Gas Natural o gasóleo: ¿Cuál es el mejor modelo de caldera?

calderas

Agua caliente y calefacción: Dos de los servicios imprescindibles en cualquier hogar. Por eso decidir qué tipo de sistema utilizaremos para conseguir una temperatura agradable en casa es una cuestión de máxima importancia. Antes de decidirte por la instalación de una caldera de gas natural, de gasóleo o un calentador tendrías que valorar todas las opciones con sus ventajas y desventajas para descubrir cuál es la opción más adecuada para ti.

Modelos de calderas

  • Caldera de gas natural. Sirve para la calefacción y el agua caliente. Su fuente de energía es el gas natural, que llega a prácticamente todos los hogares que se encuentran en núcleos poblacionales. Es una energía limpia, económica y permite que el agua caliente no se acabe a media ducha.
  • Caldera de gasóleo. También sirve para la calefacción y el agua caliente y funciona con este combustible. Es más caro que el gas natural, pero permite dar servicio a hogares grandes y aislados que no cuentan con el servicio anterior. Se tiene que comprobar habitualmente el nivel de gasóleo para evitar que se acabe en el momento menos oportuno.
  • Calentador. No se trata bien, bien, de una caldera, ya que únicamente sirven para calentar el agua. Se puede escoger entre los calentadores de gas natural, butano o propano.
  • Termo. Funcionan exclusivamente con electricidad y también sirven únicamente para el agua caliente. Son más caros porque dependen de la factura de la luz.

Calderas de gas natural

✅ Provocan un impacto medioambiental menos grave que las de gasóleo.

✅ El consumo de energía es más eficiente.

✅ El mantenimiento es más sencillo y tienen una vida útil más larga.

❌ El mantenimiento es más costoso que con el gasóleo.

❌ Se pagan unos costes fijos por el suministro de gas natural (el llamado «mínimo» que aparece en la factura hayas hecho consumo o no).

 

Calderas de gasóleo

 

✅ Calientan a gran velocidad.

✅ No hay costes fijos en la factura, se paga únicamente por cada compra.

✅ No es un suministro fijo, lo cual hace que sea necesario estar pendiente del consumo, de comprar los depósitos y almacenarlos para no quedarnos sin gasóleo.

❌ Es un combustible caro.

❌ El mantenimiento de una caldera de gasóleo es complicado, ya que necesita un par de limpiezas al año para funcionar correctamente. 

❌ La combustión del gasóleo es más contaminante que la del gas natural.

 

Si todavía tienes dudas sobre cuál es el tipo de caldera que mejor se adapta a tu situación o simplemente quieres contratar el mantenimiento, puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902 21 41 41 o envíanos tus datos desde aquí.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − dos =