Consejos para respetar el ciclo natural de la luz

Luz natural

¿Sabías que la luz solar afecta directamente a nuestro organismo? Los biorritmos existen y pueden alterarse. En la naturaleza nada está hecho al azar, todo tiene su objetivo y su orden. Te damos algunos consejos para que puedas respetar el ciclo natural de la luz, uno de los más importantes para mantenernos sanos.

 

¿Qué es el ciclo natural de la luz?

 

Todos los seres humanos disponemos de un “reloj interno” que regula nuestro estado fisiológico y también nuestro comportamiento. Existen diversos factores que alteran y modifican nuestro reloj interno, uno de los principales es la luz natural.

 

  1. Regula la producción de melatonina, la responsable de tener un buen sueño.
  2. El día y la noche cambian la intensidad de la luz natural, algo que ayuda a que nuestro reloj interno se sincronice.
  3. El abuso de la luz artificial altera negativamente nuestros biorritmos: Altera el sueño, los horarios de comidas, el humor…

 

Consejos para respetar el ciclo natural de la luz

 

La vida acelerada del mundo occidental, los horarios de trabajo, la conciliación con la vida familiar, el tiempo de ocio, las responsabilidades… Todo contribuye negativamente y nos impide escuchar nuestro reloj interno. Esto puede comportar la aparición de enfermedades y desequilibrios.

 

  1. Evitar la luz de intensidad media en nuestro lugar de trabajo.
  2. Tomar rayos de sol con precaución para sintetizar la Vitamina D y regular la producción de cortisol por la mañana y de melatonina por la noche.
  3. Evitar la luz azul que emiten los dispositivos móviles, el ordenador, la Tablet o la televisión, ya que inhiben la producción de melatonina.
  4. Seguir un horario de sueño fijo. Intentar dormir el mismo número de horas cada día y levantarse y acostarse en el mismo horario habitual.
  5. Evita trasnochar y levantarte muy tarde.
  6. Es recomendable dormir en una habitación que esté totalmente a oscuras.

 

Seguir estos consejos te ayudarán a mantener a raya tu reloj interno y a respetar el ciclo natural de la luz. No recibir la luz suficiente puede comportar tristeza y depresión, y recibir demasiada o artificial alteraría nuestro sueño.

 

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 4 =