ahorro energético Navidad

Ahorra energía esta Navidad

ahorro energético Navidad

Las fiestas de Navidad son sinónimo de luces, colores, guirnaldas, música y hermandad. Cada año las decoraciones navideñas llegan antes a las calles y a los comercios y esto supone un gasto extra de energía. Las luces de los árboles de Navidad, las guirnaldas luminosas y las decoraciones de la calle, todo suma e incrementa la factura de la luz. El año pasado en este artículo dábamos unos cuántos ejemplos de cómo practicar el ahorro energético, ahora apunta estos consejos y ahorra energía esta Navidad al máximo.

Evita la subida de la factura de la luz y ahorra energía esta Navidad 

El consumo durante la época de Navidad se produce no solo en el ámbito de las compras de regalos, también en el gasto de energía a consecuencia de las decoraciones lumínicas. Estos consejos os ayudarán a evitar sorpresas con la factura de la luz.

  1. Apaga las luces del árbol de Navidad y otras decoraciones durante la noche. A muchas familias les gusta dejar encendidas las luces para que se vea el árbol desde la calle. Esto consume mucho y es innecesario, así que nuestro consejo es que apagues las luces antes de irte a dormir.
  2. Desenchufa los electrodomésticos si te vas fuera de casa durante la Navidad. Muchas familias aprovechan los días de Navidad para visitar a familiares que viven en otras comunidades o países o simplemente hacen un viaje en familia a un destino lejos de casa. Es importante dejar todos los aparatos desenchufados para evitar que continúen consumiendo y también posibles cortocircuitos y otros incidentes.
  3. Aísla tu hogar. No solo en la época de Navidad, es imprescindible durante el resto del año para evitar que la calefacción consuma más de la cuenta porque el aire frío del exterior se cuela por las ventanas y puertas que no están bien aisladas.
  4. Aprovecha las tarifas reducidas de consumo. Muchas familias tienen contratada con su compañía eléctrica una tarifa de consumo reducido, esto significa que durante una franja horaria al día (normalmente entre las 10 de la noche y las 12 del mediodía) pagan menos. Así que lo más recomendable es que prepares las comidas y uses los electrodomésticos durante la Navidad en tu franja horaria de tarifa reducida.
  5. Instala un termostato. Este aparato te permitirá programar y controlar el uso de tus electrodomésticos a distancia, algo que potencia el ahorro energético.
  6. Instala sensores de movimiento. Se trata de un método que permite encender y apagar las luces según el movimiento de cada habitación. Así evitarás dejártelas encendidas, si no detecta movimiento, de forma inteligente se apagarán.
  7. Baja la temperatura del agua de tu caldera o calentador. Si dejas la temperatura al mínimo, se reducirá el consumo de energía.
  8. Saca los alimentos del frigorífico un poco antes de cocinarlos. De este modo podrás reducir el tiempo de cocción y consecuentemente también el uso de energía durante su cocinado.
Evitar enfermedades respiratorias

Cómo evitar las enfermedades respiratorias en Navidad

Evitar enfermedades respiratorias

Las enfermedades respiratorias representan la mayoría de los casos registrados en las urgencias de los hospitales y centros médicos con la llegada del invierno, la estación más fría del año. En un par de días se producirá el equinoccio, que coincide prácticamente con la celebración de las fiestas de Navidad. Concentración de más personas juntas en una misma estancia, calefacción, comidas más desequilibradas y frío, los elementos perfectos para desencadenar este tipo de dolencias respiratorias. Te damos algunas claves para evitar las enfermedades respiratorias.

Los grupos de riesgo y las dolencias respiratorias

Los niños y los ancianos son los principales objetivos de los virus y bacterias. Cuando llega el invierno la situación climatológica ayuda a su expansión y es más fácil el contagio. En este artículo explicamos cómo evitar las dolencias respiratorias entre la gente mayor, precauciones y consejos que se tienen que seguir más estrictamente en las épocas de Navidad. ¿Por qué en Navidad? Porque las reuniones familiares nos hacen entrar en contacto directo con más gente en espacios cerrados; las ferias y mercados de Navidad nos hacen pasear más tiempo al aire libre a bajas temperaturas y, en definitiva, la alimentación menos saludable a causa de las grandes celebraciones, fomentan que nuestro cuerpo tenga las defensas más bajas.

5 consejos para evitar las enfermedades respiratorias en Navidad

Resfriados, gripe, bronquitis, neumonía… Son algunas de las dolencias respiratorias más comunes, para evitarlas, sigue estos consejos:

  1. Ventila el lugar donde haréis vuestra celebración familiar. Con 10 minutos será suficiente, pero piensa que, si después encendéis la calefacción, es recomendable que cuando el ambiente ya sea óptimo la pares y abras un poco la ventana para renovar el aire. Muchas personas juntas y la calefacción funcionando incrementa la posibilidad de los contagios.
  2. Abrígate. A veces en las celebraciones de este tipo nos gusta vestirnos con ropas más ligeras y de “fiesta” que no abrigan mucho. Siempre es recomendable llevar alguna chaqueta para evitar acabar poniéndonos el abrigo, ya que después, cuando salimos a la calle el contraste de temperaturas nos puede perjudicar.
  3. Mantén una dieta equilibrada. En Navidad es difícil por los diferentes compromisos familiares, pero siempre puedes esforzarte para escoger las opciones más sanas que haya en la mesa y rechazar repetir platos, copas de vino y cava y reducir la ingesta de los dulces típicos.
  4. Vida activa. Los días clave de las celebraciones será muy difícil que puedas activarte, pero te recomendamos que las jornadas entre festivos salgas a pasear, hacer deporte y moverte, en definitiva.
  5. Cero estreses y ansiedad. Planifica las comidas, las compras de los alimentos y de los regalos, la ropa con la que te vestirás y todo lo que implique una previsión porque cuando lleguen las fiestas solo estés pendiente de disfrutar y no de preocupaciones externas.
Caldera mantenimiento

Avánzate al invierno y prepara tu sistema de calefacción

Caldera mantenimiento

El frío ya llegó hace algunas semanas, pero en 4 días inauguramos la estación de invierno y las temperaturas todavía bajarán mucho más los meses de enero y febrero. Lo mejor es avanzarse al frío y hacer un mantenimiento de nuestra caldera para asegurarnos de que todo funciona correctamente y evitar así averías complicadas que nos puedan dejar sin calefacción o agua caliente en pleno invierno.

El mantenimiento de tu sistema de calefacción

El mantenimiento de tu aparato de calefacción es imprescindible para asegurarte de que funciona bien y también evitar futuras averías. Una buena limpieza de la caldera y otro tipo de calefacción hará que la maquinaria esté en buenas condiciones para empezar a funcionar.

También es importante hacer una prueba días antes de que tengas que encender la calefacción. Si todavía no la has usado este año, enciéndela para hacer una prueba y que el aire que se haya podido acumular, así como las partículas suspendidas se puedan liberar. Abre las ventanas y deja que el ambiente se renueve.

Lo más recomendable es realizar un mantenimiento exhaustivo que esté a cargo de profesionales acreditados como es el caso de las revisiones que realizamos en RoigSat (aquí podrás encontrar más información) pero siempre es posible que tú mismo en casa puedas, al menos, hacer algunas comprobaciones antes de que llegue el técnico:

  1. Revisa la conexión de la toma eléctrica.
  2. Comprueba la canalización de gas.
  3. Asegúrate de que las entradas y salidas del agua funcionan correctamente.
  4. Revisa la presión de la caldera y los radiadores. Se recomienda que sea entre los 1,2 y los 1,5 bares.
  5. Purgar los radiadores (eliminar el aire que contiene a su interior). El proceso no es fácil si no estás familiarizado con los mantenimientos del hogar, así que este paso es mejor que se lo dejes hacer a un profesional del sector.

Desde RoigSat también hacemos algunas recomendaciones:

  1. Si tu caldera ya ha tenido una avería anterior, es importante que realices un mantenimiento anual a cargo de profesionales.
  2. Si tu caldera tiene más de 12 años, te recomendamos que la sustituyas por una nueva.
  3. Si quieres comprarte una caldera nueva, te recomendamos una de condensación, ya que rinden más y emiten menos contaminantes a la atmósfera.
Microplásticos

El peligro de los microplásticos para el consumo humano

Microplásticos

Los científicos hacía décadas que lo advertían: El consumo indiscriminado de plásticos no reciclables se tenía que frenar porque los océanos se estaban convirtiendo en vertederos de basura. En los últimos años la concienciación sobre este peligro ha llegado a las agendas políticas gracias a la presión ejercida por una sociedad que ve cómo los recursos de la Tierra se agotan y se destruye el poco entorno natural que sobrevive. La tendencia es a reducir el uso de plásticos, el problema es que ya han llegado a lugares inimaginables como los alimentos.

 

Un estudio recientemente publicado por la fundación World Wildlife Fund a partir de una investigación de la Universidad de Newcastle en Australia, determina que los seres humanos corren el riesgo de ingerir unos 5 gramos de plástico por semana, el equivalente a una tarjeta de crédito. Hace algunos meses la revista “Environmental Science & Technology” de la Sociedad Química Americana publicó otro estudio que establece que los ciudadanos de aquel país ingieren en un año entre 74.000 y 121.000 partículas de microplásticos.

 

¿Qué es un microplástico?

 

Se consideran microplásticos aquellas piezas pequeñas de menos de 5 milímetros de largo, muchas veces microscópicas, que tienen su origen en la fragmentación de residuos plásticos más grandes o que se encuentran en los alimentos que arrastran una parte del packaging. Esto provoca su penetración en el organismo humano a través de la alimentación y el aire que se respira.

 

El estudio de la revista editada por la Sociedad Química Americana revisó 26 ensayos anteriores con datos fiables que determinaban la cantidad de microplásticos presentes en peces, marisco, azúcares, sales, alcohol y agua envasada. Con esta premisa y basándose en las pautas de dieta del país se calculó el número de microplásticos ingeridos. El dato más impactante es el de aquellos que consumen agua procedente de botellas de plástico frente a los que beben agua del grifo. Los primeros podrían ingerir hasta 90.000 partículas más que los segundos.

 

¿Dónde encontramos los microplásticos?

 

  1. Productos de limpieza para el hogar.
  2. Cosméticos como algunos exfoliantes o lacas de uñas.
  3. Acumulados en el polvo de viviendas, oficinas y almacenes.
  4. Los envoltorios plásticos de los alimentos.
  5. Algunos alimentos que comemos: Por ejemplo, peces que previamente han ingerido plásticos al mar.

De momento no hay estudios suficientes que permitan valorar las consecuencias negativas del consumo humano de microplásticos. A pesar de que las investigaciones hechas hasta ahora sugieren que los productos químicos utilizados en la elaboración de algunos plásticos tienen efectos tóxicos.

 

Si quieres reducir el consumo de plástico, te dejamos este artículo con consejos para evitar su presencia en tu vida diaria.

salud

Los 5 factores que nos impiden tener una buena salud

salut

El adelanto en los tratamientos médicos, la mejora de las condiciones de vida y también de la higiene han contribuido a un incremento de la esperanza de vida en los países desarrollados. Aun así, es precisamente en estos países, por su forma de vida donde están apareciendo nuevos factores que nos impiden disfrutar de una buena salud todo y las mejoras en el ámbito de la medicina. Te explicamos cuáles son.

Los factores más habituales que afectan a la salud de las personas

La OMS ha publicado un informe que pose de manifiesto las desigualdades que sufren muchos de los 53 países ubicados en la denominada región europea. Se trata del primer documento de este tipo que elabora la Organización Mundial de la Salud y que proporciona datos y herramientas para poder hacer frente a estas desigualdades en materia sanitaria.

  1. Seguridad de ingresos y protección social. No llegar a fin de mes es uno de los principales obstáculos para tener una buena salud. ¿Por qué? La comida basura es más económica que la de calidad. Los ultra procesados también frente a alimentos reales como frutas, verduras, etc.
  2. Condiciones de vida. Hace referencia al tipo de vivienda y el entorno en el que se vive. Un lugar con deficiencias, peligrosidad, poco confort… Todo afecta a la salud.
  3. Capital social y humano. Nos referimos a los niveles de confianza o violencia.
  4. Acceso y calidad de la atención sanitaria. Países en los que la sanidad no es universal y los tratamientos médicos se pagan. Esto puede conducir a que muchas personas prioricen otros aspectos como el pago de la vivienda y la alimentación restándole importancia a pruebas que tengan que realizarse, por ejemplo.
  5. Mercado laboral. Por último, la calidad del empleo, el tipo de contrato y el hecho de estar empelado/a afecta a nuestra salud.