Cómo gastar menos dinero con el aire acondicionado II

gastar menos en aire acondicionado

Si pretendemos gastar menos dinero con el aire acondicionado, además de aparatos eficientemente energéticos, deberemos ser muy conscientes también de qué temperatura es la óptima.

Para gastar menos dinero con el uso del aire acondicionado te explicamos en el anterior artículo cómo identificar los modelos más eficientes. A continuación te presentamos unas recomendaciones que te ayudarán a combatir las temperaturas altas sin que al finalizar el verano te encuentres con una factura de la luz demasiado elevada.

Si fijamos una temperatura más baja en el termostato, no por eso se enfriará la habitación antes. Lo único que pasa así es que se consume más energía.

Existen distintas recomendaciones sobre la temperatura a la que hay que fijar los termostatos. Según el Ministerio de Industria, se aconseja poner el aire acondicionado a una temperatura de 24ºC, si bien la adaptación del cuerpo a las condiciones del verano y la ropa que llevemos permiten que la temperatura de 26º C sea ya suficiente para estar cómodos en el interior de la vivienda.

La diferencia más recomendable que tendría que haber con la temperatura exterior  y la interior no debería ser de 12ºC. Cada grado que queramos descender la temperatura, nuestro aparato de aire acondicionado estará consumiendo un 8% más de energía.

Más trucos para gastar menos dinero con el aire acondicionado

Aparte de seleccionar bien el modelo y programar correctamente el sistema de aire acondicionado, hay otras acciones cotidianas que nos ayudarán a refrigerar la casa con menos consumo eléctrico.

  1. Ventila la casa o habitación durante las horas en las que se registran temperaturas más bajas: por la mañana y por la noche.
  2. Vigilar la limpieza del aparato de aire acondicionado. Los filtros sucios hacen que la unidad consuma más energía para refrigerar la vivienda. Se recomienda hacer anualmente un mantenimiento del aire acondicionado.
  3. También se puede atajar el calentamiento del hogar mediante el aislamiento térmico, lo que garantiza menos consumo energético durante todo el año. A veces no hacen falta muchas reformas, quizás baste solo con colocar un toldo o cerrar las persianas y correr cortinas.
  4. Cuando el aire acondicionado esté activado, conviene cerrar puertas y ventanas. Evita el acceso de aire caliente a la casa y ahorrarás probablemente más del 30% del consumo.
  5. Seleccionar bien la pintura de la casa te permitirá también mejorar el aislamiento térmico. Los colores blancos contribuyen a mantener el aire fresco de las habitaciones

Siguiendo estos trucos utilizarás de forma eficiente tu aparato de aire acondicionado y podrás ahorrar más en la factura de la luz.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + diecinueve =