RoigSat, una empresa con el certificado AENOR

La competencia desleal ha llegado también, ya hace tiempo, al sector de las climatizaciones. Es una constante que se generalizó, sobre todo, durante los años de la crisis económica aprovechando los presupuestos ajustados de muchos clientes. Hay un dicho que dice que “lo barato sale caro” y es del todo cierto. La calidad tiene una tarifa, pero también unas garantías. Por eso RoigSat cuenta con el certificado AENOR que acredita su profesionalidad.

La competencia desleal en el sector de la climatización

Es habitual que algunas empresas compitan en precio, pero cuando las tarifas están por debajo del precio de los materiales y de la mano de obra, es un ejemplo claro de competencia desleal. El resto del sector no puede competir a precios tan bajos porque además de no obtener beneficio, pueden perder dinero.

¿Cómo sobreviven estas empresas? Cobran por servicios extras y otros que son necesarios los incluyen en partidas adicionales que no estaban previamente incluidas. También se benefician del gran número de pedidos que reciben, lo que hace que los puedan rentabilizar.

El certificado AENOR

Las certificaciones AENOR generan confianza en el mercado y hacen que las empresas sean más competitivas, mejorando su eficacia y rentabilidad. Es un elemento diferenciador y de confianza; además, el equipo de AENOR está integrado por más de 900 auditores especializados en todos los sectores económicos e industriales.

RoigSat ha sido reconocido con las certificaciones de sistemas de calidad, garantizando que sus sistemas de gestión se desarrollan dentro de la normativa establecida. ¿Cómo se puede conseguir? Tiene que ver con la eficacia y la contínua formación técnica y administrativa de la empresa.

AENOR es uno de los certificados más conocidos y reconocidos, pero RoigSat también cuenta con otra certificación importante como es la que otorga la IQNET (The International Certification Network). En concreto, RoigSat dispone de la certificación ISO 9001:2008.

Cómo hacer un buen uso del aire acondicionado en otoño

El cambio climático es una realidad y el otoño ya no es el que era. Si antes en octubre empezábamos a comer castañas, tomar bebidas calientes y llevar chaquetones; ahora depende del día, necesitamos ir incluso con manga corta. Esta semana ha empezado la estación de la caída de las hojas y te explicamos cómo puedes hacer un buen uso del aire acondicionado para evitar los calores matutinos y el frío de la noche.

El aire acondicionado en otoño

Con la llegada del otoño es habitual que los días sean calurosos y las noches más frías. La bajada de las temperaturas es evidente, los días de playa se han acabado (a excepción de los y las más valientes) pero continúa el calor. Los cambios bruscos de temperatura son la tónica habitual y se inaugura oficialmente la temporada de vestirnos por capas: Ropa de verano más chaquetas, pañuelos y medias. Y es que, si nos pasamos todo el día fuera de casa, podemos experimentar la sensación térmica de hasta 3 estaciones diferentes, ya que por las noches los grados del termómetro descienden y tenemos más frío.

Este es un escenario perfecto para los resfriados y otras dolencias que pueden aparecer con los cambios de temperatura. También contribuye que vayamos encendiendo el aire acondicionado y lo vayamos apagando. Si no hemos hecho una buena limpieza (puedes contratar aquí el mantenimiento anual con RoigSat ) los ácaros del polvo y las partículas en suspensión incrementan las posibilidades de atrapar los virus en un ambiente frío, perfecto para su expansión.

4 tips para hacer un buen uso del aire acondicionado en otoño

  1. Mantener el aire acondicionado a una temperatura constante. Esto nos ayudará a practicar el ahorro energético, lo notaremos en la factura de la luz y también evitaremos los cambios bruscos de temperatura.
  2. Escoger una temperatura que no esté a más de 5 grados por debajo de la temperatura exterior. Esto ayudará a hacer que la temperatura sea constante.
  3. Si puedes, selecciona la modalidad “confort”. Muchos aparatos ya incluyen en los mandos a distancia esta opción que sube o baja los grados automáticamente para mantener el confort.
  4. Evitar encender y apagar la máquina constantemente. Además de consumir más energía porque tiene que volver a buscar la temperatura escogida, los cambios pueden contribuir a los resfriados.

Agricultura extensiva, ventajas y desventajas

Cuidar el medio ambiente es una garantía de futuro para el planeta Tierra. Las voces de los científicos ya se han empezado a escuchar y un movimiento ecologista recorre los diferentes países y ha calado, sobre todo, entre las generaciones más jóvenes. Una de las apuestas fuertes es la agricultura extensiva, que se centra en aprovechar los recursos naturales del entorno.

¿Qué es la agricultura extensiva?

El último siglo se ha caracterizado por la puesta en marcha de la denominada agricultura intensiva, que se ha centrado en maximizar la producción del suelo con todos los medios disponibles: Mano de obra, químicos y tecnología. Por el contrario, la agricultura extensiva ha vuelto a los orígenes, consigue una producción por hectáreas mucho más pequeña y se lleva a cabo en zonas muy amplias. Esto la convierte en una práctica más sostenible a largo plazo y supone un impacto más pequeño en el entorno.

La agricultura extensiva es propia de zonas más empobrecidas que no cuentan con los recursos tecnológicos y químicos de las grandes explotaciones. También es habitual encontrar este tipo de agricultura en zonas donde el suelo es árido.

Las ventajas de la agricultura extensiva

  1. Necesita menos recursos técnicos y humanos.
  2. Bajo impacto ambiental.
  3. Producción basada en los recursos del entorno.
  4. Producción suficiente para no lanzar nada.
  5. En algunos casos puede derivar en agricultura ecológica.

Las desventajas de la agricultura extensiva

  1. Los beneficios económicos se obtienen a largo plazo.
  2. Se necesitan grandes extensiones de terreno para poder cultivar.
  3. Baja productividad por hectárea.
  4. Le afectan los imprevistos meteorológicos de forma más intensa. Una helada puede acabar con todo el cultivo.

Los cultivos más habituales de agricultura extensiva son los de cereales, hortalizas y árboles de frutas. Destacan alimentos como el trigo, la avena, los cacahuetes, los garbanzos, las cebollas, el tomate o el melón.

La agricultura extensiva también sirve en algunas zonas para luchar contra la eutrofización, que es la acumulación excesiva de nutrientes a las aguas y puede suponer la muerte del ecosistema.

3 consejos para sobrevivir al aire acondicionado del transporte público cuando las temperaturas bajan

La utilización de aparatos de climatización en el transporte público es lo más habitual, no solo durante los meses estivales, también durante el resto del año para evitar mareos y otras indisposiciones de los pasajeros a consecuencia de la afluencia masiva de usuarios y del gran tonelaje de los vehículos y otra maquinaria que sobrecalientan el ambiente. Todo esto provoca que los aparatos de aire acondicionado permitan enfriar los ambientes a pesar de que a veces la bajada de temperaturas es demasiado grande. En este artículo te explicábamos cómo sobrevivir al frío de los espacios públicos en verano, ahora te explicamos cómo sobrevivir al aire acondicionado cuando las temperaturas exteriores empiezan a bajar.

Cómo sobrevivir al frío del transporte público al final del verano

¿Has pensado alguna vez que hacía más frío en el metro o en el autobús que en la calle? No eres el único. Es uno de los clásicos del mes de septiembre con la llegada del otoño. Porque oficialmente no cambiamos de estación hasta el día 23, pero ¿alguien recuerda ya las jornadas en la playa?

  1. Vestuario. Tienes que aceptar que los días de calor y bochorno ya son historia. Como mucho podrás encontrarte con algunas jornadas de calor intenso, pero en las horas centrales del día y muy segmentadas. Así que, para no pasar frío en el transporte público, ni cuando salgas de casa a primera hora de la mañana, olvídate de las faldas y vestidos cortos, los tirantes y sobre todo, de las sandalias. Esto no significa que tengas que sacar la ropa de invierno. A mediodía la temperatura subirá, así que apuesta por ropa que puedes llevar tanto en verano como en otoño. Tejanos, camisetas de tirantes pero con chaquetas finas encima, pañuelos para el cuello, tejidos suaves y transpirables y zapatos cerrados.
  2. Evitar las salidas de aire. Aunque vayas vestido o vestida con ropa de entretiempo o incluso de invierno, tienes que evitar los conductos de salida directa del aire, ya que puede afectar a tu salud y provocarte dolores musculares o transmitirte un virus o bacteria si tienes las defensas bajas.
  3. Camina. Es aconsejable que en esta época de entretiempo hagas una parte del trayecto al trabajo o a los lugares donde quieras ir, andando. Ahora ya no hace el bochorno que nos hace sudar en verano, nos agobia y no nos permite disfrutar de las calles y los paseos. Si haces una parte del camino a pie, evitarás un buen rato de aires acondicionados en el transporte público.

El auge de las escuelas con huertos urbanos

El 12 de septiembre empieza el nuevo curso escolar en todos los centros de educación infantil, primaria y secundaria de Cataluña, unas escuelas que poco a poco caminan  hacia proyectos educativos más modernos y adaptados al mundo contemporáneo. El medio ambiente es una de las principales preocupaciones de las nuevas generaciones: El cambio climático, la contaminación de los océanos o el exceso de basura que no se puede reciclar son solo un ejemplo. Por eso, muchas escuelas priorizan la transmisión a sus alumnos de valores para apreciar su entorno. Uno de los proyectos que están en auge es la creación de pequeños huertos urbanos en las escuelas para conseguir incrementar el conocimiento de la naturaleza entre los más pequeños.

¿Qué es un huerto urbano?

Un huerto urbano es, como su nombre indica, un huerto que se ubica en un espacio de ciudad o zonas urbanas, lejos de los cultivos tradicionales en el campo. Específicamente se trata de un cultivo para producir hortalizas en un patio, terraza o balcón.

No están pensados para conseguir unas grandes producciones, los huertos urbanos, por espacio y por objetivo, producen pequeñas cantidades para el autoconsumo. Además, los huertos urbanos son totalmente ecológicos: No utilizan abonos químicos ni insecticidas.

Los huertos urbanos en las escuelas

Según la organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) los huertos urbanos son una plataforma de aprendizaje para mejorar la educación y la nutrición infantil a la vez que fomentan el cuidado del medio ambiente, su conservación y el bienestar social, físico y mental de toda la comunidad educativa.

Desde la FAO argumentan que en los países industrializados la agricultura intensiva y los hábitos alimentarios de las sociedades del primer mundo tienen efectos nocivos para nuestra salud y el medio ambiente. La promoción de una alimentación saludable y una buena educación nutricional concienciará a los niños de la necesidad de cambiar las cosas y aquí los huertos urbanos cumplen un papel clave.

Beneficios de los huertos urbanos

  1. Mejoran el aprendizaje.
  2. Fomentan el conocimiento de los alimentos.
  3. Mejoran la dieta.
  4. Ayudan a luchar contra los problemas relacionados con la alimentación.
  5. Fomentan aptitudes empresariales.
  6. Mejoran el entorno y la sostenibilidad de las ciudades.

Cómo entender el mando a distancia de los aires acondicionados modernos

La televisión, internet, el robot aspirador, el altavoz bluetooth, la nevera, la cámara réflex y el aire acondicionado. Todos y cada uno de estos electrodomésticos y gadgets tecnológicos incluyen un mando a distancia para facilitar todavía más su uso. Pero, ¿de verdad lo facilitan o nos complican algo más la vida? Hace algún tiempo en este artículo explicamos cómo entender el mando a distancia del aire acondicionado. Desde entonces los aparatos han evolucionado, hacemos un repaso de los botones clásicos que no cambian y de las nuevas opciones que te puedes encontrar.

Pasos para entender mejor el mando a distancia de tu aire acondicionado

  1. Es importante que estés atento a las indicaciones del técnico acreditado una vez que te instale el aparato. Es un paso al que no le damos demasiada importancia, pero, ¿quién mejor que la persona que ha hecho la instalación para explicarte cuidadosamente cómo funciona? Si tienes dudas con los botones del mando a distancia, pregunta.
  2. No tires el manual de instrucciones a la basura. El uso de los aires acondicionados tiene que ser efectivo y también sencillo, pero van algo más allá del botón de encender y apagar; y el de subir y bajar los grados. Guarda las instrucciones y así, si no recuerdas muy bien para qué sirve un botón, con el manual podrás salir de dudas.
  3. No tengas miedo de usar el teléfono de asistencia técnica. Normalmente llamamos para que vengan inmediatamente a hacer reparaciones o a valorar un funcionamiento deficiente, pero recuerda que es un servicio de la marca y no tenemos que tener miedo de llamar en el caso de que hayamos tocado un botón que no sabemos para qué sirve y el aparato ha dejado de funcionar.

Los imprescindibles de los mandos a distancia de los aires acondicionados

No todas las marcas de aparatos de aire acondicionado tienen el mismo mando, pero los símbolos y las funciones son muy parecidas. De hecho, en el supuesto de que perdieras tu mando o encuentres que es muy complicado de utilizar, siempre puedes comprar uno universal que sirve para cualquier marca. ¿Qué tienen en común?

  1. Botón encendido/apagado. Normalmente es el mismo y no tiene mucho misterio.
  2. Regulador de temperatura. Solo tienes que subir o bajar los grados según tus preferencias.
  3. Heat. Solo aparece en los aparatos que incluyen bomba de calor y activa el modo “calefacción”.
  4. Cool. El botón contrario al anterior, pone en marcha el aire acondicionado cuando hace calor.
  5. Dry. Consigue reducir el nivel de humedad en el ambiente activando el aire acondicionado con el ventilador a una velocidad muy baja.
  6. Swing o dibujos que representan unas flechas. Sirve para establecer la dirección a la que quieres que salga el aire (hacia el techo, hacia el suelo, de frente…).
  7. Sleep o el símbolo de una Z o de unas estrellas y luna. El aparato suaviza la temperatura y la intensidad de la salida del aire. Una opción pensada para la noche, cuando dormimos, para poder coger el sueño sin calor, pero tampoco sin frío. Se apaga automáticamente cuando se acerca a una temperatura que considera razonable y se vuelve a encender si detecta que se incrementan los grados.
  8. Eco. Permite ahorrar energía subiendo la temperatura en verano y bajándola en invierno.

Volver más cansados de las vacaciones. 4 trucos para superarlo

A la gran mayoría de nosotros o ya se nos han acabado o queda poco para que se nos acaben las vacaciones. Después de este periodo de desconexión en el que hemos cambiado nuestros hábitos, a menudo para aprovechar y hacer muchas actividades diferentes, cuesta volver a madrugar, estar horas sentados delante del ordenador…. Muchas veces volvemos más cansados de las vacaciones de lo que nos fuimos. Pero, como casi todo en la vida, si aplicamos una serie de consejos, la vuelta al trabajo se nos hará mucho más fácil.

Consejos para aquellos que vuelven más cansados de las vacaciones

Descansar

Parece una obviedad, pero lo mejor que puedes hacer cuando estás cansado es descansar. Volver a coger unas pautas de descanso y sueño adaptadas a nuestra cotidianidad es un primer paso muy importante. Es básico intentar dormir 8 horas cada día. Esto comporta que, a pesar de que no tengamos sueño, nos vayamos a dormir a la hora que toca.

Controlar la dieta

Durante los meses de verano nuestros hábitos alimentarios acostumbran a tambalearse. Las terrazas, las comidas con amigos… No nos lo ponen precisamente fácil, por eso a la vuelta de las vacaciones una de las prioridades que tenemos que tener en cuenta para sentirnos menos cansados y adaptarnos a la rutina es regresar a nuestra dieta habitual.

Teniendo en cuenta que normalmente durante el verano no comemos bien, es aconsejable introducir en nuestra dieta mucha verdura, fruta y alimentos saludables. Y evitar el alcohol para compensar los excesos que a menudo se hacen durante el verano.

Practicar alguna actividad física

Caminar, correr, ir al gimnasio, dar una vuelta en bicicleta, yoga… Lo que más te guste. Pero el deporte es una muy buena herramienta para vencer el cansancio de las vacaciones. Nos ayuda, también, a coger buenos hábitos y, a pesar de practicar deporte, sentirnos cada día menos cansados.

Volver a los horarios habituales y costumbres

Tal como apuntábamos en el primero apartado, volver a retomar hábitos como la hora fija de irnos a dormir es también una muy buena manera sacarnos de encima el cansancio de las vacaciones. Tienes que intentar ser muy estructurado y realizar las comidas a las horas que acostumbrabas antes de las vacaciones, acostarte a la misma hora entre semana, etc.