ILuminación-LED-hogar

Alumbrado LED, así lucen los nuevos hogares

ILuminación-LED-hogar

 

Hace años que las bombillas LED llegaron al mercado, pero todavía son pocos los hogares que apuestan por su uso. Bien es cierto que un alumbrado LED es más caro que las tradicionales bombillas que se pueden encontrar en ferreterías y bazares, pero a la larga permiten un ahorro energético y económico muy importante. Su duración es más larga y su efectividad, garantías y prestaciones mucho más altas. Desde RoigSat te explicamos en qué consiste el alumbrado LED y por qué apostamos por él en los nuevos hogares y construcciones.

 

La nueva era de bombillas y alumbrado LED

Ya hace tiempo que los ayuntamientos han apostado por cambiar su alumbrado público y sustituirlo por luminaria LED, una inversión inicial alta pero que a la larga ayuda a recortar en gastos de mantenimiento. En el caso de las viviendas particulares depende de cada familia, ya que muchas veces siguen comprando las bombillas tradicionales como una forma de ahorro. La diferencia de precio todavía es notable. Otro caso es el de las viviendas de nueva construcción en las que por normativa e intereses comerciales ya incluyen alumbrado de estas características, ya que permite disponer de los certificados energéticos más favorables.

¿Qué es una bombilla LED? Usa Light-Emitting Diode en sus siglas en inglés, en realidad se puede traducir como Diodos Emisores de Luz y para conseguir la misma intensidad luminosa que las luces incandescentes o las fluorescentes se componen por agrupaciones de leds. Sus principales beneficios son:

  1. Ahorro energético.
  2. Arranque instantáneo.
  3. Resistencia a los encendidos y apagados continuos.
  4. Mayor vida útil.

Trucos para ahorrar en la factura de la luz

Además de usar alumbrado LED te recordamos otras pautas que puedes llevar a cabo para conseguir un ahorro energético en tu hogar:

  1. Usar luz natural siempre que sea posible.
  2. Pintar de colores claros paredes y techos.
  3. Evitar dejar encendidas las luces.
  4. Instalar detectores de movimiento para que las luces se enciendan y se apaguen solas automáticamente.
  5. Reducir la iluminación ornamental.

¿TE HA GUSTADO ESTE CONTENIDO? SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

0 comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cuatro =