resfriado-primavera

5 remedios caseros para combatir los resfriados de primavera

resfriado-primavera

El resfriado es una enfermedad infecciosa provocada por diferentes virus, muy frecuente en épocas de entre tiempo. Ahora que ha llegado la primavera y las temperaturas han subido es habitual que se contagie de forma más usual, ya que nuestro sistema inmunitario está más debilitado por el cambio de hora, los cambios bruscos de temperaturas, etc. Si este año no te has salvado de evitar los resfriados de primavera, apunta estos remedios caseros para combatirlos.

Los 5 mejores remedios caseros para luchar contra los resfriados de primavera

La mejor manera de evitar los virus es practicar una buena higiene de manos, no reutilizar pañuelos, estornudar en el codo, llevar una buena alimentación y practicar deporte. Estas dos últimas acciones potencian la fortaleza de nuestro sistema inmunitario. Si aun así nos hemos contagiado, desde RoigSat te damos 5 remedios caseros que te ayudarán a aliviar los síntomas y encontrarte mejor:

  1. Vahos de eucalipto. Se trata de uno de los remedios clásicos para los resfriados, el más conocido y practicado por la mayoría. Una tradición que podemos afirmar que ha pasado de generación en generación. Es cierto que no te curará el resfriado (nada lo hará) pero te ayudará a respirar mejor.
  2. Beber mucha agua. La mejor manera de pasar un resfriado es «sudarlo». Tienes que eliminar toxinas y por eso es imprescindible estar hidratado. Eso sí, tienes que beber agua, infusiones calientes o agua infusionada con fruta, pero nada más. Ni refrescos, ni zumos, ni alcohol…
  3. Suero natural. Todos recordamos cómo de pequeños nos colocaban aquella pasta pringosa que olía a eucalipto en el pecho, el labio superior, en las sienes… Y la verdad es que tiene propiedades calmantes cuando la congestión es muy fuerte. Puedes aplicar aceite del árbol del té, natural, del que venden en las herboristerías. O hacer tu propio suero hirviendo unas hojas de eucalipto en agua y triturando después la infusión.
  4. Miel natural de abejas. Si el resfriado incluye dolor de garganta, tomar una cucharada de miel cruda o disolverla en un vaso de leche o de infusión bien caliente te ayudará a aliviar los síntomas.
  5. Descanso. Puede parecer el más obvio de todos, pero muchas veces queremos seguir con nuestro ritmo habitual de vida cuando estamos resfriados y lo mejor que podemos hacer (nuestro cuerpo nos envía señales) es descansar para que podamos invertir nuestra energía en recuperarnos.
0 comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =