Cómo hacer frente a los cambios de temperatura de esta primavera

Cambio temperatura

Este invierno se ha salido de la norma en muchos aspectos. El cambio climático es evidente y hemos podido notar cómo el otoño se alargó comiéndose parte del invierno y lo mismo ha ocurrido con la primavera, ya que en febrero hemos podido disfrutar de muchos días soleados y con temperaturas cálidas. A todo esto, se suma el hecho de que esta temporada está siendo muy seca, con pocas lluvias. Un desbarajuste de climatología que está provocando resfriados y otras problemáticas típicas de los meses de entretiempo, pero de forma más intensa de lo habitual.

 

5 consejos para hacer frente a los cambios de temperatura de esta primavera

 

La primavera de 2019 será también especialmente complicada para todos los alérgicos al polen, ya que los niveles que ya se han registrado son muy altos, especialmente en especies como el ciprés o el platanero. Esto puede complicarse aún más con los cambios de temperatura. Evita los resfriados y los ataques de alergia con estos 5 consejos:

 

  1. No salgas de casa sin la chaqueta. Aunque la previsión meteorológica hable de máximas de hasta 20 o 22 grados, lo cierto es que a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde, las temperaturas pueden caer en picado y eso solo puede conducirte a pasar un mal rato y en el peor de los casos a un buen resfriado.
  2. De momento, zapato cerrado. Aunque tengas ganas de estrenar tus nuevas sandalias y veas que los árboles florecen, las terrazas empiezan a llenarse y los parques están más verdes que nunca; lo cierto es que con el tiempo cambiante que estamos experimentando, lo mejor es curarse en salud y llevar calzado cerrado. Tanto para protegerse del frío como de la lluvia. Que sea transpirable para no pasar calor en las horas centrales del día.
  3. Un pañuelo, tu mejor amigo. La primavera también es tiempo de viento y tormentas, un pañuelo te ayudará a protegerte de una de las partes más delicadas de nuestro cuerpo. El cuello es un imán para las bacterias y los virus, evítalo.
  4. Aire acondicionado, solo en casos concretos. Si notas que el calor ya comienza a colarse en tu casa, primero de todo comprueba que el aislamiento es bueno, si lo es, abre las ventanas a primera hora de la mañana para que entre el fresco y luego cierra para que se mantenga la temperatura. Si las ventanas no están bien aisladas, ábrelas e intenta crear corrientes para beneficiarte de temperaturas más suaves. Si a pesar de todo las temperaturas suben extremadamente, enciende el aire acondicionado y mantenlo a una temperatura constante.
  5. Alíate con la comida. Los días más calurosos apuesta por las ensaladas, verduras frías y otras preparaciones sin cocción. En cambio, las jornadas más frías vuelve a los caldos, sopas, cremas y otros platos de cuchara. Esto ayudará a tu cuerpo a aclimatarse y no lo confundirás.

 

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + quince =