termostato

La opción más eficiente: termostato digital o analógico

La tecnología siempre ayuda al ser humano a conseguir un mayor confort y una mejoría en su calidad de vida. La calefacción se ha convertido en una necesidad básica, pero es uno de los elementos que disparan el consumo eléctrico en los hogares y las empresas. Por eso es importante el uso del termostato para el control eficiente del sistema de climatización.

 

Mantener la calefacción fija todo el invierno no es eficiente. Las necesidades de calor cambian dependiendo de la temperatura exterior, el horario de uso o el número de personas que ocupen las estancias. A continuación, te explicamos qué tipo de termostato es más eficiente, digital o analógico.

¿Qué tipo de termostato es más eficiente: digital o analógico?

Termostato analógico

 

Los termostatos analógicos tienen una ruleta con la que se puede variar la temperatura a mano. Aunque su uso es muy extendido, a día de hoy, con el desarrollo de las tecnologías, tienen bastantes limitaciones.

 

La temperatura de confort recomendada no debe superar los 21ºC. A esta temperatura se maximiza la eficiencia de los sistemas de calefacción. Por cada grado menos, se consigue un 7% de ahorro en el consumo de la calefacción. Por eso, cuanto más preciso sea el termostato, más fácil será conseguir mayores valores de eficiencia energética. Incluso se puede llegar a ahorrar hasta un 30% en la factura de la calefacción. Pero es importante destacar que los termostatos analógicos no tienen una buena precisión y regular la temperatura de confort es muy restringida.

Termostato digital

 

En la actualidad, la mayoría de los termostatos son digitales. La ventaja es que muestran en la pantalla información más completa y tienen más funciones de control de temperatura. Además, suelen ser a la vez programables. El control será más preciso y el ahorro energético conseguido será mayor.

 

Estos termostatos utilizan las redes WiFi para conectarse a la caldera, de forma que le sacan un mejor partido a la misma. Además, como son programables, también aumentan el confort. La temperatura del hogar se puede regular para adaptarla a un horario programado, de manera que, al llegar a casa, ya se encuentre a la temperatura deseada. Y todo gracias a las aplicaciones que te puedes descargar en el móvil para el control de la calefacción en el hogar.

 

Con los avances tecnológicos, han aparecido nuevos modelos considerados termostatos inteligentes. Éstos incluyen detectores de presencia, geolocalización móvil o sensores de luz natural para aumentar aún más los valores de eficiencia.

 

Elijas digital o analógico, lo importante es no consumir de más. La eficiencia de tu sistema de climatización depende de ello, así que no dudes en plantearte la instalación de algún sistema de termostato digital. Tú y tu bolsillo te lo agradecerán.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 12 =