termostato wifi

Consejos para escoger el mejor termostato Wi-fi según tus necesidades

termostato wifi

Programar la calefacción, consultar el histórico de consumo y ahorrar dinero son las principales ventajas de instalar un termostato wi-fi en casa. Te explicamos cómo escoger el que mejor se adapte a tus necesidades.

 

¿Qué es un termostato wi-fi?

Un termostato wi-fi es un aparato que conectado a una fuente de calefacción o aire acondicionado, sirve para regular la temperatura de manera automática desde un dispositivo electrónico (Tablet, Smartphone…). Hace unos años, el termostato se regulaba desde el mismo aparato que se instalaba en algún punto del hogar, podía ser desde el comedor a la zona de la caldera. Con los termostatos wi-fi se puede hacer cómodamente desde cualquier parte del hogar e incluso desde fuera, en el caso de los que tienen un radio amplio de acción.


Ventajas y funciones de los termostatos wi-fi

Los termostatos wi-fi permiten el control de la temperatura a través de esta red o incluso, conectados directamente a internet.

 

  1. Encender y apagar la calefacción a distancia. Esto permite mantener el confort del hogar (se puede encender la calefacción 10 minutos antes de llegar a casa para que esté a buena temperatura, o hacer lo mismo en verano con el aire acondicionado).
  2. Programar la calefacción (que se encienda a una hora escogida).
  3. Consultar el consumo.
  4. Seguir algunos consejos para ahorrar en consumo.
  5. Algunos modelos te geolocalizan a través del móvil y ajustan la temperatura del hogar en función de si estás cerca o lejos.

 

Escoger el mejor termostato Wi-fi según tus necesidades

Con el paso de los años los termostatos se han convertido en un elemento más del hogar que permite caminar hacia el denominado modelo Smart home o casa inteligente. Por eso, cada vez cuentan con una mejor conectividad, mejores prestaciones y son más baratos. Te ayudamos a escoger el que mejor te conviene.

 

  1. Fíjate en tu sistema de calefacción, no todos los termostatos wi-fi sirven para todos los aparatos de calefacción.
  2. Si tu instalación de climatización te proporciona frío y calor (sistemas de geotermia o aire acondicionado con bomba de calor) tu termostato tiene que permitirte controlar los dos sistemas (frío y calor).
  3. Si tienes un sistema de calefacción por caldera, te interesa un termostato wi-fi que controle únicamente el calor (el frío no lo utilizarás y así también ahorras porque son más baratos).
  4. El diseño. Si piensas instalarlo en el rincón de la caldera puedes optar por los más sencillos en cuanto a diseño porque serán más baratos. Si en cambio, lo instalas en el salón, es probable que te importe algo más el aspecto exterior.

 

Nochevieja

Haz que la nochevieja sea inolvidable y eficiente

Nochevieja

 

Este no pretende ser el típico artículo que te explica la magia de la nochevieja. No podemos negar que es una noche especial: cenas con amigos y familia, las uvas, los buenos deseos por el nuevo año y también los propósitos, pero cada cual la vive de manera diferente. Te explicamos cómo crear una nochevieja inolvidable y eficiente con una decoración en la mesa llena de eficiencia energética pero también con mucha luz.



Velas en la mesa

Las velas dan un toque elegante y clásico a cualquier mesa. Es indiscutible que hacen que la velada resulte más cercana y agradable y aportan un toque de intimidad entre los comensales. Es una manera también de ahorrar energéticamente, ya que se pueden dejar encendidas algunas luces suaves y combinarlo con las velas de la mesa para crear un ambiente cálido.

Los más esotéricos dirán que los colores de las velas tienen su significado, aunque, esto no tenga ninguna base científica no podemos negar que es muy divertido jugar con la gama cromática y el significado que nosotros mismos le queramos dar:

 

  1. Rojas: Hacen referencia al amor, la fuerza, energía y pasión.
  2. Blancas: Pureza y brillo.
  3. Doradas: Para atraer la abundancia y la prosperidad económica.
  4. Verdes: Buena salud y bienestar.

Según la tradición las velas se tienen que dejar encendidas en el paso de un año al otro, así se quema todo lo malo para empezar únicamente con todo el que es bueno.

Guirnaldas lumínicas

Las guirnaldas no son únicamente un elemento decorativo del árbol de Navidad, también puede convertirse en un objeto para iluminar otras partes de la casa como la mesa principal. El truco está en colocar luces LED:

 

  1. Provocan menos gasto energético.
  2. No se calientan.
  3. Duran más tiempo.

Se puede optar por guirnaldas con bombillas muy pequeñas para no recargar la decoración de la mesa y que acabe convirtiéndose en otro árbol de Navidad. En nochevieja se tiene que apostar por la sofisticación y este pequeño toque de luz puede convertir la cena en una comida especial.


Antes de las 12, la TV apagada

Muchas veces no nos damos cuenta que son las personas que tenemos a nuestro alrededor las que hacen que una reunión se convierta en especial. Así que antes de las campanadas no es necesario tener encendida la televisión haciendo ruido de fondo. Seguramente todos estaremos más pendientes de las conversaciones que hay en la mesa y no tanto del televisor. Así que una buena manera de practicar el ahorro energético es tener apagado este electrodoméstico y encenderlo antes de las 12 campanadas para poder comer las uvas.

Cambios bruscos temperatura

Cómo afrontar los cambios bruscos de temperatura

Cambios bruscos temperatura

Con las primeras bajadas de temperatura hemos dejado prácticamente atrás el otoño y volvemos a los cambios bruscos de temperatura, también típicos del verano. Nos hemos acostumbrado a pasar del calor al frío y del frío al calor de forma casi instantánea. ¿Los “culpables”? Algunos sistemas de calefacción. Estos cambios pueden provocar enfermedades respiratorias y de otro tipo, por eso es importante tener en cuenta algunas premisas para poder evitar estas dolencias.

¿Por qué enfermamos con los cambios bruscos de temperatura?

Los mecanismos de defensa de nuestro aparato respiratorio reaccionan ante cambios de temperatura muy evidentes. Si pasamos de un ambiente frío, a uno muy caliente se acumula moco en las vías respiratorias porque dejan de funcionar como lo harían en un entorno a temperatura constante. Esto favorece las infecciones y el contagio por virus y bacterias.

Algunas de las enfermedades típicas que se desarrollan con facilidad con los cambios bruscos de temperatura son:

  1. Resfriados.
  2. Alergias.
  3. Gripes.
  4. Anginas.

Al margen de estas enfermedades relacionadas con el aparato respiratorio, diferentes publicaciones han probado la relación entre los cambios bruscos de temperatura y el aumento en el riesgo de sufrir un infarto de miocardio. El estudio más reciente es de la revista Science Daily que hizo público su artículo el 1 de marzo de este año (2018).


Cómo hacer frente a los cambios bruscos de temperatura

Es imprescindible regular la temperatura de la calefacción para evitar estos cambios bruscos, algo que podemos hacer en nuestro hogar, pero cuando se trata de lugares públicos es inevitable pasar del frío de la calle al calor extremo que hace en algunos restaurantes, centros comerciales y otros edificios públicos. Por eso se recomienda:

  1. Vestir ropa puedes ponerte y sacarte con mucha facilidad.
  2. Abrigarse el cuello con pañuelos.

Por otro lado, se recomienda beber mucho líquido para estar hidratado, llevar una dieta equilibrada, lavarse las manos con mucha frecuencia y ventilar la casa. Con todos estos consejos conseguiremos evitar en la medida de lo posible coger un buen resfriado con los cambios bruscos de temperatura.

 

reseco ambiente

Cómo evitar que la calefacción reseque el ambiente

reseco ambiente

 

Un sistema eficiente de calefacción es imprescindible en todos aquellos hogares que se encuentren en puntos geográficos con temperaturas ambientales muy bajas. Sobre todo, si se trata de viviendas unifamiliares, ya que por sus dimensiones se enfrían antes y es más difícil también calentarlas. Pero uno de los grandes problemas de las calefacciones tiene que ver con el hecho de que resecan el ambiente, por lo tanto, también las gargantas. Te explicamos cómo se puede evitar este fenómeno térmico.

 

¿Por qué la calefacción reseca el ambiente?

Algunos sistemas de calefacción condensan el aire del ambiente y esto hace que se elimine la humedad, algo que reseca todo el hogar o la habitación donde esté encendida la calefacción. Existen sistemas de calefacción que resecan más el ambiente que otros:

 

  1. La bomba de calor del aire acondicionado: Es el aparato que más reseca, ya que se remueve el aire interior, lo que levanta polvo, no regula la humedad y por lo tanto, reseca el ambiente.
  2. Radiadores. Transmiten alrededor de un 35% del calor por radiación y el resto, más de un 60% por convección, produciendo también una salida de aire poco saludable.

 

¿Cómo evitar que se reseque el ambiente?

Es primordial que la temperatura de nuestro sistema de calefacción escogido no sea de más de 20-21 grados durante el día y no más de 18 durante la noche. Una temperatura alta contribuye a los dolores de cabeza y también a un descenso de la humedad que provoca que el ambiente se reseque.

Po otro lado, si dispones de una bomba de calor tendrías que usar un sistema inverter, ya que el mismo equipo regula automáticamente la temperatura, lo que provoca que el aire se seque menos. Una manera también de ahorrar energéticamente.

En el supuesto de que tengas radiador o no dispongas de un aire acondicionado con un sistema inverter, la mejor recomendación es comprar un deshumidificador, un aparato que se usa para reducir y controlar la humedad en el ambiente. Aunque su uso es más popular durante el verano, cuando los porcentajes de humedad, sobre todo en las zonas costeras son muy altos, también sirve durante el invierno para regularla cuando el ambiente se reseca.

 

Calentar la casa

Consejos para calentar la casa este invierno

Calentar la casa

 

Llega la época de frío y es necesario tener la casa a punto para combatir las bajas temperaturas. Si vives en territorios con una climatología adversa y una gran humedad, seguramente ya tienes instalado en casa un sistema de calefacción para disfrutar siempre de temperaturas agradables. De todas formas, los consejos para calentar la casa nunca vienen mal, de este modo ahorrarás en tu factura energética ya que utilizarás la calefacción a menos potencia.

 

Decálogo de buenas prácticas para calentar la casa

 

  1. Ventilación. Imprescindible para renovar el aire interior, pero hay que tener cuidado con el horario en el que se hará y también con su duración. Los expertos recomiendan ventilar a primera hora de la mañana y no más de 10 minutos. Tiempo suficiente para renovar el aire, oxigenar la casa y que no se enfríe el hogar.
  2. Cerrar las puertas interiores. Cuando no estéis dentro de una habitación, lo mejor es dejar la puerta cerrada, así el calor se concentrará en el dormitorio o sala donde estéis. Además, el calor de esta zona no se perderá por el pasillo.
  3. Todo el mundo en la misma habitación. Si en casa sois más de una persona, lo mejor es que durante el tiempo que paséis en el hogar compartáis habitación y no os diversifiquéis por el resto de estancias.
  4. Aprovechar las horas de sol.Sube las persianas cuando el sol entre en tu casa. Dependiendo de la orientación es posible que el momento más luminoso del día sea a primera hora de la mañana, a mediodía o por la tarde. En cualquier caso, aprovéchalo para conseguir que los muebles absorban el calor del sol y lo guarden. Después baja de nuevo las persianas para no perder esta energía.
  5. Ventanas y puertas muy aisladas. Es imprescindible para evitar que entre el frío de la calle. Si no te puedes permitir renovar este mobiliario, utiliza cinta aislante para tapar las posibles grietas o escapes que tengas en tus ventanas.
  6. Colores oscuros. El color negro absorbe el 98% del calor, el gris un 90% y el verde oscuro hasta un 79%. Así que, si entra en tus planes decorativos, puedes aprovechar para instalar mobiliarios de colores oscuros, ya que harán que las habitaciones sean más acogedoras.
  7. Alfombras. Cómo ya hemos dicho en otros artículos, las alfombras ayudan a calentar los salones y las habitaciones de un hogar. No son aislantes, pero conservan la temperatura. Y siempre es mejor colocar una alfombra en un suelo de parqué o de moqueta que en uno de baldosas, los primeros materiales son conductores del calor.
  8. Cortinas térmicas. Traen un forro de material térmico que permite que el calor no se escape. Además, como son aislantes, no es necesario cambiarlas en verano.
  9. Aprovechar el calor que desprenden los electrodomésticos. El horno, la lavadora, el lavavajillas, la nevera, el televisor o el ordenador, todos los aparatos electrónicos desprenden calor que puedes aprovechar en invierno cerrando las puertas para que no se escape.
  10. Olvídate del minimalismo. Está comprobado que los hogares que tienen más objetos y mobiliario son más calientes que los que tienen las paredes desnudas y casi no tienen muebles.

 

Cómo aislar tu casa de las vibraciones

Cuando hablamos de aislamiento en los hogares, casi siempre nos centramos en los cierres de ventanas y puertas para que se mantenga una temperatura ambiental constante y no se pueda filtrar el frío, el calor o la humedad. Pero el aislamiento también es muy importante para evitar las vibraciones que provocan los ruidos externos.



Aislamiento doméstico para evitar las vibraciones

El tráfico, las obras, el transporte suburbano, los vecinos… No somos conscientes del nivel de contaminación acústica que recibimos cada día, algo que afecta a nuestra salud, y, por lo tanto, tendríamos que vigilar para intentar reducirla al máximo.

¿Qué tendríamos que hacer para reducir el ruido y mantener nuestra casa aislada de la contaminación acústica? Lo más recomendable son las reformas para insonorizar nuestra vivienda. El aislamiento total es difícil de conseguir y muy costoso, por eso se recomienda un nivel medio en el que solo se filtren los decibelios aconsejados. Según la legislación europea son 65, pero algunas normativas locales reducen la cifra hasta los 35 decibelios durante el día y 30 por la noche. Existen estudios que afirman que cuando se superan estas cifras el sistema nervioso y la salud se ven afectadas.

 

  • Insonorización de los muros exteriores. En el caso de las viviendas unifamiliares no hay problema, si vives en una comunidad de vecinos es una cuestión que se tendrá que acordar por mayoría entre todos. Los mejores aislantes son el hormigón, el cemento, y los ladrillos que sean como mínimo de un cm de grosor. Una opción más económica es aprovechar las cámaras de aire de las fachadas para rellenarlas de materiales como la lana de fibra de roca, espuma de poliuretano o viscoelástico, ya que son materiales no conductores del ruido.
  • Insonorizar las paredes interiores. Se trata, básicamente, de hacer lo mismo que con los muros, pero dentro de casa. Se puede hacer una doble pared o revestir las que tenemos con placas de pladur y algún material aislando entremedio.
  • Insonorizar el techo. Tenemos que llevar a cabo lo mismo que con los muros exteriores y las paredes interiores.
  • Ventanas insonorizadas. Tienen que ser de doble cristal o bien de doble ventana. Las dos opciones consiguen aislar del ruido.
  • Persianas y cortinas. Un tejido grueso puede absorber las vibraciones.
  • Suelos aislados. Una buena solución es instalar tarimas flotantes encima de las baldosas, ya que se crea una cámara de aire.

 

Bomba de calor

Cómo utilizar la bomba de calor de tu aire acondicionado

Los aparatos de aire acondicionado son ideales para cubrir las necesidades energéticas en espacios pequeños porque tienen la denominada función 2 en 1, sirven tanto para estar frescos en verano como para calentar la casa en invierno. Si no tienes espacio para instalar un sistema de calefacción, ¿sabías que puedes aprovechar la bomba de calor de tu aparato de aire acondicionado? Ahora que llega el frío es el mejor momento para ponerlo en práctica. 

 

Tips para utilizar la bomba de calor de tu aire acondicionado

 

No importa si tu aparato de aire acondicionado es muy antiguo, regulando la temperatura puedes conseguir que lance aire caliente, y calentar la habitación que desees. Eso sí, te recomendamos que hagas una revisión anual para comprobar que todo funciona correctamente y si estás pensando en renovar tu aparato, te recomendamos la tecnología Inverter:

  • Eficiente, así podrás ahorrar en gasto energético.
  • Enfría y calienta más rápidamente.
  • Temperatura constante.

 

En cuanto a la utilización de tu aire acondicionado durante el invierno, te proponemos toda una serie de consejos para aprovechar al máximo la bomba de calor:

 

  • La temperatura recomendada es de 22 grados. Cada grado de más supone un incremento del 7% en el consumo y por encima de esta cifra el ambiente se reseca. Utilizar la bomba de calor es muy fácil, funciona igual que con el aire frío, solo tienes que escoger la temperatura con la ayuda del mando a distancia.
  • Escoge la opción para que el aparato envíe el aire hacia el suelo y así evitar que se quede en el techo y no llegue a calentar la parte inferior (esto provoca que el suelo esté frío, tengamos esa sensación en los pies, etc.)
  • Si la casa se enfría durante la noche, puedes usar la opción sleepque mantendrá una temperatura constante y no pasarás frío mientras duermes.
  • Evita secar la ropa bajo el aire acondicionado, esto hará que aumente la humedad en la casa y se incrementa el consumo energético.

 

Al margen de hacer funcionar la bomba de calor de tu aire acondicionado, te explicamos cómo mantener la casa caliente durante las épocas de frío:

 

  • Cuando ventiles las habitaciones por la mañana, no lo hagas durante más de 10 minutos. Este es el tiempo suficiente para renovar el aire y que no se enfríe la casa.
  • Sube las ventanas a mediodía, esto hará que entre el calor. Después ciérralas para mantenerlo.

 

Si quieres optimizar el funcionamiento de tu bomba de calor, en este artículo encontrarás toda la información que te puede ayudar a mejorar su rendimiento.

calderas

Gas Natural o gasóleo: ¿Cuál es el mejor modelo de caldera?

calderas

Agua caliente y calefacción: Dos de los servicios imprescindibles en cualquier hogar. Por eso decidir qué tipo de sistema utilizaremos para conseguir una temperatura agradable en casa es una cuestión de máxima importancia. Antes de decidirte por la instalación de una caldera de gas natural, de gasóleo o un calentador tendrías que valorar todas las opciones con sus ventajas y desventajas para descubrir cuál es la opción más adecuada para ti.

Modelos de calderas

  • Caldera de gas natural. Sirve para la calefacción y el agua caliente. Su fuente de energía es el gas natural, que llega a prácticamente todos los hogares que se encuentran en núcleos poblacionales. Es una energía limpia, económica y permite que el agua caliente no se acabe a media ducha.
  • Caldera de gasóleo. También sirve para la calefacción y el agua caliente y funciona con este combustible. Es más caro que el gas natural, pero permite dar servicio a hogares grandes y aislados que no cuentan con el servicio anterior. Se tiene que comprobar habitualmente el nivel de gasóleo para evitar que se acabe en el momento menos oportuno.
  • Calentador. No se trata bien, bien, de una caldera, ya que únicamente sirven para calentar el agua. Se puede escoger entre los calentadores de gas natural, butano o propano.
  • Termo. Funcionan exclusivamente con electricidad y también sirven únicamente para el agua caliente. Son más caros porque dependen de la factura de la luz.

Calderas de gas natural

✅ Provocan un impacto medioambiental menos grave que las de gasóleo.

✅ El consumo de energía es más eficiente.

✅ El mantenimiento es más sencillo y tienen una vida útil más larga.

❌ El mantenimiento es más costoso que con el gasóleo.

❌ Se pagan unos costes fijos por el suministro de gas natural (el llamado “mínimo” que aparece en la factura hayas hecho consumo o no).

 

Calderas de gasóleo

 

✅ Calientan a gran velocidad.

✅ No hay costes fijos en la factura, se paga únicamente por cada compra.

✅ No es un suministro fijo, lo cual hace que sea necesario estar pendiente del consumo, de comprar los depósitos y almacenarlos para no quedarnos sin gasóleo.

❌ Es un combustible caro.

❌ El mantenimiento de una caldera de gasóleo es complicado, ya que necesita un par de limpiezas al año para funcionar correctamente. 

❌ La combustión del gasóleo es más contaminante que la del gas natural.

 

Si todavía tienes dudas sobre cuál es el tipo de caldera que mejor se adapta a tu situación o simplemente quieres contratar el mantenimiento, puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902 21 41 41 o envíanos tus datos desde aquí.

Excessos-estiu

Plan de recuperación tras los excesos del verano 

Excesos-verano

Sol, agua salada, dietas altas en carbohidratos y grasas saturadas, noches muy cortas y días muy largos… Estas son las características más habituales de unas vacaciones de verano, unos días de descanso que nos sirven para (des)aprender todas las rutinas que construimos a lo largo del año. Los expertos dicen que 21 días es el periodo necesario para convertir una actividad en una rutina firme. Así que necesitarás buena parte de este mes de septiembre para conseguir recuperarte de los excesos veraniegos.

Detectar los excesos del verano

 

Es importante hacer una comparativa entre las sensaciones con las que nos marchamos de vacaciones y con las que hemos vuelto.

 

Estado físico.

 

  • Peso. Es habitual aumentar de peso, ya que se realizan más comidas fuera de casa y son menos saludables. También se practica menos ejercicio; todo esto contribuye a incrementar los kilos.
  • Piel. Si el destino veraniego ha sido en una zona de sol y playa, aunque se haya utilizado protector solar, la piel se habrá visto afectada por los rayos ultravioletas. De hecho, el incremento de la melanina en el cuerpo (el bronceado) es una reacción de defensa de la piel para luchar contra los efectos del sol.
  • Cabello. Los baños en playas (sal) y piscinas (cloro) hará que el cabello se reseque y sea más rebelde y difícil de peinar. Cosa que facilitará su rotura y su caída.

 

Estado psíquico.

 

  • Energía. Después de las vacaciones, lo más habitual es encontrarse en un estado anímico con mucha energía y ganas de hacer cosas.
  • Descanso. En verano se duerme más de lo habitual, por lo tanto, el cuerpo está más descansado.
  • Felicidad. Si las vacaciones han sido productivas y bien aprovechadas, el sentimiento de felicidad es inevitable.

 

En cuanto a los “síntomas psíquicos” que nos dejan las vacaciones, podemos afirmar que son positivos, pero también pueden provocar un “efecto rebote”. A más felicidad y descanso, más probabilidades de caer en una depresión postvacacional.

 

Cómo hacer frente a los excesos del verano

 

Te damos toda una serie de consejos para conseguir recuperarte de la “resaca” de las vacaciones.

  1. Hidrata tu piel: bebe agua y aplícate cremas dermocosméticas.
  2. Practica ejercicio. Es vital para conseguir recuperar tu forma física.
  3. Come sano. Es muy importante que lleves una dieta saludable para conseguir aportar a tu cuerpo los nutrientes necesarios y perder las grasas que no necesita.
  4. Córtate el cabello. Es la manera más rápida y eficiente de recuperar la salud de tu cabello. Conseguirás revitalizarlo y puedes hidratarlo con mascarillas cosméticas específicas.
  5. Duerme 8 horas. Es necesario que no pierdas la energía y el buen descanso logrado durante el verano.

 

Cómo evitar la depresión postvacacional

En el artículo “Cómo evitar el estrés a la vuelta de las vacaciones” ya explicamos cómo evitar la depresión postvacacional, aún así te damos un par de tips rápidos para no perder el ánimo, ni el buen humor.

  1. Organización. Es básico para no llegar estresado los primeros días de trabajo. Organiza las comidas, la ropa que vestirás, el material que necesitas, etc.
  2. Priorización. Haz una lista de las tareas que tienes que cumplir y clasifica las más urgentes y prioritarias de las que no lo son.

 

Mejor-época-instalar-aire-acondicionad

El mejor momento para instalar un aire acondicionado, es ahora

Mejor-época-instalar-aire-acondicionad

Se acerca el otoño, los días no son tan largos y empiezan a bajar las temperaturas, ahora es el mejor momento para decidirse a instalar un aire acondicionado. De hecho, el otoño y la primavera son las épocas más aconsejables según los instaladores. Descubramos por qué tenemos que instalar un sistema de aire acondicionado justo antes o después de la temporada de calor.

¿Por qué ahora?

  1. La demanda de instalaciones de aparatos de aire acondicionado disminuye a medida que las temperaturas bajan y se hace menos necesario aplicar frío artificial para sobrevivir al bochorno veraniego. Esto significa que podremos comprar un aparato de aire acondicionado sin necesidad de esperar días e incluso semanas antes de que puedan venir a realizar la instalación.
  2. Mejores precios. Como la demanda baja también lo hacen los precios, es el momento indicado para hacerse con una instalación de aire acondicionado a precios muy razonables.
  3. Mejor atención personalizada. Todo tiene relación, cuanta menos gente solicita una instalación de aire acondicionado, los técnicos pueden dedicar más tiempo a atender nuestras dudas.

También es cierto que cada vez es más habitual que las empresas comercializadoras e instaladoras hagan ofertas muy interesantes en verano, aún así, la alta demanda puede hacer que tengas que esperar y no puedas disfrutar de una temperatura fresca en casa hasta muy entrado el verano. Además de las esperas para hacer la instalación, también es habitual que se acaben las existencias y la espera sea doble: Fabricación e instalación.

Recomendaciones de instalación de aire acondicionado

Hagas cuando hagas la compra, es importante que vendedor e instalador sean de la misma empresa para mejorar:

  • El servicio postventa.
  • La atención al cliente.
  • El servicio de reparación.

De este modo conseguiremos un precio mucho más competitivo que haciendo la compra del aparato por un lado y pagando la instalación por otro. Aun así, de este modo es posible asesorarse de la mejor manera posible sobre la potencia que necesitamos, el tipo de aparato y la mejor ubicación. Cosas a tener en cuenta para no encontrarnos con sorpresas a la hora de realizar la instalación.