Una mujer asegurándose de mantener la casa caliente

¿Cómo mantener la casa caliente?

Durante estos días de invierno, hay varias acciones que podemos hacer en nuestro día a día para mantener la casa caliente.

Durante el invierno, es habitual que las temperaturas bajen bruscamente. En ciertos momentos del día, los termómetros bajan y, si no tenemos la casa preparada, podemos pasar mucho frío. En nuestro día a día, podemos mantener la casa caliente mientras ahorramos en energía y dinero. Desde RoigSat, os presentamos varias recomendaciones para tener una temperatura adecuada en casa.

Aparte de seguir estos consejos, es imprescindible que mantengamos nuestra caldera en buen estado. En RoigSat contamos con los mejores profesionales en mantenimiento de calderas, de forma que puedas mantener la casa caliente en todo momento.

Ventilar es importante

Hay personas que intentan ventilar lo menos posible para no pasar frío. Aun así, es importante hacerlo para evitar problemas de condensación que nos generen impactos negativos en la salud.

Para evitar que entre mucho aire frío en nuestra casa y mantener la casa caliente, debemos ventilar la casa a primera hora de la mañana y no más de 10 minutos. De este modo, ventilaremos durante suficiente rato y nos aseguraremos de que cuidamos de nuestra salud.

Cierra puertas interiores

Si las habitaciones están vacías, siempre tenemos que cerrar las puertas. De este modo, el calor se concentra más fácilmente en nuestro hogar. Si todas las personas que convivimos nos ponemos en el comedor, el calor se concentrará en esta zona. De este modo, nos aseguraremos mantener la casa caliente.

Sube persianas en horas de sol

Para sacar provecho de las horas de sol, es importante subir las persianas para que los rayos solares entren en nuestra casa y calienten el ambiente. En función de cuál sea la orientación del hogar, el momento de más horas de sol será diferente y durará más o menos rato. Una vez haya oscurecido, deberemos bajar las persianas para no perder la energía que hemos conseguido durante este tiempo.

Aísla puertas y ventanas

Con tal de evitar que nos entre el frío de la calle, es imprescindible que invirtamos en aislar adecuadamente puertas y ventanas. En caso de que no nos lo podamos permitir, recomendamos utilizar cinta aislante para tapar las posibles grietas o fugas que tengamos.

¡No te desabrigues!

Una vez estamos dentro de casa, es normal que queramos ponernos ropa cómoda. Aun así, es importante que nos caliente para mantener nuestro cuerpo a una buena temperatura. Los pijamas gruesos son ideales para no pasar frío cuando estamos descansando o durmiendo.

Las batas, mantas o esteras también nos ayudan a mantener la casa caliente sin tener que subir la calefacción. De este modo, ahorraremos tanto en un sentido energético como económico.

¿TE HA GUSTADO ESTE CONTENIDO? SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER