Cabezales termostáticos electrónicos: cómo ayudan al ahorro en calefacción

cabezales termostaticos

Los  cabezales termostáticos electrónicos pueden conseguir ahorros de hasta el 35% en el consumo energético. Son de muy fácil instalación y no precisan de obra alguna. Te explicamos cómo funcionan.La calefacción consume de media entorno al 46,7% de la energía del hogar. Es la partida que más gasto genera en las famílias españolas. La media es de un 7% de consumo más por cada 1ºC que se aumenta. Por ello, se aconseja limitar el termostato de la caldera a 20-22ºC para evitar malgastar energía.

Sistemas de control individual

Hasta hace unos años sólo había que abrir o cerrair la válvula para controlar la temperatura de las habitaciones. Con la llegada de las válvulas termostizables, que facilitan regular el fluído de agua a los radiadores y regularlos de forma proporcional, se puede acoplar cabezales termostáticos, obligatorios en muchos sitios.

En España, el Reglamento de las Instalaciones Térmicas de los edificios (RITE), modificado en el 5 de abril del año 2013, obliga a colocar válvulas termostáticas en los radiadores localizados en la vivienda, menos en locales con aseos, cocinas, cuartos de baño, vestíbulos y pasillos. Los cabezales termostáticos hacen más fácil regular la temperatura de la sala mediante un sensor con líquido, que varía según la temperatura ambiente.

Cabezales electrónicos

Cabezales-termostaticos

El control de los distintos cabezales termostáticos se puede realizar de forma manual, pero hoy día tenemos la posibilidad de usar los cabezales electrónicos con radiofrecuencia. El sistema i€co, desarrollado por 4uControl, permite calentar de forma individual cada radiador durante el tiempo que haga falta, a la temperatura deseada y todo a través de Internet.

De esta manera se puede gestionar la temperatura del hogar con un acceso remoto. Así, sentado en el sofá o en la oficina, tan sólo con un ordenador, tablet o smartphone con conexión a Internet, se puede climatizar las zonas de la casa según el uso que le vayamos a dar, o el tiempo de la estancia.

Gracias a la aplicación i€CO para Mac y Windows, así como a la AppiECO para Apple y Android, se puede manejar de forma fácil y rápida nuestra calefacción desde el sitio que deseemos, mientras tengamos conexión a Internet. Con esto se puede ahorrar hasta el 35% sin que haga falta ninguna obra. El coste medio de la instalación ronda los 400€, una inversión que se puede amortizar en menos de 6 meses.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + quince =