manteniment-aire-condicionat

Prepara tu aire acondicionado para el verano

manteniment-aire-condicionat

No podemos negar que el verano se acerca, así que ahora que llega el buen tiempo es la mejor época para empezar a acondicionar nuestra casa para que el calor no se haga insoportable y con ello una tarea fundamental: el mantenimiento del aire acondicionado. Un consejo: no lo dejes para última hora.

¿Necesito el mantenimiento del aire acondicionado?

Imagínate que llega el primer día de una de esas olas de calor tan frecuentes, llegas a casa sofocado, enciendes el aire acondicionado y, horror, ¡no funciona!

Cuando un aparato de aire acondicionado se encuentra inactivo durante unos meses, es fundamental un correcto mantenimiento antes de ponerlo en marcha. Si no afrontas esta tarea antes de que llegue el verano, quizás luego tengas que esperar varios días porque todas las empresas de mantenimiento de aire acondicionado estarán ocupadas (dejar las cosas para el último día es una tradición que nos resistimos a abandonar).

Ahora es el momento para asegurarte de que tu aire acondicionado funciona correctamente.

Paso 1. Limpieza general

En primer lugar, y esto lo puedes hacer tú mismo, hay que realizar una limpieza general de los filtros de la unidad interior y de la batería y el ventilador de la unidad exterior. Será necesario centrarse, sobre todo, en la unidad exterior ya que, si no está protegida, sufre mucho por efectos de la climatología.

Esta es la tarea más sencilla y la más importante. Limpia o reemplaza los filtros de la unidad interior, al menos dos veces al año: cuando empiece la temporada de calor y cuando vayas a dejar de utilizar el aire acondicionado hasta el próximo año. Si te saltas esta tarea, los filtros estarán muy sucios y el aire no fluirá de la manera correcta, haciendo que el polvo circule continuamente por tu casa, algo que puede ser la causa de enfermedades respiratorias.

Paso 2. Revisión especializada

Una vez realizada la limpieza, hay otros cometidos que deberán ser revisados por un instalador profesional. Este hará pruebas para comprobar que el sistema funciona correctamente y revisará los siguientes aspectos:

– Los niveles de presión del circuito.
– La carga de gas, que puede haber descendido debido a alguna fuga.
– Los niveles de consumo.
– El ajuste de las temperaturas.
– El funcionamiento de los termostatos.
– El estado de los desagües.
– El estado de los filtros, por si es necesario reemplazarlos.
– Posibles infecciones por hongos o bacterias de la unidad exterior, algo que no se percibe a simple vista y que necesita tratamientos especiales.
– El estado de las conexiones eléctricas.

Esta inspección, además de asegurar que tu sistema de aire acondicionado está preparado para el verano, contribuirá a reducir el consumo de energía, de tal modo que la inversión se verá amortizada rápidamente durante la temporada de calor por el ahorro en electricidad.

Prepara tu aire acondicionado para el verano: mejorarás el confort en tu hogar, evitarás averías y alargarás la vida útil del equipo. Ahora es el momento, no lo dejes para julio.

¿TE HA GUSTADO ESTE CONTENIDO? SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

0 comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + uno =