El mantenimiento del aire acondicionado central

filtro aire acondicionado

No es lo mismo tener un único aparato de aire acondicionado en una estancia, que un sistema centralizado. Te damos unos consejos para ahorrar energía en la climatización.

La idea de utilizar la energía de forma eficiente consiste en no gastar más energía de la que hace falta. A continuación, veremos algunas recomendaciones para usar más eficientemente la energía si posees un equipo de aire acondicionado central.

Aire acondicionado central

  1. Debes mantener fuentes de calor (como las lámparas y los televisores) lo más lejos posible del termostato. El calor causa que el termostato malinterprete la temperatura que hay en el ambiente. Produce un enfriamiento excesivo y desperdicia energía.
  2. Dale mantenimiento a la unidad cada  año a través de un profesional que esté calificado. Esto ayudará a que la unidad trabaje más eficientemente y se prevengan fallos en la mitad de la temporada de frio.
  3. Mantén el condensador y el filtro limpio. Mantén las hojas, hierbas y los otros desechos fuera del condensador exterior. También debes limpiar el filtro todos los meses o reemplazarlo si hace falta. El aire acondicionado central emplea el mismo filtro que su sistema de calefacción.
  4. Aumenta la temperatura del termostato. Cuando estés en la vivienda, pon la temperatura unos grados más altos. Cuando salgas de casa, aumenta la temperatura. Enfriar la casa al volver tiene menos coste económico y energético que tener la vivienda fresca todo el tiempo. Así podrás ahorrar hasta un 10% en gastos de aire acondicionado.
  5. No dejes entrar el calor del sol. Cierra las persianas y cortinas en la parte más soleada de la vivienda. Esto te ayudará a mantener la casa fresca, logrando que el aire acondicionado emplee menos energía.
  6. Enfría sólo las habitaciones que estén en uso. Cierra las puertas de las habitaciones que no se usen para mantener frescas las zonas en las que más se necesita.
  7. Deja para la noche o las horas frescas las tareas que generan calor y humedad. Limita la utilización del lavavajillas, lavadora y secadora. No cocines en los días más calurosos. Así evitarás hacer trabajar más al aire acondicionado.
  8. Utiliza el horno de microondas en vez del horno estándar. Genera menos calor y humedad en la vivienda.
  9. Apaga los aparatos electrónicos que no se están usando, ya que producen calor. El exceso de calor necesita más energía para el aire acondicionado y aumenta los gastos de enfriamiento.
  10. Mantén libre las rejillas de la ventilación. Mantén los muebles y cortinas lejos de ellas. Esto ayudará a que el aire frío penetre en las habitaciones y prevenga que el aire acondicionado circule más de lo necesario.
  11. Reduce la acumulación de calor en el ático instalando una ventilación apropiada. Esto te ayudará a mantener la casa fresca también durante el verano.
  12. Mantén el aparato de aire acondicionado lejos del sol. Evita los lados sur y oeste de la vivienda. Colocar el equipo de aire bajo el sol hará que tarde más en enfriar la casa y consuma más.

T'HA AGRADAT AQUEST CONTINGUT? SUBSCRIU-TE AL NOSTRE NEWSLETTER

0 comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − 8 =