Dolor-de-espalda-teletrabajo

4 trucos para evitar el dolor de espalda si trabajas desde casa

Dolor-de-espalda-teletrabajo

La pandemia mundial de coronavirus ha acelerado la reconversión de muchos sectores laborales para adaptarse al teletrabajo. Los confinamientos totales y perimetrales y las recomendaciones de permanecer en casa para evitar la propagación del virus reduciendo al máximo el número de contactos, ha hecho que más personas que nunca trabajen desde casa. A pesar de que en la práctica el desarrollo del trabajo es parecido a cómo se hacía en las oficinas, el hecho de estar en un entorno mucho más flexible puede provocar que descuidamos nuestra postura frente al ordenador y adoptemos prácticas nada recomendables. Apunta nuestros trucos para evitar el dolor de espalda si trabajas desde casa.

 

Trucos para evitar el dolor de espalda durante el teletrabajo

Trabajar en el sofá con el portátil sobre las piernas, los pies encima de la mesa de escritorio, estirad@ en la cama boca abajo con la tablet o el portátil delante… Esto de quedarse en casa, puede provocar que trabajemos de forma más informal, pero es algo que puede perjudicar nuestra musculatura y principalmente las cervicales. Apunta estos consejos para evitar molestias: 

  1. Siéntate en una silla. Lejos de las miradas indiscretas de la oficina, es habitual que se adopten otras maneras de trabajar, pero a pesar de que estés en casa deberías teletrabajar desde una mesa sentad@ en una silla. Olvida el trabajo en el sofá o cama.
  2. Espalda recta. Intenta sentarte con la espalda sobre el respaldo, sin cruzar las piernas y con los pies sobre el suelo. Así evitarás curvar la espalda y perjudicar las cervicales. Si tu silla no te permite esta postura, usa almohadas para que no quede espacio entre las lumbares y la silla. Regula la altura de la silla para que los pies lleguen al suelo.
  3. Levántate cada hora. De este modo estirarás las piernas y sacarás la vista de la pantalla para descansar los ojos.
  4. Usa un atril para leer documentos. Difícilmente dispondrás de este material en casa, así que servirán otras alternativas como una pila de libros, una caja, la superficie de la impresora… De este modo podrás llegar de manera recta sin tener que bajar la vista haciendo sufrir las cervicales.

¿TE HA GUSTADO ESTE CONTENIDO? SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

0 comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

12 + 1 =