Cómo utilizar la calefacción en hogares con enfermos crónicos de las vías respiratorias

calefacción enfermos crón

Los sistemas de climatización pueden empeorar los síntomas de algunas dolencias relacionadas con las vías respiratorias. Por eso es imprescindible hacer un buen uso de los aparatos de calefacción en aquellos hogares con enfermos crónicos del sistema respiratorio. Te explicamos cuál es la mejor manera de usar los sistemas de climatización.

En su momento ya te hablamos sobre los aparatos de calefacción indicados para personas con problemas respiratorios en este artículo, ahora nos centramos en la manera de usar estos sistemas de calefacción.

 

Las dolencias que se pueden ver agravadas con el uso de sistemas de calefacción

Existen diferentes dolencias, sobre todo las relacionadas con las vías respiratorias, que se ven afectadas con el uso de los sistemas de calefacción. Sus consecuencias son importantes, sobre todo en el caso de los enfermos crónicos como pueden ser aquellos que sufren:

 

  1. Asma.
  2. Alergias respiratorias.
  3. Hipertensión pulmonar.
  4. Dolencias pulmonares de origen laboral.
  5. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

 

Señales de empeoramiento de la dolencia crónica

A pesar de que hagamos un buen uso de los sistemas de calefacción es posible que las enfermedades se agraven. Tenemos que estar atentos a las siguientes señales:

 

  1. Tos más frecuente.
  2. Expectoración más fuerte.
  3. Cansancio.
  4. Aparición de fiebre.

 

Es muy habitual que el empeoramiento de las dolencias crónicas como consecuencia de los sistemas de climatización se dé entre la población mayor de 65 años, ya que tienen un sistema inmunitario mucho más deficiente que el resto de personas de edades más jóvenes.

 

Cómo usar la calefacción con enfermos crónicos

Siempre que se pueda evitar es mejor prescindir de estufas y radiadores que ponen en circulación aire caliente arrastrando las partículas de polvo que contienen alérgenos. Las estufas de cuarzo o las bombas de calor de los aires acondicionados también propagan los ácaros a pesar de que no dejan olores, ni gases nocivos. Si no puedes evitar este tipo de sistemas de calefacción, lo más recomendable es ventilar cada día para renovar el oxígeno de las habitaciones y mantener limpios los filtros de los aparatos.

Sin duda alguna, el sistema de calefacción más indicado si sufres una dolencia respiratoria crónica, es el suelo radiante, que calienta el aire sin levantar polvo y además hace una distribución homogénea del calor.

2 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 3 =