gas en casa

Precauciones a tener en cuenta con el gas en casa

gas en casa

El gas en casa es una fuente de energía que proporciona calefacción, agua caliente y permite cocinar. Es un servicio básico que mejora la calidad de vida de las personas. No obstante, si no se usa adecuadamente y bajo unos controles, podría llegar a ser peligroso para todas las personas cercanas. Por ello, hay que tomar una serie de precauciones para garantizar el buen funcionamiento. Los riesgos del gas en casa para las personas son:

  1. Es una sustancia inflamable
  2. Su inhalación es tóxica para el organismo

Consejos de mantenimiento

  1. Realizar un contrato de mantenimiento de la caldera con el servicio técnico o con un instalador autorizado. La normativa vigente obliga a una revisión cada dos años.
  2. Importante cuidar los aparatos e instalaciones de gas, así como mantener siempre una limpieza regular. Los conductos no deben usarse para colgar cuerdas, ropa u otros utensilios.
  3. Llamar al servicio técnico del aparato si se tiene la intención de modificar los conductos de salida al exterior. Si entre las obras se pretende acristalar una terraza o el tendedero, dejar abiertas al exterior las rejillas de ventilación.
  4. Si se detectan anomalías de funcionamiento, lo primer a hacer es avisar al servicio técnico del fabricante o a una empresa instaladora autorizada.
  5. Es recomendable cerrar la llave general de paso del gas en caso de ausencias prolongadas del domicilio como, por ejemplo, en vacaciones.

Uso del gas en la cocina

  1. Comprobar siempre el estado de la llama. Debe ser una llama estable, silenciosa y de color azul. En caso que no cumpla estas tres descripciones, es síntoma de algún problema. Además, si humo de la llama mancha la base de las ollas también es síntoma de una mala combustión.
  2. A la hora de cocinar, tener mucho cuidado con el derramamiento de líquidos y las corrientes de aire. Piensa que la llama se puede apagar dejando el quemador abierto y acumulando gas en la cocina, lo que es perjudicial para el organismo.
  3. Mantener los quemadores de la cocina a gas siempre limpios utilizando productos no abrasivos porque puedes perjudicar el metal del quemador. Si se acumulan residuos a su alrededor también es un factor que impide una buena combustión.

Si huele a gas en casa

  1. La primera cosa que debes hacer es no encender ningún aparato eléctrico, encender o apagar los interruptores de la luz, fumar o llamar por teléfono. La chispa eléctrica que se desprende de estos aparatos podría provocar una explosión dentro del recinto donde se percibe el olor.
  2. Abrir puertas y ventanas para ventilar la estancia.
  3. Segundo paso importante es cerrar los mandos del aparato y la llave general de paso de gas. Deben quedar perpendiculares con la tubería.
  4. Llamar al servicio de atención de urgencias.
  5. Hasta que un profesional no haya reparado la instalación, nunca abrir la llave de paso general de gas.

¿TE HA GUSTADO ESTE CONTENIDO? SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

0 comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =