limpiar el moho

Una manera fácil de limpiar el moho de tu aire acondicionado

limpiar el moho

 

El moho es el causante de muchas enfermedades. Si no tiene cuidado, puede provocar problemas respiratorios, infecciones y dificultades en el sistema inmunológico. Por este motivo, limpiar el moho de los aparatos de aire acondicionado es una prioridad para estar libres de la acción de estas bacterias en casa.

 

El moho crecer casi en casi cualquier sitio. Además, si entra en el sistema de calefacción o de aire acondicionado, lo siguiente es esparcirse por toda la casa. El moho provoca que la casa huela a humedad, incluso en los días soleados de verano. Por eso la importancia de limpiar el moho conscientemente de los sistemas de climatización del hogar y de las oficinas. Con esta simple acción, conseguiremos que en nuestro hogar que respire salud.

Pasos para limpiar el moho de los aparatos de climatización

A continuación, os dejamos con los pasos que debemos hacer a la hora de limpiar el moho de nuestros sistemas de climatización. Una manera fácil y sencilla de tener salud en casa.

 

  1. Primero de todo, levantar la tapa de la unidad para dejar expuestos los filtros. Quitar los filtros de la unidad. Si son desechables, solo hace falta cambiarlos por unos nuevos y cerrar la tapa. Si no son desechables, extraerlos para limpiar.
  2. Con un aspirador, limpiar el polvo y el moho de la superficie de los filtros. Sobretodo, no inhalar el polvo al limpiar los filtros porque tendrán esporas de moho. Utilizar máscaras para evitar inhalar estas esporas negativas para nuestro organismo.
  3. Llenar un baño con agua tibia y una cucharada de detergente suave. Colocar los filtros dentro del agua y asegurarte que queden completamente sumergidos. Dejar los filtros en remojo durante un rato para que el jabón haga su acción.
  4. Mientras los filtros están en remojo, aspirar el interior del aparato de climatización con un cepillo adjunto. Una vez acabes esta acción, coger un paño húmedo y limpiar los restos que hayan podido quedar. El paño húmedo evitará que se esparzan las esporas de moho que todavía queden dentro.
  5. Sacar los filtros del agua y enjuagarlos con agua fría. Debemos quitar todo resto de jabón que haya quedado. Una vez hecho, dejar que los filtros se sequen al aire.
  6. Pasado un rato, ya podrás colocar los filtros en el aparato. Encajar bien los filtros en su lugar y cerrar la tapa tal y como se encontraba al principio.

Cada cuándo limpiar los filtros

Se recomienda limpiar los filtros un par de veces al año. Normalmente suele coincidir con el cambio del modo frío al modo calor y viceversa, cada seis meses aproximadamente. Por otra parte, si en el momento de limpiarlos se aprecia que están rotos o muy deteriorados, se deben cambiar por uno nuevo. Es la única manera de preservar que el aparato funciona de forma óptima.

Advertencia

Por último, comentar que nunca se debe encender el aire acondicionado o la calefacción si el aparato no tiene filtros en el sistema. Podríamos llegar a estropear el funcionamiento del aparato.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 3 =