico, ya que son materiales no conductores del ruido.
  • Insonorizar las paredes interiores. Se trata, básicamente, de hacer lo mismo que con los muros, pero dentro de casa. Se puede hacer una doble pared o revestir las que tenemos con placas de pladur y algún material aislando entremedio.
  • Insonorizar el techo. Tenemos que llevar a cabo lo mismo que con los muros exteriores y las paredes interiores.
  • Ventanas insonorizadas. Tienen que ser de doble cristal o bien de doble ventana. Las dos opciones consiguen aislar del ruido.
  • Persianas y cortinas. Un tejido grueso puede absorber las vibraciones.
  • Suelos aislados. Una buena solución es instalar tarimas flotantes encima de las baldosas, ya que se crea una cámara de aire.

 

Calefacción ecológica

¿Cuál es el sistema de calefacción más ecológico? 

Calefacción ecológica

El invierno se acerca y ahora es el mejor momento para instalar un sistema de calefacción. Sin prisas y con toda la planificación necesaria, ya que todavía no han llegado las temperaturas muy frías. Si quieres escoger un plan respetuoso con el medio ambiente y eficiente en el ámbito energético, te explicamos las diferentes opciones que dispones para conseguir el sistema de calefacción más ecológico.

 

Tips para conseguir calentar nuestro hogar lo máximo posible con recursos naturales

Dependiendo del lugar geográfico y la ubicación de tu hogar, un sistema de calefacción es imprescindible para poder “sobrevivir” en invierno. Aún así, siempre se tienen que tener en cuenta una serie de buenas prácticas, ya que un grado de diferencia puede suponer un incremento de alrededor de un 7% en el consumo energético.

 

  • Buen aislamiento. Es imprescindible que las ventanas y puertas de la casa estén selladas para evitar que entre tanto el frío como el calor, y que eso afecte al buen rendimiento de los aparatos de calefacción y de aire acondicionado. Si se cuela el frío, será más difícil calentar la casa y el gasto energético será más grande.
  • Aprovechar la radiación solar. No todos los hogares son soleados, pero si tienes la suerte de que el tuyo lo es, aprovecha para subir las persianas y dejar entrar el sol y su calor.
  • Utilizar ropa de franela o algodón. Se trata de fibras naturales que aportan calor.
  • Consiguen mantener el calor y además son aislantes.

 

Calefacción ecológica y eficiente

Existen diferentes sistemas de calefacción eficientes pero los que usan energías renovables son los que nos permiten reducir más profusamente la contaminación medioambiental.

 

  • Energía solar. Se trata de la energía limpia y renovable por excelencia. Se necesita una gran inversión inicial pero después el gasto económico es muy bajo y ayuda a promover el ahorro en el consumo energético. Se consigue gracias a placas fotovoltaicas. Ahora ya son muchos los edificios de nueva construcción que incluyen este sistema, eficiente y ecofriendly.
  • Calderas de leña. Un sistema centralizado que distribuye el calor por toda la casa a través de cañerías. Es económico y eficaz. También hay eléctricas y de gas, pero las de leña son las más ecológicas, ya que este recurso proviene de una fuente de energía vegetal.
  • Estufas de leña. La madera es uno de los sistemas de calefacción más antiguos. Las estufas modernas ya cuentan con termostatos. Las suelen utilizar los hogares donde no llegan servicios de gas.

Estos tres sistemas de calefacción son los más ecológicos, a pesar de que no son los más demandados. En cuanto a los dos primeros, tienen una barrera importante y es la gran inversión inicial que suponen. En el caso de las estufas de leña, es un método que genera olores al ambiente.

Bomba de calor

Cómo utilizar la bomba de calor de tu aire acondicionado

Los aparatos de aire acondicionado son ideales para cubrir las necesidades energéticas en espacios pequeños porque tienen la denominada función 2 en 1, sirven tanto para estar frescos en verano como para calentar la casa en invierno. Si no tienes espacio para instalar un sistema de calefacción, ¿sabías que puedes aprovechar la bomba de calor de tu aparato de aire acondicionado? Ahora que llega el frío es el mejor momento para ponerlo en práctica. 

 

Tips para utilizar la bomba de calor de tu aire acondicionado

 

No importa si tu aparato de aire acondicionado es muy antiguo, regulando la temperatura puedes conseguir que lance aire caliente, y calentar la habitación que desees. Eso sí, te recomendamos que hagas una revisión anual para comprobar que todo funciona correctamente y si estás pensando en renovar tu aparato, te recomendamos la tecnología Inverter:

  • Eficiente, así podrás ahorrar en gasto energético.
  • Enfría y calienta más rápidamente.
  • Temperatura constante.

 

En cuanto a la utilización de tu aire acondicionado durante el invierno, te proponemos toda una serie de consejos para aprovechar al máximo la bomba de calor:

 

  • La temperatura recomendada es de 22 grados. Cada grado de más supone un incremento del 7% en el consumo y por encima de esta cifra el ambiente se reseca. Utilizar la bomba de calor es muy fácil, funciona igual que con el aire frío, solo tienes que escoger la temperatura con la ayuda del mando a distancia.
  • Escoge la opción para que el aparato envíe el aire hacia el suelo y así evitar que se quede en el techo y no llegue a calentar la parte inferior (esto provoca que el suelo esté frío, tengamos esa sensación en los pies, etc.)
  • Si la casa se enfría durante la noche, puedes usar la opción sleepque mantendrá una temperatura constante y no pasarás frío mientras duermes.
  • Evita secar la ropa bajo el aire acondicionado, esto hará que aumente la humedad en la casa y se incrementa el consumo energético.

 

Al margen de hacer funcionar la bomba de calor de tu aire acondicionado, te explicamos cómo mantener la casa caliente durante las épocas de frío:

 

  • Cuando ventiles las habitaciones por la mañana, no lo hagas durante más de 10 minutos. Este es el tiempo suficiente para renovar el aire y que no se enfríe la casa.
  • Sube las ventanas a mediodía, esto hará que entre el calor. Después ciérralas para mantenerlo.

 

Si quieres optimizar el funcionamiento de tu bomba de calor, en este artículo encontrarás toda la información que te puede ayudar a mejorar su rendimiento.