colocar los radiadores

¿Cuál es el mejor sitio para colocar los radiadores?

colocar los radiadores

Los radiadores son emisores térmicos que consisten en un circuito de aluminio, hierro fundido o acero por donde circula el agua caliente. Estos sistemas de calefacción son muy efectivos, pero debemos tener en cuenta algunas precauciones:

  1. No se debe secar ropa encima o cubrir con tejidos
  2. Tampoco se aconseja pintar los radiadores porque la pintura dificulta la transmisión de calor y puede desprender olores
  3. Anualmente es importante purgar los radiadores para eliminar el aire y optimizar su funcionamiento

 

Una vez se han seguido todas estas recomendaciones, si lo que buscamos es la eficiencia de los radiadores, hay que tener muy en cuenta su ubicación dentro de la casa. Colocar los radiadores en los lugares óptimos y tener un mantenimiento adecuado a lo largo del año, va a permitir un ahorro energético y eficiencia óptima de los radiadores.

Dónde colocar los radiadores en casa

Aunque parezca algo del azar, la ubicación de los radiadores tiene su lógica. El principal objetivo a la hora de colocar los radiadores es conseguir el mayor rendimiento de energía posible. A continuación, los lugares más idóneos para su colocación:

Debajo de la ventana

Los radiadores calientan el aire de alrededor que pasa por sus aletas. Este proceso se llama convección. El aire se distribuye por la habitación una vez caliente, por lo que la rapidez con la que se distribuye por la estancia también es importante. Por eso, colocar los radiadores debajo de las ventanas ayuda a una redistribución del aire más rápida. El aire frío que llega por las ventanas se calienta al pasar por encima del radiador, creando una corriente de aire frío y caliente. El frío baja porque pesa más y el caliente sube. De hecho, un radiador colocado debajo de una ventana es un 30% más eficiente.

En paredes interiores

Otra ubicación, pero menos eficiente, son las paredes interiores de la casa. El calor que se transmite a la pared se redirige hacia otras habitaciones y no se pierde. Evitar, en la medida de lo posible, su colocación en paredes que den al exterior. Si no se puede reorganizar su colocación, existen medios para mejorar el rendimiento:

  1. instalar aislantes entre la pared y el radiador
  2. pintar la pared con pinturas aislantes térmicas
  3. colocar reflectantes de calor preparados para este fin.

 

En conclusión, la opción más eficiente es debajo de las ventanas. Eso sí, optar por unas ventanas con cristales dobles para mejorar el aislamiento. En el caso de no poderlo hacer, existen en el mercado diferentes medios para aislar la casa y mejorar el rendimiento de los radiadores.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Quieres comentar?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 11 =