Trucos para aprender a cómo sacar el polvo de casa

¿Cómo sacar el polvo de casa?

A la hora de limpiar, es lo que más cuesta que se vaya. Desde RoigSat te explicamos cómo sacar el polvo de casa y mantener el hogar bien limpio.

Cuando hacemos limpieza, sin duda el polvo es lo más difícil de eliminar de nuestra casa. Lo encontramos en todas partes: en los muebles, en las estanterías de libros y en los rincones escondidos. Para sacar el polvo de casa y evitar la suciedad, hay una serie de pasos que podemos seguir. Si los aplicamos en todos los espacios de la casa, nos desharemos del polvo de una vez por todas.

Organiza los armarios

Las fibras, las telas, los tejidos y las personas son los principales portadores de polvo en casa. Si mantenemos los armarios ordenados y limpios, evitaremos una buena parte del polvo. En caso de que no hagamos una limpieza constante, es importante que ordenemos en la medida que podamos para sacar el polvo de casa.

Dentro del armario, lo ideal es guardar la ropa que no te pongas o que no sea de temporada en contenedores o bolsas de plástico transparentes. De este modo, evitaremos que se acumule el polvo en nuestras prendas de ropa y continuaremos viendo lo que guardan en el interior. Para sacar el polvo de casa, también tienes que limpiar los armarios entre dos y tres veces al mes.

Cambia las sábanas a menudo

Normalmente, las sábanas y almohadas son los favoritos del polvo. A la hora de dormir, las capas de nuestra piel exterior se desprenden y se acumulan en la ropa de la cama. El polvo se genera cuando las células muertas entran en contacto con las fibras de la ropa de cama.

La solución para sacar el polvo de casa es lavar las sábanas y fundas como mínimo una vez por semana. Por eso, hace falta que prestemos atención a todas las habitaciones. Además, si incorporamos una cubierta antialérgenos al colchón, evitaremos que se fabrique polvo en la cama.

Utiliza trapos de microfibra

Para sacar el polvo de casa, los materiales que usamos son clave. Los trapos de microfibra capturan el polvo en el interior del tejido. De este modo, conseguiremos que nuestra rutina de limpieza sea efectiva.

Además de limpiar con trapos de microfibra, los aspiradores son nuestros aliados estrella. Si los pasamos por el suelo de las habitaciones, atraparemos el polvo que se acumula en los rincones más discretos.

Mantén el suelo libre de objetos

Todo lo que dejamos en el suelo es un imán para la suciedad. Es importante que ordenemos nuestras cosas y las retiremos del suelo. De este modo, también nos facilitaremos la limpieza con la aspiradora. Cuando ordenamos los objetos del suelo, podemos aprovechar para guardar alfombras. Aunque es cierto que dan un toque muy acogedor, atraen mucho el polvo. Si retiramos unas cuantas, nos aseguraremos que no se acumula tanto polvo en las habitaciones.

¿TE HA GUSTADO ESTE CONTENIDO? SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER