Las-claves-para-frenar-la-legionela

Las claves para frenar la legionela

Las-claves-para-frenar-la-legionela

Los brotes de legionela son habituales durante las épocas de verano. La población los relaciona con los aparatos de aire acondicionado, aunque también se pueden desarrollar en invierno y en otro tipo de equipos de refrigeración. De hecho es imposible que aparezcan estas bacterias en los aparatos de aire acondicionado domésticos porque no tienen circuitos cerrados de agua y, por lo tanto, no se pueden multiplicar.


¿Qué es la legionela?

Es una bacteria que podemos encontrar de forma natural en ríos, riachuelos y lagos. Puede suponer un problema de salud pública cuando se multiplica y propaga en sistemas de agua artificiales como los grifos, alcachofas de ducha, bañeras de hidromasaje, vallas y calentadores de agua, sistemas grandes de cañerías, torres de refrigeración de edificios…

¿Cómo se contagia?

La también llamada enfermedad del legionario o fiebre de Pontiac se manifiesta cuando las personas afectadas inhalan gotas de agua que contengan esta bacteria. Los síntomas son muy parecidos a los de una neumonía, por lo tanto, se trata de una enfermedad infecciosa, aunque es imposible el contagio entre personas. El primer caso registrado de legionela tuvo lugar en Filadelfia en el año 1976, en concreto en un hotel donde se celebraba la convención anual de miembros de la legión americana. Por eso los investigadores del Centro de Control de Atlanta registraron la bacteria con este nombre.

Es posible entrar en contacto directo con la bacteria y no desarrollar la enfermedad, ya que afecta principalmente a colectivos de riesgo como los niños, mayores, personas con un sistema inmunitario debilitado o con enfermedades previas como el cáncer.

Claves para frenar la legionela

  • Evitar el estancamiento de aguas.
  • Hacer un mantenimiento exhaustivo de las instalaciones con circuitos de agua para evitar la suciedad.
  • Control de la temperatura y desinfección.
  • Mantener limpios los grifos, duchas y otros elementos que estén en contacto con la red de distribución de agua.
  • Emplear difusores de ducha de gotas gruesas mejor que finas.
  • Desinfectar los filtros y difusores de forma anual.

El año pasado, solo en Cataluña, se registraron más de un centenar de casos de legionela. De hecho el 2017 ha sido el segundo año más mortífero desde el 2007 con 8 muertos. Por eso es tan importante hacer un mantenimiento exhaustivo de edificios públicos con torres de refrigeración, lugares donde suele proliferar esta bacteria.

 

 

 

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =