Pellets Cast

Cómo es la recarga de pellets para las calderas

Pellets Cast

 

La ecología está en auge. Pero lejos de convertirse en una moda pasajera más, el respeto por el medio ambiente ha llegado para quedarse. La conciencia de la población ha despertado después de décadas de advertencias que han sido ignoradas. Tenemos que cuidar el planeta, porque es nuestra casa y esto se ha extendido a todos los ámbitos, también el de los sistemas de refrigeración. Uno de los sistemas de calefacción más ecológicos son las calderas de pellets. Te explicamos en qué consisten y cómo se hace la recarga.

¿Qué es una caldera de pellets?

Este tipo de sistemas de calefacción, también denominados calderas de biomasa, usan como fuente de energía los pellets de madera y otro tipo de residuos naturales (por ejemplo, las cáscaras de frutos secos). Con esta energía generan calefacción a través de radiadores y también proporcionan agua caliente.


¿Cómo funciona una caldera de pellets?

Es muy similar a otras calderas, el aparato quema el combustible, que en este caso son los pellets y se genera una llama que genera calor que se distribuye por los radiadores, el agua corriente, etc.

Por otro lado, hay que distinguir entre las calderas de pellets y las estufas de pellets, estas últimas tienen potencias mucho menores y esto provoca que se utilicen a un nivel muy doméstico para calentar pequeñas habitaciones o zonas del hogar.

 

¿Cómo se hace la recarga de pellets para las calderas?

Las calderas de biomasa necesitan habitualmente un contenedor o espacio de almacenamiento del biocombustible o los pellets, próximo a la caldera y tienen que tener una inclinación de 45 grados para que la recarga sea lo más fácil posible.

La quema de los pellets produce ceniza que se recoge automáticamente en un cenicero que debe vaciarse varias veces el año para mantenerlo limpio y en las mejores condiciones.

Las calderas de pellets se recomiendan en aquellas viviendas hasta los 500 metros cuadrados.

¿Es necesario que un aire acondicionado lo coloque un instalador oficial?

En el año 2017 se aprobó un decreto para regular la instalación de aires acondicionados del que ya te hablamos en este artículo y que castigaba a las empresas no acreditadas. Pero ¿es necesario que el instalador sea oficial? Te recordamos algunas de las disposiciones de esta normativa que afecta principalmente al consumidor.

 

¿Quién es un instalador oficial de aire acondicionado?

 

Un instalador oficial o acreditado es aquel que tiene en su posesión el carné profesional en instalaciones térmicas en edificios (RITE), un documento que otorga el departamento de industria de la comunidad autónoma de turno. Este carné reconoce la capacidad del trabajador para instalar y mantener instalaciones de edificios.

 

Esta documentación se expide de forma particular y no se puede conseguir de forma global en el ámbito de una empresa. Sirve para desarrollar trabajos que tienen que ver con la instalación y mantenimiento de calefacción, climatización, ventilación y energía solar térmica. Un instalador oficial también debería tener un certificado para la manipulación de gases fluorados.

 

La nueva normativa que obliga a los instaladores a estar en posesión del carné oficial

 

El Real Decreto 115/2017 regula las instalaciones de aires acondicionados y únicamente los profesionales acreditados podrán realizar estos trabajos. Por lo tanto, sólo los profesionales que dispongan del carné RITE y del certificado de manipulación de gases fluorados están acreditados para poder instalar y realizar el mantenimiento de los aires acondicionados.

 

Para evitar sorpresas se recomienda apostar por empresas certificadas, como es el caso de RoigSat, y en caso de duda, pedir siempre la acreditación del registro y homologación.

 

La normativa tiene como objetivo reducir el número de fugas de CO2 procedentes de los aparatos de climatización que perjudican el medio ambiente. Está demostrado que la gran mayoría de estas fugas provienen de aparatos de uso doméstico.

 

La ley prevé multas que pueden llegar hasta los 20.000 euros en caso de incumplimiento por parte del consumidor, que está obligado a remitir al establecimiento donde compró el aire acondicionado el justificante que demuestre que la instalación la ha hecho un profesional acreditado.

 

En el caso de RoigSat, hacemos instalación y venta del aparato, con lo que los clientes se ahorran este paso.

 

Puedes solicitar más información AQUÍ.

Cambio climático

¿Cómo afecta  a nuestra salud que las estaciones sean más cortas?

Cambio climático

 

Es muy probable que este invierno hayáis notado que los días de sol y de temperaturas suaves han ganado a las jornadas de frío y viento. El cambio climático es un hecho y esto está afectando a diferentes aspectos de nuestro planeta a escala global. Los límites de las estaciones se diluyen, la floración de las plantas se altera, también lo hacen las cosechas e incluso nuestra forma de comportarnos. Te explicamos cómo afecta a nuestra salud que las estaciones sean más cortas.

 

El cambio climático, una realidad

Varios expertos ya han constatado que las temperaturas en zonas como Cataluña se han incrementado como consecuencia directa del cambio climático que sufre todo el planeta. En Barcelona, por ejemplo, según el catedrático en geografía física de la Universitat de Barcelona, Javier Martín Vide, han aumentado el número de noches tropicales, noches durante las cuales la temperatura no baja de los 20 grados.

Por otro lado, el calor de verano aparece antes y acaba también más tarde, esto hace que los climas primaverales y los propios del otoño se coman parte del invierno.

 

¿En qué nos afecta que las estaciones sean más cortas?

El cambio en el clima afecta a nuestra salud y comportamiento, te detallamos algunas de las variaciones más comunes:

 

  1. La temperatura y el sueño. Está demostrado científicamente que las bajas temperaturas ayudan a dormir, unas temperaturas que tendrían que estar entre la franja de los 16 y de los 20 grados. De hecho, cuando la temperatura del cuerpo se enfría, nuestro cerebro se prepara para dormir.
  2. Los climas extremos disparan los problemas psicológicos. Las zonas donde se producen asiduamente huracanes, inundaciones o nevadas, tienen una mayor probabilidad de que su población sufra trastornos mentales. Así que con el futuro cambio climático es probable que un gran porcentaje de la población esté expuesta a problemas de salud derivados de los efectos del cambio climático.
  3. La relación entre el calor y los problemas de salud. Está probado que el invierno dispara las depresiones y las temperaturas suaves hacen subir los niveles anímicos y el buen humor. De todos modos, un calor intenso incrementa el riesgo de sufrir deshidratación y golpes de calor que pueden dañar el cerebro.

El cambio climático cambiará, por lo tanto, nuestra forma de relacionarnos con las dolencias, tanto físicas como psicológicas.

Energia solar cast

La calefacción centralizada a partir de energía solar térmica

Energia solar cast

Con la primavera las horas de sol se incrementan y es un momento ideal para acumular energía solar que pueda usarse para poner en marcha diferentes dispositivos. Por las noches todavía hace fresco y en algunos puntos del territorio es necesaria la calefacción. ¿Sabías que se puede centralizar a través de la energía solar térmica? Nuestro país es muy afortunado porque cuenta con muchas horas de luz y una tecnología de este tipo es factible. Te explicamos cuáles son las características de una calefacción centralizada a partir de energía solar térmica.

 

Un cambio de paradigma: El auge de las energías renovables

Los movimientos ecologistas, el incremento de la concienciación por parte de la población sobre el cambio climático y el uso que hacemos de nuestro planeta está haciendo que se produzca lo que se conoce como “transición energética global” hacia energías más limpias.

Esto ha llegado también a los métodos de calefacción en el hogar, que cada vez son más sostenibles, también en el caso del aire acondicionado.


La calefacción centralizada a partir de energía solar térmica

Este tipo de instalaciones se alimentan y recolectan durante los meses de verano el exceso de calor y lo usan en invierno o en los momentos de más frío. ¿Cómo se hace? Con recolectores solares térmicos encargados de calentar agua y almacenarla de forma aislada, normalmente bajo tierra en grandes bidones. El aislamiento hace que las pérdidas de calor sean mínimas. Eso sí, siempre es necesario una ayuda extra de gas natural para que el sistema funcione.

Las instalaciones de energía solar térmica recogen un máximo de 7.000 litros de agua caliente por metro cuadrado y están pensados como el sistema centralizado de calefacción ideal para comunidades de vecinos y edificios residenciales.

 

Un sistema que ya funciona en zonas con climas fríos y menos horas de sol

Algunos países nórdicos, centroeuropeos y también Canadá ya disfrutan de estos sistemas, así que los expertos consideran que en zonas climáticas donde la luz solar es más presente todavía funcionará mejor. De hecho, la inversión y el volumen de la instalación se verá reducida, ya que no será necesario calentar un volumen de agua parecido al de Quebec, por ejemplo, donde los inviernos son mucho más fríos y la calefacción tiene que funcionar a pleno rendimiento más horas y más días.

 

 

Piel temperatura

¿Qué temperatura es la ideal para tu piel?

 

Piel temperatura

Los cambios bruscos de temperatura, el calor, el frío, la humedad, los calefactores, aires acondicionados…. Todos son elementos que afectan a la piel, el órgano más extenso de nuestro cuerpo, de los más delicados y también uno de los que menos cuidamos. Muchas veces se asocia el cuidado de la piel a un componente estético, cuando debería de prestársele una atención parecida a la atención que ponemos a la hora de elegir los alimentos que consumimos o al cuidado de nuestra salud bucal. Te damos algunos consejos para conseguir que tu piel no sufra por los cambios de temperatura.

 

Descubriendo la temperatura ideal para garantizar la salud de tu piel

Los expertos recomiendan, en todos los sentidos, que la temperatura de un espacio cerrado (hogar, oficina, edificio público…) no esté por encima de los 20-21 grados y la humedad tendría que situarse entre el 50 y el 70%. Unas cifras difíciles de conseguir según las medidas de los espacios, a más metros cuadrados, más dificultad de cuadrar una temperatura estable. Se trata de una problemática habitual en hospitales, aeropuertos y otros edificios públicos.

Si hablamos del hogar y de oficinas pequeñas y medianas, la cosa cambia y será más fácil adecuar la temperatura para evitar resfriados, alergias o que se dañe nuestra piel. En estos casos, el uso de un termostato que regule la temperatura y la humedad es la mejor solución.

 

¿Por qué los cambios de temperatura afectan a nuestra piel?

Las temperaturas altas de los sistemas de calefacción resecan el ambiente. El sistema que más lo hace es la bomba de calor de los aires acondicionados, esto se traduce también, en pieles más resecas que pierden hidratación y, por lo tanto, protección. Entre los problemas que se derivan destacamos:

  1. Descamación.
  2. Picor.
  3. Agravar los síntomas de dolencias cutáneas como la dermatitis atópica, la rosácea y la psoriasis.

Los profesionales recomiendan usar jabones sin perfume y aplicar cremas corporales hidratantes después de la ducha. También es importante limpiar la piel cada día, ya que las estufas, aires acondicionados y otros aparatos desprenden sustancias y gases que la ensucian y potencian la aparición de grasa.

La piel necesita unos 20 minutos para adecuarse a los cambios de temperatura, algo difícil de cumplir cuando pasamos de la calle a los espacios cerrados, donde la diferencia de temperatura puede llegar a ser de más de 10 grados. Así que los dermatólogos apuestan por el uso diario de cremas hidratantes y protectoras.

 

 

Ciberdelincuencia

El peligro de los edificios inteligentes

Ciberdelincuencia

La innovación en nuevas tecnologías ha permitido crear y poner en marcha los denominados “edificios inteligentes”. Pero este progreso también comporta algunos peligros: Los ciberdelincuentes pueden secuestrar instalaciones de este tipo a través de la calefacción o la luz que estén conectados a internet.

 

La ciberdelincuencia llega a la domótica

La domótica es el conjunto de tecnologías que se aplican al control y a la automatización inteligente de las viviendas, es decir, la tecnología nos permite controlar aspectos como el encendido de las luces, la calefacción y otros electrodomésticos. Esto permite un uso eficiente de la energía, confort y seguridad.

Parece que todos son aspectos positivos, pero en la última edición del Mobile World Congress en Barcelona, el equipo de la compañía de seguridad ESET puso sobre la mesa la posibilidad de que los ciberdelincuentes lleguen a los hogares que estén conectados por internet.

Esta compañía ha puesto como ejemplo la posibilidad de que un edificio de oficinas que contrata un nuevo sistema de aire acondicionado se vea atacado. Ese sistema centralizado cuenta con funciones que se pueden modificar desde un centro de control. Este centro de control no solo estará operativo en el edificio, sino que se conecta a internet, así podrá ser accesible a distancia, sin necesidad de desplazamientos por parte de la empresa de mantenimiento. Pero esta conexión en la red abre las puertas a los ciberdelincuentes, que pueden penetrar en el sistema de aire acondicionado y conseguir su control.

De hecho, desde la empresa aseguran que han recibido casos de este tipo, que se han podido solucionar porque la compañía afectada contaba con un plan de contingencia. Los ciberdelincuentes llegaron a pedir 50.000 dólares como rescate para devolver el control.


¿Hasta dónde llega el control de los edificios inteligentes?

El avance de la domótica ya es imparable y se ha primado la comodidad a la seguridad. Los edificios inteligentes del futuro tendrán sistemas tecnológicos para controlar todos los aspectos del bloque:

  1. Las barreras del parking.
  2. El cierre de las puertas.
  3. Sistemas de emergencia.
  4. Control de incendios.
  5. Aire acondicionado.
  6. Calefacción.
  7. Cámaras de seguridad.
  8. Ascensores.

Desde ESET piden más expertos en ciberseguridad para poder hacer frente a futuros ataques de esta magnitud.

 

 

 

 

Infrarrojo

Consejos para usar la calefacción por radiación infrarroja

Infrarrojo

 

Con la llegada de la primavera y del buen tiempo poco a poco nos vamos deshaciendo de las estufas, calderas, calefactores… Pero las noches todavía son frescas y dependiendo de la zona del país en la que residimos, es necesaria la calefacción para poder mantener una temperatura adecuada. Una de las mejores calefacciones para las épocas de entretiempo es la radiación infrarroja o radiación térmica, te damos algunos consejos para usarla.

 

¿Qué es la calefacción por radiación infrarroja?

También conocida como radiación térmica tiene unos procesos de calentamiento con emisores de infrarrojos (con una alta rentabilidad) y la energía del calor se transmite a través de emisiones electromagnéticas. Los cuerpos absorben las emisiones infrarrojas y las transforman en calor.

Se trata de un tipo de calefacción que se recomienda en casos de espacios exteriores, donde funciona mejor la irradiación y por tanto el calentamiento. Y es que esta técnica permite generar calefacción sin necesidad de calentar el aire, que es el método más tradicional y extendido.

 

Ventajas de la calefacción por radiación infrarroja

La instalación de calefacción por radiación infrarroja o térmica supone un ahorro energético, confort para los usuarios y también es un sistema amable con el medio ambiente, ya que es una energía que no ensucia el planeta.

  1. El calor se produce sobre el cuerpo en el cual incide, como hace el sol sobre la Tierra.
  2. El calor se utiliza donde es necesario.
  3. El calor no se dispersa en el ambiente y esto nos hace ahorrar.

 

Consejos si usamos la calefacción por radiación

  1. El mejor espacio donde instalar las placas de calefacción por infrarrojos es el techo, ya que así se consigue un 100% de su eficacia.
  2. Calienta 2 metros hacia abajo y no se pierde calor.
  3. Cada habitación del hogar tendría que tener instalado su propio termostato para poder regular la temperatura según el uso que se haga y también la persona que lo habite.
  4. El aluminio es el material que más infrarrojos aporta.
  5. También existen de vidrio de carbono, que se pueden decorar y son más elegantes, a pesar de que no obtienen tanto rendimiento como el aluminio. Se calcula que este rendimiento baja alrededor de un 35%.
  6. Un rendimiento que depende de la zona climática donde se encuentre la vivienda (en España tenemos 5 zonas diferentes), orientación del hogar y las dimensiones y características de cada habitación.