cuidar-plantas-verano

¿Cómo cuidar las plantas en verano?

cuidar-plantas-verano

Mientras que algunas personas tienen un don natural para cuidar las plantas, otros seguimos intentando aprender las mejores técnicas y consejos para que crezcan y se mantengan sanas. Si eres de los nuestros, seguro que te vendrán bien unos consejos para cuidar las plantas en verano. Y es que al igual que las personas, las plantas necesitan cuidados especiales para adaptarse a las altas temperaturas del verano.

Consejos para cuidar las plantas en verano

Riega más tus plantas

Riega las plantas con mayor frecuencia que de costumbre para compensar el aumento del calor y el periodo de floración que muchas experimentan en esta época. El mejor momento para regarlas es temprano por la mañana o por la noche cuando hace más fresco, así es menos probable que se evapore el agua. De todas maneras, ciertas especies pueden necesitar más de un riego diario.

Sistema de riego automático

Establece un método efectivo para regar las plantas durante el tiempo que la familia esté de vacaciones. No te olvides de probar con antelación si es efectivo. De este modo, las plantas no sufrirán en exceso la ausencia de sus cuidadores habituales.

Regula la luz

Si tus plantas están colocadas en una ventana o en algún lugar donde les dé la luz directa, puedes colocar una cortina durante el día cuando el sol actúa con mayor intensidad o moverlas hacia el interior de la habitación para evitar quemaduras en sus hojas. Además, no te olvides de ir rotando las plantas para que cada lado tenga igual exposición al sol.

Colócalas juntas

En este periodo del año es recomendable ubicar todas tus plantas muy cerca unas de otras. De este modo, ellas crean una especie de microclima húmedo en el espacio que ocupan, algo sumamente beneficioso para paliar la deshidratación.

Controla la temperatura

No coloques las plantas en un lugar donde les llegue directamente el flujo del aire acondicionado. La mayoría de las plantas de interior prefieren un clima húmedo más cálido. Una buena opción puede ser colocar las plantas en altillos. Esto es porque el aire caliente tiende a subir y la zona más cercana al suelo es la que más se refresca con el aire acondicionado. Si optas por dejar las plantas en el suelo, hay que estar atentos para detectar a tiempo si los cambios de temperatura pudieran perjudicarlas de alguna forma.

Poda y fertiliza

Es conveniente realizar una poda selectiva consistente en dejar una sola flor por cada tallo. Al quitar los capullos o flores más pequeñas, el tallo destinará todos sus nutrientes a esa única flor, lo que provocará que pueda crecer con todo su vigor. Además, si utilizas fertilizantes, increméntalos durante el verano. Verás cómo aumenta su crecimiento exponencialmente.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =