3 consejos para sobrevivir a las temperaturas de los espacios públicos en verano

metro frío

Suben las temperaturas y bajan los grados centígrados de los mandos a distancia de los aires acondicionados. Hace calor y mucho más en aquellos espacios públicos donde se concentran un gran número de personas como pueden ser los hospitales, transporte público, aeropuertos o centros comerciales. No todos somos iguales, ni notamos del mismo modo la temperatura o la sensación térmica. ¿Qué podemos hacer? Desde RoigSat te proporcionamos algunos consejos para sobrevivir a las temperaturas de los espacios públicos en verano.

Los 3 mejores consejos para sobrevivir a las temperaturas de los espacios públicos en verano

La mayoría de espacios públicos se guían por las normativas ISO para adecuar la temperatura del aire acondicionado teniendo en cuenta diferentes variables. En este artículo explicamos cuáles son estos factores que pueden afectar a la regularización de la temperatura. De todos modos, no siempre se calculan bien, o no siempre se usan los puntos de la normativa ISO. Por eso te damos algunos consejos para sobrevivir a las temperaturas de los espacios públicos en verano.

  1. Ropa de entretiempo, por si acaso. Nos referimos a ropa fácil de sacar y poner para hacer frente, por un lado, a posibles temperaturas bajas y también temperaturas altas. La ropa de base tiene que estar en consonancia con la estación, pero siempre se recomienda llevar una chaqueta fina por si hace frío, zapato cerrado… Y que las fibras sean ligeras para superar el caso contrario, que haga mucho calor.
  2. Viajes de avión, mejor con pantalón largo. Es recomendable vestir ropa de entretiempo cuando vayas a coger un avión por mucho que en la calle se esté a 40 grados. En las instalaciones del interior y también en el avión la climatización puede hacer que sientas mucho de frío. Evita enfriados no deseados con ropa de entretiempo y, sobre todo, zapato cerrado, los pies son la parte del cuerpo donde empieza antes a bajar la temperatura.
  3. En el metro, un pañuelo. Es habitual que las temperaturas en el interior de los vagones de metro, tren y autobuses sean casi criogénicas. Por el contrario, en los andenes, el calor es sofocante, más que en la calle. ¿Nunca te has preguntado el porqué? Años atrás no hacía calor en verano dentro del metro, todos tenían sistemas de ventilación forzada que renovaban el aire de su interior constantemente y el aire de los túneles se renovaba a través de los respiraderos que dan en la calle. Esto cambió con la instalación de aires acondicionados en los vagones, lo que hace que se expulse el aire caliente hacia los túneles y andenes y dentro las temperaturas sean muy bajas. Lo mejor es protegerte el cuello con un pañuelo.

¿TE HA GUSTADO ESTE CONTENIDO? SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

0 comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =