reciclar en casa

¿Cómo reciclar correctamente en casa?

reciclar en casa

Reciclar está de moda. La sociedad está cada vez más concienciada con el cambio climático y la necesidad de separar correctamente sus residuos, pero también existe un componente de aparentar y querer seguir las tendencias de la mayoría. En cualquier caso, toda publicidad es buena porque las evidencias científicas son incontestables. Este nuevo fenómeno ha hecho que muchos negocios hayan visto una oportunidad para “capitalizarlo” y ya se pueden comprar todo tipo de enseres para conseguir reciclar correctamente en casa. Muchas veces, no son necesarios, te explicamos qué tendrías que tener en cuenta en realidad.

3 consejos para reciclar correctamente en casa

Reciclar en casa correctamente es más una cuestión de voluntad que de recursos. Una de las principales “excusas” para no hacerlo tiene que ver con el espacio. Es cierto que para poder reciclar es necesario tener un mínimo de 3 papeleras diferentes, no todas las cocinas se lo pueden permitir, pero es posible adaptarlas cuando esté previsto hacer una reforma o destinar espacios de almacenamiento a la basura.

Consejos para reciclar correctamente:

  1. Al contenedor amarillo solo se tiran los envases de plástico, latas y bricks (ni juguetes de plástico, ni biberones, chupetes, utensilios de cocina o cubos de plástico, todos esto tiene que ir al contenedor de restos).
  2. En el contenedor azul solo se pueden depositar envases de papel y cartón (a excepción de servilletas y papeles sucios, que irán también al contenedor gris, el de restos).
  3. Al contenedor verde solo se tiran restos de vidrio, los de cristal no. Tampoco se pueden tirar aquí las bombillas que se tienen que llevar a un punto verde, también allí tenemos que llevar los espejos, ceniceros, vasos y platos.

Se recomienda que cada cubo de basura en nuestra casa también tenga los mismos colores del contenedor final para que sea más fácil después depositar los residuos. En muchos hogares se tienen los tres cubos para reciclar vidrio, por un lado, papel y cartón por el otro y también el plástico. Después los restos, orgánicos y otros materiales que no se puedan reciclar ni depositar en puntos verdes, se pueden meter en una bolsa separada.

La web de Ecoembes tiene más consejos sobre reciclaje y además resuelve dudas en el momento con un chat de expertos.

salud digital

¿Qué es la salud digital?

salud digital

La salud digital es un nuevo concepto del que se ha empezado a hablar en los últimos años con la digitalización de las herramientas sanitarias que están a disposición de los pacientes. El mundo digital inunda todos los sectores y el de la salud no es una excepción. Según los expertos esto puede convertirse en una oportunidad para reducir desigualdades y hacer más sostenibles los diferentes sistemas de salud. Te explicamos qué es la salud digital y en qué te puede beneficiar.

 

La digitalización de la salud

El avance y crecimiento de las nuevas tecnologías ha hecho que los diferentes sectores económicos se tengan que adaptar a las nuevas necesidades de un mercado cambiante y de unos usuarios exigentes. Esto no ocurre tanto cuando hablamos de salud, ya que los consumidores no consumen, son pacientes preocupados por su salud. Esto hace que la digitalización implique mejorar y acelerar los procesos de atención.

El término “salud digital” comporta 3 aspectos a tener en cuenta:

  1. Big Data.
  2. Electrónica (Hace referencia a la información que se comparte electrónicamente).
  3. Inteligencia artificial.

En realidad, la salud digital implicará mejoras y la puesta en marcha de sistemas de telemedicina a través de los teléfonos móviles y las aplicaciones; también robótica y la genómica que usa los datos de secuenciación del genoma del paciente para diagnosticar dolencias.

 

La salud digital: El futuro de los sistemas sanitarios

Desde la oficina europea de la OMS (Organización Mundial de la Salud) se considera que la salud digital podrá, en un futuro, reducir desigualdades en cuanto al acceso a la asistencia y a los tratamientos. También hará más sostenibles los mismos sistemas sanitarios.

¿Por qué la salud del futuro será digital?

  1. Cada día se mejoran los sistemas de detección y tratamiento, desde las prótesis impresas en 3D, a las terapias de realidad virtual o los relojes inteligentes que controlan los signos vitales.
  2. Según la Asociación Médica Americana el 70% de las visitas pueden ser resueltas sin presencia física.
  3. Estudios realizados en el Hospital de Mar de Barcelona han demostrado una reducción del 47% de las hospitalizaciones con monitorizaciones online de enfermos crónicos con sensores en patologías como la insuficiencia cardíaca.
  4. En el Reino Unido ya se han llegado a acuerdos con Amazon porque el dispositivo inteligente Alexa aporte información de páginas web validadas y que los ciudadanos tengan acceso a conocimientos verificados y se reduzcan las visitas presenciales.
depósito inercia

¿Qué son los depósitos de inercia?

Se acerca el invierno y con él, el frío. Las familias se preparan: Cambio de armario, de ropa de cama, puesta a punto de la caldera y los radiadores… Y también cada vez más frecuentemente las familias se preparan para practicar el ahorro energético y reducir la factura de la luz y el agua. Los depósitos de inercia son un elemento importante para ahorrar en calefacción durante las épocas más frías, te explicamos cómo usarlos.

¿Qué es un depósito de inercia?

Un depósito de inercia es un tipo de batería de energía que acumula agua que puede ser caliente o fría. Se usa normalmente con calderas, a pesar de que también se puede conectar a un generador de agua caliente, una caldera, energía solar, bomba de calor, estufa, frigorífico…

Pueden ser de diferentes materiales:

  1. Acero.
  2. Acero inoxidable.
  3. Plástico.

Los depósitos de inercia consiguen que la caldera no suba a temperaturas elevadas, como, por ejemplo, las estufas de madera, y así acumula energía para utilizarla cuando se necesite en la vivienda. Es decir, la fuente de agua caliente o agua para la calefacción se conecta directamente al depósito de inercia en lugar de hacerlo al circuito de la calefacción.

Las ventajas de los depósitos de inercia: El ahorro energético

A grandes rasgos, estos depósitos consiguen una mayor eficiencia y reducen el consumo de combustible porque acumulan la energía o el calor residual. Con esto se consigue reducir la factura de la luz y del agua de forma considerable.

  1. Ahorro energético.
  2. Ahorro de consumo de agua.
  3. Ahorro económico.

Los depósitos de inercia son opcionales, pero se recomiendan en gran parte de las instalaciones, sobre todo en las que funcionan a baja temperatura y prácticamente obligatorias en las que contienen calderas de biomasa.

Ahora que llega el frío es un buen momento para seguir un plan de ahorro e informarse sobre las diferentes opciones de calefacción al mercado de la climatización.

Las ciudades del futuro serán ecológicas

Naves espaciales circulando por autopistas aéreas, ropa de color plateado y todo tipo de artefactos tecnológicos: A grandes rasgos, así han imaginado las ciudades del futuro en películas famosas como Blade Runner o Minority Report y en series de ficción como Futurama. Aunque lo cierto es que, con el paso de los años, la realidad se ha ido imponiendo y la evolución ha ido hacia otros derroteros. Los expertos apuntan que las ciudades del futuro serán ecológicas, la única salida para que la humanidad pueda continuar viviendo en el planeta.

Ciudades del futuro ecológicas y optimizadas

Todo indica que las ciudades del futuro tendrán que ser urbes más pequeñas para distribuir mejor los recursos, algo que no quiere decir que desaparezcan las grandes metrópolis, pero las ciudades medianas ganarán un peso específico. De hecho, se calcula que cerca del 55% de la población mundial vive en grandes ciudades. Esto significa que el cambio se producirá al mismo tiempo que albergan a grandes cantidades de población.

Desde la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se espera que en 2050 el porcentaje de personas que viven en grandes ciudades será del 68%, unos 2.500 millones de personas adicionales.

Además de su medida, en el futuro las ciudades estarán mejor conectadas y mejor planificadas:

  1. Espacios verdes.
  2. Generación de energía verde.
  3. Sostenibilidad.
  4. Movilidad amigable.
  5. Control de emisiones.
  6. Abastecimiento

La preocupación ecológica es la clave para entender el futuro de las grandes ciudades. Al tener una alta concentración de población son también el foco de generación de residuos más importante. El futuro pasa por cambios en la producción y el consumo de la población. En este artículo analizamos los residuos de plástico en los océanos y en este otro, el nivel de reciclaje que cada vez gana más presencia.

Y es que inevitablemente el futuro traerá más contaminación y el adelanto del cambio climático. Por eso las ciudades se tendrán que adaptar a los nuevos retos y la tendencia es un diseño urbano más ecológico y sostenible.

Tipos de calderas en el mercado de la climatización

Si buscas una caldera, desde RoigSat te ayudamos a escoger la que mejor se adapte a tus necesidades. No todos los hogares son iguales… Iguales de grandes, con los mismos espacios o materiales de construcción. Hay casas de 2 plantas, pisos o dúplex y algunas de estas viviendas tienen más de 50 años y otras son de obra nueva. Son detalles que se tienen que tener en cuenta para poder instalar una caldera que pueda calentar toda la casa o solo algunas habitaciones y que pueda hacer llegar agua caliente a todos los grifos. Hacemos un repaso de los tipos de calderas que se venden en el mercado de la climatización.

 

Clasificación de calderas en el mercado

 

A priori se pueden establecer dos grandes tipos de calderas: Las mixtas y de calefacción. La primera genera calefacción y agua caliente y la segunda solo calefacción.

 

  1. Calderas estancas. Son un tipo de calderas de gas y son consideradas como las más seguras del mercado por su cámara de combustión aislada herméticamente. Esto significa que el oxígeno que necesitan para hacer la combustión lo cogen del exterior.
    • Calderas de condensación: Son aquellas máquinas que aprovechan parte de la energía que se libera cuando el vapor de agua se condensa; es un tipo de caldera estanca. Estamos hablando, según los expertos, de las calderas más eficientes, ya que consiguen un consumo de combustible más pequeño (se puede reducir hasta un 30% el consumo de gas). Otro punto positivo es que la llama tiene una temperatura más baja que en otro tipo de máquinas y esto permite que expulsen menos gases NO y NO2 (óxido de nitrógeno). Se puede instalar en cualquier tipo de vivienda.
    • Calderas de emisión baja de NOx. Desde el año 2016 ya no se fabrican. Pero muchos hogares tienen este tipo de máquina que reduce la emisión de óxido de nitrógeno.
  2. Calderas atmosféricas. Se trata de un tipo de máquina ya obsoleto porque su funcionamiento es muy simple y antiguo: El compartimento de combustión es abierto, el aire utilizado para la combustión es el que hay disponible. Esto las hace más contaminantes y menos eficientes. Desde el año 2010 ya no se pueden instalar (sí que se pueden mantener las que se instalaron con anterioridad).

Las dolencias del otoño: ¿Cómo prevenirlas?

Algunas dolencias son más frecuentes según la estación del año. Ahora en otoño la gripe, los resfriados o la astenia son las enfermedades más comunes a consecuencia de la bajada de las temperaturas, el cambio de estación y la proliferación de virus y bacterias en un entorno más propicio para el contagio. Te explicamos cuáles son las dolencias típicas del otoño y cómo prevenirlas.

Las dolencias típicas del otoño

Las dolencias típicas del otoño tienen relación con las vías respiratorias, una zona más sensible que se ve afectada por la bajada de las temperaturas y la climatología, un tiempo de lluvias y cambios bruscos.

  1. Resfriados. En este artículo ya te explicamos cómo prevenir los resfriados de otoño. Al margen de estos consejos, intenta ventilar tu casa un mínimo de 10 minutos diarios para renovar el aire, ya que si no circulan las partículas en suspensión, se incrementan los contagios.
  2. Gripe. En otoño y en invierno la gripe es una de las dolencias más comunes. Por eso, es en otoño cuando empiezan las campañas de vacunación para inmunizar a las personas mayores, aquellos que sufren dolencias crónicas y todos los que trabajan en servicios públicos, sobre todo en el ámbito sanitario.
  3. Alergias. Normalmente es típica de la primavera por la polinización de la mayoría de plantas y flores, pero también existen las alergias a los ácaros del polvo, ahora en otoño se produce un repunte de las colonias porque los espacios están más horas cerrados. El frío hace que ventilamos menos y el polvo se incrementa, también la humedad y el moho.
  4. Asma. Las personas con problemas en los bronquios tienen episodios más críticos en otoño por el incremento del frío y la humedad.
  5. Astenia. El cambio horario provoca menos horas de luz solar y esto repercute directamente en nuestro organismo. Se habla mucho de la astenia primaveral, pero la del otoño también existe.

Los profesionales recomiendan limpiar nuestro hogar con mascarilla si sufres alguna alergia, ventilar la casa un mínimo de 10 minutos diarios, llevar ropa adecuada para los cambios de tiempo y limpiarse las manos con frecuencia.