10 alimentos que no deberían ir a la nevera

alimentos no nevera

El refrigerador es una herramienta fundamental para almacenar alimentos. Pero hay alimentos que no deberían ir a la nevera. Incluso en contra de lo que se piensa habitualmente. La refrigeración hace que algunos productos pierdan su sabor o su textura cambie, o que se estropeen más rápidamente a causa de la condensación del refrigerador.

Si no conoces todavía qué alimentos no deberías meter en la nevera, en este artículo te los vamos a enseñar.

Cebollas: Si quieres conservar bien las cebollas, ponlas en un lugar fresco y seco, a temperatura ambiente. Las cebollas pueden coger bacterias si no reciben el trato adecuado. Estas bacterias aumentan considerablemente en el congelador. Este alimento nunca debe guardarse sin pelar si no es en un recipiente hermético y necesita exposición al aire para conservar su vida útil por más tiempo.

Tomates: Los tomates en el refrigerador pierden su textura y su sabor original. El Instituto Nacional de Investigación Agronómica señala que cuando el tomate se somete a una temperatura fría, pierde niveles de azúcar, ácido y volátiles. Deben conservarse a temperatura ambiente.

Patatas: Las patatas en el refrigerador se descomponen más fácilmente y pierden sabor. Las patatas se tienen que conservar, sin lavar, en un lugar ventilado, fresco y seco. La humedad genera brotes de hongos.

Café: Tiene que conservarse en lugar fresco y seco. Si se conserva en la nevera, pierde su sabor y su olor. Además, absorberá los olores de otros productos. Recomendamos guardarlo en un recipiente hermético, preferiblemente en un sitio oscuro.

Ajo:Se conserva mucho mejor a temperatura ambiente, en un lugar seco y fresco. En el refrigerador, perdería sus propiedades, se daña más fácilmente. Fuera de la nevera, puede durar meses.

Miel: La miel debe conservarse siempre tapada y a temperatura ambiente. La miel, si se guarda en la nevera, se cristaliza y se vuelve espesa muy rápidamente.

Aguacates: Conservar los aguacates en el refrigerador hará que retrase su maduración. Al comprar aguacates, si quieres que estén listos para consumir, te recomendamos que los dejes a temperatura ambiente.

Pan: Un error muy común del consumidor, ya que piensan que ahí se conserva mejor. El refrigerador, sin embargo, acelera la descomposición del pan, haciendo que envejezca más rápido y que desarrolle hongos.

Chocolate: El chocolate no requiere de refrigeración, a menos que estemos en un clima muy cálido. El chocolate conserva mejor el olor en espacios libres de humedad, a la temperatura ambiente. No obstante, tampoco el calor extremo es bueno.

Piñas: Retrasa su maduración y conserva su sabor. Si una piña se pone a baja temperatura, se anula las enzimas que les ayudan a madurar y pierden dulzura.

Cereales y pasta: Se conservan mucho mejor a temperatura ambiente. Las bajas temperaturas de la nevera hacen que pierdan sus propiedades, alteran el sabor y hacen que resulten desagradables al paladar.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + 14 =